Las personalidades citadas en escandaloso libro sobre Trump salen a desmentir a su autor

09 de Enero de 2018 Actualizado: 09 de Enero de 2018

El libro con el que Michael Wolff quiere escandalizar sobre el presidente Donald Trump y sus colaboradores más cercanos en la Casa Blanca, ha recibido una andanada de poderosas críticas y desmentidas de parte de las propias personalidades citadas por el autor.

Michael Wolff, columnista de USA Today, The Hollywood Reporter y la revista GQ, publicó un libro sobre la presidencia de Donald Trump el viernes 5 de enero.

Según Wolff, su libro se basa en “conversaciones que tuvieron lugar durante un período de dieciocho meses con el presidente y con la mayoría de los miembros de su personal ejecutivo-algunos de los cuales hablaron (hasta) una docenas de veces- y con muchas otras personas”.

Sin embargo, “El problema es que Wolff no es conocido por su periodismo exacto o ético”.

El propio Trump negó haberse reunido con él para hablar sobre el libro. En uno de sus tuits el presidente señaló que dio cero acceso a Wolff a la Casa Blanca.

Saagar Enjeti, corresponsal en la Casa Blanca de The Daily Caller, resume como negligente lo escrito en el libro:

“El retrato más impactante de la negligencia de Wolff al verificar los hechos básicos, se ve ya en los primeros capítulos del libro, donde escribe mal el nombre de un analista político de la CNN, identifica erróneamente la posición a la que fue nominado el secretario de comercio Wilbur Ross, y coloca en un restaurante a un reportero que(lo desmiente! Dice que nunca ha estado ahí’.

A Wolf lo persiguen sus antecedentes. Como en trabajos anteriores, la falta de corroboración parece haber conducido a la publicación de “datos inexistentes”, a la repetición de “rumores” y a la “ausencia de fuentes” que sostengan lo que narra.

“En algunos puntos recrea escenas completas con diálogos, sin identificar explícitamente sus fuentes”, señaló The New Yorker en una reseña del libro.

Uno de los personajes clave de su libro, la ex asistente de la Casa Blanca, Katie Walsh, ya negó los comentarios negativos sobre Trump que Wolff le atribuyó. Lo mismo hizo el amigo de Trump, Tom Barrack.

Una fuente en la que Wolff confiaba mucho, el ex estratega principal de la Casa Blanca de Trump, Steve Bannon, al negar parte de las afirmaciones que se le atribuyen en el libro, las llama  “noticias falsas totales y sacadas de contexto”, expresó en un tweet.

Tony Blair, el ex primer ministro del Reino Unido, dijo que la recreación de su diálogo con Jared Kushner (asesor presidencial y esposo de Ivanka Trump) era “un completo absurdo” y “simplemente falso”.

Según el libro, el periodista de The Washington Post, Mark Berman, estaba en el restaurante del hotel Four Seasons la mañana en que Ivanka Trump llegó para desayunar. “Nunca desayuné en el Four Seasons, en realidad nunca estuve allí”, tuiteó Berman. “Pero ahora me pregunto si puedo usar esto para ir a comer allí y pasar el gasto”, ironizó.

Por su parte, la secretaria de prensa de Trump, Sarah Huckabee Sanders, calificó el libro de ser una “completa fantasía y lleno de chismes sensacionalistas”.

“No voy a revisar cada página del libro, pero hay numerosos ejemplos de falsedades que tienen lugar en el libro”, dijo durante la rueda de prensa de la Casa Blanca este jueves.

Ella dio un ejemplo al decir que el libro afirma que Trump no sabía quién era el ex presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, lo que Sanders consideró “bastante ridículo”.

“Francamente, algunos de ustedes incluso han twitteado que el presidente no solo lo conoce, sino que también ha jugado golf con él y tuiteó sobre él”, dijo.

Sanders se refería a periodistas como Enjeti Saagar, corresponsal en la Casa Blanca de The Daily Caller, quien mencionó que Trump había tuiteado sobre el ex titular de la Cámara de Representantes, siete veces desde el 28 de julio de 2011 y en una ocasión, al hablar en la Universidad de Stanford, Boehner había dicho que Trump y él intercambiaban mensajes de texto y jugaban juntos al golf.

Wolff además, ubica la renuncia de Boehner cuatro años antes de cuando sucedió realmente.

Uno de los rumores a los que hace referencia el libro de Wolff, es la famosa cancelación de un encuentro con Mitch McConnell, el republicano líder de la mayoría en el Senado, porque Trump se quería cortar el pelo.

La corresponsal de The Washington Post en la Casa Blanca, Ashley Parker, destacó que muchos periodistas habían escuchado el reclamo, pero que nadie logró verificarlo y además, el jefe de gabinete de McConnell (Don Stewart) lo negó, publicó The Daily Caller.

Lo que está ocurriendo esta vez con las desmentidas, ya sucedió antes.

Después de lanzar su segundo libro, “Burn Rate” en 1998, 13 personas familiarizadas con el tema, incluidos siete de los personajes principales del libro, dijeron: “Wolff inventó o cambió las citas”, informó Brill’s Content.

El nuevo libro de Wolff, “Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump”, parece seguir el mismo patrón.

TE RECOMENDAMOS