Las personas con un propósito en la vida viven más y mejor, según estudio

Por Dr. Yuhong Dong
30 de Diciembre de 2022 5:19 PM Actualizado: 31 de Diciembre de 2022 9:56 AM

Los científicos han descubierto que encontrar un sentido positivo a la vida está estrechamente relacionado con la salud. Cuanto más sentido tiene la vida, más fuerte es el sistema inmunológico.

En 2003, la Dra. Julienne Bower dirigió un equipo de investigadores del Departamento de Psiquiatría y Ciencias Bioconductuales de la UCLA para llevar a cabo un estudio de intervención sobre la revelación del duelo en 43 mujeres que habían perdido recientemente a familiares cercanos, en su mayoría madres, a causa de un cáncer de mama. Sus conclusiones se publicaron en Anales de Medicina del Comportamiento. La mediana edad de los participantes fue de 42 años. El estudio duró cuatro semanas.

Sabemos que el duelo por la pérdida de un ser querido puede provocar la liberación de hormonas del estrés y disminuir las funciones inmunitarias y la capacidad del organismo para luchar contra los virus y el cáncer. Así pues, estas participantes corrían un alto riesgo de padecer cáncer de mama.

El estudio, que duró cuatro semanas, descubrió que la probabilidad de padecer cáncer de mama está relacionada con los pensamientos. Quienes empezaron a buscar activamente sus propósitos en la vida tenían unas funciones de las células Natural Killer (NK) más potentes, lo que conllevaba un menor riesgo de cáncer de mama.

Es decir, el tema filosófico del propósito en la vida tiene una relación directa con nuestras funciones inmunitarias de las células.

Las células asesinas naturales y el cáncer

En primer lugar, echemos un vistazo a las células NK. Son un tipo de célula inmunitaria, que constituye alrededor del 5 al 10 por ciento de los linfocitos de la sangre periférica. Una serie de receptores de superficie inhibidores (rojos) y activadores (verdes) permiten las funciones de las células NK. Los receptores inhibidores reconocen las células sanas y no activan las células NK.

Los receptores activadores reconocen tumores e infecciones virales. Luego, las células NK se activan y entran en contacto directo con las células enfermas, liberando perforina y perforando agujeros directamente en las células enfermas. Enzimas de granulocitos, que pueden descomponer componentes celulares, secretar factor de necrosis tumoral e inducir la apoptosis de las células tumorales, destruyendo así las células infectadas por virus y las células tumorales.

Reducción de la mortalidad y disminución de los eventos cardiovasculares

Buscar y pensar en el propósito de la vida no solo puede fortalecer las células inmunitarias, sino también influir en otras funciones corporales.

Un fuerte sentido de propósito en la vida se define como tener un propósito en la vida y ser responsable de las propias acciones. Los expertos en medicina psicosomática lo recomiendan como un factor importante para promover la salud mental y aumentar la propia resiliencia.

En 2015, Medicina Psicosomática publicó un metaestudio que investigaba la relación entre el propósito en la vida, la mortalidad y los eventos cardiovasculares. Se incluyeron en el análisis diez estudios prospectivos con un total de 136,265 participantes. Su edad promedio era de 67 años y el estudio duró 7.3 años. Durante este período de tiempo, hubo 14,518 muertes y 4316 eventos cardiovasculares.

El metaestudio muestra una reducción del 17 por ciento en el riesgo de eventos cardiovasculares y muertes por diversas causas en las personas que llevaban una vida más resuelta. Los resultados varían en función de factores como la edad y las enfermedades cardiovasculares de base.

El primer autor del estudio, Randy Cohen, de los hospitales Mt Sinai St Luke’s y Roosevelt y de la Facultad de Medicina Icahn de Mount Sinai, concluyó que “poseer un alto sentido de propósito en la vida se asocia con un menor riesgo de mortalidad por todas las causas y de eventos cardiovasculares”, y que alimentar y perfeccionar el sentido de la responsabilidad puede mejorar la salud cardiovascular y salvar la vida.

Todos deberíamos hacernos esta importante pregunta: ¿tenemos un propósito en la vida? Si no es así, deberíamos buscar un propósito importante en la vida para obtener una salud integral.

Cómo reducir la demencia en los ancianos

Un estudio publicado en 2019 General Psychiatry examinó a 951 personas mayores con una edad promedio de 80 años durante siete años, tiempo durante el cual 155 personas, o el 16,6 por ciento, contrajeron la enfermedad de Alzheimer.

El estudio mostró que las personas con un mayor sentido de propósito en la vida tienen un 51 por ciento menos de riesgo de enfermedad de Alzheimer en comparación con aquellas con un menor propósito en la vida. La relación se establece después de un ajuste basado en la edad, el sexo y el nivel educativo.

La línea roja muestra a los que puntuaron alto en objetivos vitales, y la verde a los que puntuaron bajo, lo que indica una clara diferencia en su probabilidad de contraer la enfermedad de Alzheimer. Esta asociación es independiente de los factores de riesgo y no se ve influida por otros factores de confusión como la depresión, el neuroticismo, el tamaño social y las enfermedades crónicas.

Además, las personas con objetivos de vida elevados tienen un riesgo reducido de desarrollar deterioro cognitivo leve (DCL) en un 29 por ciento, que es un precursor de la enfermedad de Alzheimer.

Reducción de la mortalidad en las personas mayores

Establecer un objetivo en la vida también puede beneficiar a otros aspectos de la salud. En un artículo publicado en 2009 en Medicina Psicosomática, se utilizaron datos de dos estudios longitudinales de seguimiento para evaluar a 1238 adultos mayores sin demencia durante un periodo de seguimiento de cinco años.

El análisis mostró que los que puntuaban alto en la evaluación del propósito en la vida tenían un 43 por ciento menos de riesgo de muerte que los que puntuaban bajo. Este resultado no incluía los efectos de la edad, el sexo, la educación o la raza.

Por qué un propósito positivo es bueno para la salud

¿Por qué tener un propósito positivo en la vida es bueno para la salud? Veamos tres aspectos.

En primer lugar, un aumento general de la inmunidad tiene un impacto positivo en la prevención de estados inflamatorios crónicos, cáncer y enfermedades autoinmunes.

Ya hemos descrito anteriormente que una mentalidad de felicidad autocumplida ayuda a mantener un buen estado antiviral, así como anticancerígeno y antiinflamatorio en el organismo.

La investigación descubrió que esta mentalidad eudaimónica (altruista, de autorrealización) contiene un elemento importante, que es el establecimiento de un objetivo de vida correcto.

El concepto de una visión eudaimónica de la felicidad incluye la búsqueda de objetivos vitales, la vida autónoma y el pensamiento positivo (vivir el momento presente), la bondad y el altruismo.

En segundo lugar, como se ha mencionado al principio de este artículo, las funciones de las células NK son más potentes en las mujeres con un propósito de vida más fuerte.

Las células NK están distribuidas en la sangre periférica, el bazo, el sistema linfático, los pulmones, la piel, el tejido adiposo subcutáneo, los riñones, el hígado y otros órganos para controlar y eliminar las células enfermas. Son los guardianes de la salud del organismo y las patrullas especiales de todo el cuerpo.

En tercer lugar, una investigación de 2014 en personas que abusan de las drogas y un estudio de 2018 en pacientes con lumbalgia descubrieron que con objetivos de vida claros, una persona es menos propensa a desarrollar depresión.

Las personas con un sentido de propósito en la vida tienden a estar orientadas a objetivos en sus actividades diarias, y esta mentalidad contribuye a la longevidad.

Las personas que tienen un mayor propósito en la vida utilizan con más frecuencia los servicios de atención sanitaria preventiva y son hospitalizadas con menos frecuencia. Las personas que valoran la vida prestan más atención a la prevención de los factores desencadenantes de la enfermedad, se preocupan más por la atención sanitaria y no hacen cosas ni actúan de forma que perjudiquen su salud. Naturalmente, esta visión del mundo conduce a resultados saludables.

Por ejemplo, se sabe que fumar provoca cáncer de pulmón. Pero, ¿por qué algunas personas siguen fumando? Puede deberse a la falta de sentido de la vida o a la incapacidad de controlarse a sí mismos.

Psicoanálisis existencial

El neurólogo y psiquiatra austriaco Viktor Emil Frankl (26 de marzo de 1905-2 de septiembre de 1997) fue un defensor del psicoanálisis existencial. Nació en el seno de una familia judía en Austria y fue superviviente del Holocausto.

El Dr. Frankl recibió doctorados honoris causa de 29 universidades de todo el mundo y publicó 39 libros. Su libro “El hombre en busca del sentido” ha vendido 9 millones de ejemplares.

Frankl fue encarcelado cuatro veces en campos de concentración nazis, pero sobrevivió. Durante su experiencia, descubrió que algunos de sus compañeros de prisión tenían más probabilidades de sobrevivir que otros.

Cree que “las personas que sienten que la vida no tiene sentido y que no hay propósito en ella suelen ser pesimistas y estar decepcionadas. Sin la creencia de que la vida tiene un propósito que le apoye, pronto perderá la confianza en vivir”.

Basándose en su propia experiencia, fundó la logoterapia (terapia del significado), que consiste en ayudar a los pacientes a comprender el sentido de la vida, cambiar su perspectiva vital, afrontar la realidad y vivir una vida positiva y optimista.

En griego, “logos” significa “significado”. La logoterapia hace hincapié en “el sentido de la existencia” y en la “búsqueda de ese sentido”.

La logoterapia es un enfoque psicoterapéutico que se centra en guiar a las personas para que encuentren y descubran el sentido de la vida, establezcan objetivos claros en la vida y afronten o dominen la vida con una actitud positiva. Se diferencia del psicoanálisis en que adopta una perspectiva más amplia y explora la vida en profundidad, y a través del diagnóstico de los problemas vitales, permite al cliente obtener un sentido de la vida.

La logoterapia considera que el ser humano es un ser tridimensional, una entidad física, mental y espiritual, y es de hecho una curación holística. Tiene tres creencias básicas interrelacionadas:

1. El libre albedrío: en el plano espiritual. La voluntad de algunas personas no es libre, como en el caso de los pacientes con psicosis.

2. La voluntad de buscar el sentido de la vida: es el fundamento de la responsabilidad en la vida, es activa y original.

3. El sentido de la vida, que varía de una persona a otra y de una época a otra. Hay que pensar para encontrarlo.

Cuando nos enfrentamos a dificultades, suele ser nuestra firme voluntad, que tiene su origen en el propósito de la vida, la que nos apoya y nos motiva.

Una vez estuve gravemente enfermo y me dieron el aviso de estado crítico, pero en aquel momento tenía la firme convicción de que tenía que vivir y de que había muchas cosas importantes que debía cumplir. Con una creencia tan simple, sobreviví.

Frankl describió su experiencia personal en el campo de concentración como una “vida miserable”. Se obligó a cambiar de tema. De repente, tuvo la visión de dar un discurso sobre la psicología de los campos de concentración.

Utilizó este método para superar la dureza del entorno. Consideraba todos los sufrimientos como historia, como si estuviera examinando la historia. De este modo, todos los sufrimientos se convirtieron en objeto de su investigación psicológica.

Por lo tanto, si uno puede fijarse una meta más ambiciosa en la vida, las dificultades que sufre y el sufrimiento que padece pueden convertirse en su experiencia de vida única y conducir a una mayor brillantez.

Acabamos de ver algunos ejemplos positivos, pero por supuesto también hay ejemplos negativos.

Durante la pandemia, se obligó a la gente a vacunarse, lo que en realidad priva a las personas de su libre albedrío. Desde la perspectiva de un tratamiento significativo, es perjudicial para la salud de las personas, por ejemplo suprimiendo la inmunidad y la función de las células NK. Los mandatos de vacunación solo pueden perjudicar la salud de las personas.

Además, las personas que viven en regímenes autoritarios no tienen libertad de pensamiento, poca libertad de voluntad, por lo que su voluntad de perseguir objetivos significativos es débil. Esto puede tener un impacto negativo en su salud.

Pensamientos y destino

Acabamos de compartir que establecer objetivos de vida positivos se asocia con una mejor salud, menor incidencia de la enfermedad de Alzheimer, mayor longevidad y menor incidencia de enfermedades cardiovasculares.

El pensamiento determina el comportamiento, el comportamiento determina el carácter y el carácter determina el destino. La cita favorita del Dr. Frankl del filósofo alemán Nietzsche es “Quien conoce el ‘por qué’ de la vida puede soportar casi ‘cualquier’ dolor”.

Busquemos el sentido de la vida con el corazón y la mente, y obtengamos el verdadero significado de la salud.

La espiritualidad o mentalidad no está lejos de nosotros, sino que tiene una implicación práctica en nuestra salud, bienestar y calidad de nuestra vida diaria.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.