Las pequeñas empresas hispanas son las más afectadas por la inflación, pero siguen creciendo a gran ritmo

Por Pachi Valencia
17 de Octubre de 2023 8:53 PM Actualizado: 23 de Octubre de 2023 1:41 PM

“La ‘Bidenomía’ está dando resultados para los hispanoamericanos”, escribió este fin de semana la vicepresidenta Kamala Harris en X. Durante la administración de Joe Biden, los negocios hispanos en Estados Unidos tuvieron la tasa de creación más rápida en más de una década–20% más rápida que los niveles pre-pandemia, señaló el posteo.

Desde que asumió la presidencia, Biden impulsó su visión económica, denominada ‘Bidenomía’, para hacer crecer la clase media de “abajo hacia arriba” y desde “la mitad hacia fuera”. Uno de los objetivos que la administración resaltó fue haber logrado la tasa de desempleo latino más baja.

A diciembre de 2020, el desempleo hispano fue del 9.3 %, el último mes completo a cargo del expresidente Donald Trump, según cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales. Para enero de 2021, mes en el que Biden tomó el cargo, la tasa cayó del 8.5 % al 4.9 % en agosto de 2023.

Javier Palomarez, fundador del Consejo Empresarial Hispano de Estados Unidos (USHBC) y expresidente de la Cámara Hispana de Estados Unidos, dijo que aunque la tasa de desempleo es bastante baja en la comunidad latina, lo más importante para los empresarios hispanos es el precio y costo de mantener su negocio en marcha, especialmente para las pequeñas empresas.

“En este momento, los hispanos están iniciando negocios a una tasa de tres a uno en comparación con el mercado general, así que la comunidad latina es increíblemente importante para el bienestar de la economía estadounidense, y creo que la Ley de Empleo e Inversión en Infraestructura de la administración Biden fue muy positiva para la comunidad empresarial hispana en los Estados Unidos y los aplaudimos por ello”, dijo Palomarez a The Epoch Times.

La ley, promulgada a fines de 2021, proporcionó cerca de USD 550,000 millones para construir y mantener carreteras, puentes, ferrocarriles, puertos y otra infraestructura tradicional en todo el país. La ley también contiene fondos para formas de infraestructura menos tradicionales, incluidas decenas de miles de millones de dólares para ampliar el acceso de banda ancha a las familias más pobres y rurales.

Palomarez dijo que esto benefició a las pequeñas empresas–las cuales generan el 68 % de los nuevos empleos en Estados Unidos–ya que las industrias que dependen de la infraestructura–como el transporte, el almacenamiento, la construcción, la agricultura e incluso la hotelería–emplean a trabajadores hispanos y también son rubros donde están los negocios hispanos. Sin embargo, el empresario dijo que hay dos áreas en donde la administración no está estableciendo una conexión con la comunidad latina: la inflación y la energía.

“Soy demócrata y voté por Joe Biden, pero si estuviera sentado frente a él le diría que hay que mirar el costo de la energía en este país. Esto por sí solo tiene un impacto enorme en todas las pequeñas empresas”, dijo Palomarez.

“Si los costos de la energía aumentan, es como un impuesto invisible para el pueblo estadounidense”, señaló. “A medida que los precios de la energía sigan aumentando, a las empresas les costará más mantener encendidas las luces, fabricar sus productos, cultivar, entregar o transportar el producto. Ahí es donde están nuestros negocios, ahí es donde trabaja nuestra gente. Y esas pequeñas empresas no tienen las reservas que tienen las grandes corporaciones, por lo tanto, esto conduce a aumentos de precios para nuestros clientes”.

El líder hispano pidió a la administración Biden una “política energética de sentido común”. “Todos queremos un medio ambiente limpio y disminuir nuestra huella de carbono, pero necesitamos una transformación energética estratégica y sostenible, una que incluya un aumento real de la producción nacional de petróleo y gas, mientras trabajamos por ese medio ambiente más limpio”.

“Esa es una de las cosas que pediríamos a la administración, que ayuden a nuestras empresas a mantener los costos, para que sigamos creando empleos, podamos seguir pagando impuestos, y podamos seguir impulsando la economía estadounidense, pero necesitamos ayuda. Y la principal forma en que pueden ayudarnos es aumentar la producción de petróleo y gas en Estados Unidos”, añadió.

Palomarez dijo que habla todos los días con dueños hispanos que no quieren reducir personal ni despedir a su gente, pero que muchos están en un lugar en el que, si las cosas no mejoran, tendrán que hacerlo.

“La mayoría está traspasando el costo al cliente, y afortunadamente los consumidores lo entienden, aceptan que todo está costando más, pero llegará un punto en el que los consumidores simplemente dejarán de consumir. Esta no es una situación ideal”, dijo.

Asimismo, dijo que las tasas de interés altas de la Reserva Federal, en un intento por mantener la inflación bajo control, también han jugado en contra de los empresarios hispanos. Sin embargo, señala que la comunidad empresarial hispana seguirá creciendo en contra de las proyecciones.

“Seguimos sorprendiendo a todos en Estados Unidos al seguir haciendo lo que mejor sabemos hacer, que es hacer crecer nuestros negocios, impulsar la economía estadounidense, pagar impuestos estadounidenses y crear más empleos americanos”, dijo.

El Departamento de Trabajo proyecta que los hispanos representarán el 78% de los nuevos empleos netos creados entre 2020 y 2030. Eso aumentará la cifra de trabajadores hispanos en la fuerza laboral de 10.7 millones en 1990 a 35.9 millones en 2030.

Siga a Pachi Valencia en Twitter: @PachiValencia


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.