Las profecías del fin del mundo: quién es el Mesías y cómo podremos sobrevivir

Por La Gran Época
23 de Abril de 2019 Actualizado: 21 de Agosto de 2019

Sabemos sobre las famosas profecías del apocalipsis y de la venida del Mesías o el Salvador por tradiciones orales y escritas de fuentes tan diversas como la Biblia, Nostradamus, las predicciones chinas, de los mayas o los indios Hopi, entre otras. Pero, alguna vez te has preguntado ¿cómo es que videntes, adivinos, pronosticadores y profetas, han dado advertencias apocalípticas tan similares para la humanidad desde culturas tan distantes en tiempo y distancia?

Y estas profecías no solo hablan de destrucción. Es sorprendente que todas ellas mencionan un gran cambio que sucedería después del fin de los días.

También anuncian la segunda venida de un gran ser misericordioso o Mesías, que desciende al mundo para salvar a la humanidad, antes que las grandes catástrofes y plagas se extiendan por la Tierra.

Entonces, ¿hemos llegado ya al fin de los tiempos que estas profecías predijeron? Si es así, ¿quién bajaría al mundo? ¿Podremos los seres humanos sobrevivir?

El fin del milenio

Cuando atravesamos el cambio de siglo, recordamos tanto la euforia como el miedo a que se cumplieran las profecías del fin del mundo. Incluso la tecnología entró en esta vorágine con el difundido ‘error del milenio’: el Y2K.

Pero sobrevivimos, ¡e incluso llegamos al 2012!, año que según el calendario maya marcaría el fin de la humanidad.

2012: profecías mayas

Como ya estamos en el año 2019, parece que la profecía del calendario maya no se refería al fin del mundo.

Pero otras interpretaciones del calendario, reconocido por su sorprendente exactitud, coinciden con las profecías de diversas religiones.

El calendario maya, reconocido por su exactitud cronológica, contiene 7 profecías que coinciden con otras de diferentes lugares y épocas. El Baktun está compuesto por 20 Katunes y es la 13ª parte de la Cuenta Larga que a la vez es la 5ª parte del Ciclo Maya completo. La imagen incluye las eras históricas hebrea y cristiana dentro de la pasada y última Cuenta del pasado Gran ciclo maya. (Crédito: OgreBot/ CC-BY-SA-4.0)
El calendario maya, reconocido por su exactitud cronológica, contiene 7 profecías que coinciden con otras de diferentes lugares y épocas. El baktun está compuesto por 20 katunes y es la 13ª parte de la cuenta larga que, a la vez, es la 5ª parte del ciclo maya completo. La imagen incluye las eras históricas hebrea y cristiana dentro de la pasada y última cuenta del pasado gran ciclo maya. (Crédito: OgreBot/ CC-BY-SA-4.0)

El sistema calendárico maya contiene registros astronómicos muy precisos y profecías, como la del año 2012.

Con gran exactitud, los mayas proyectaron el acontecimiento que ocurre una vez cada 26.000 años, cuando el Sol y la Tierra se alinean con el centro de la Vía Láctea.

Se interpreta como el fin e inicio de un nuevo ciclo y de una nueva humanidad, así como de la regeneración de la Tierra:

Nuestro mundo de odio y materialismo terminará el sábado 22 de diciembre del año 2012, ese día terminará la humanidad, la que tendrá que elegir entre desaparecer como especie pensante que amenaza con destruir el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con el universo
— Profecía Maya

Y esto no es todo. Para los mayas, descendientes de los sobrevivientes del último cataclismo, el sol era parte de un sistema cíclico mayor, por lo que estaríamos viviendo bajo el quinto sol, es decir, el sol que ha pasado por cinco ciclos solares.

Otra profecía maya menciona que los cambios del comportamiento humano o moralidad están relacionados con los cambios del planeta, y que dependen del camino que escojamos: hacia el bien y la espiritualidad, o hacia el odio y la destrucción.

La tercera y cuarta profecías mayas vaticinan un gran cambio climático. Una ola de calor provocará sequía, incendios, destrucción de la vegetación, hambruna, así como derretimiento del hielo polar.

En las predicciones mayas la destrucción humana llegaría con la de la naturaleza. (Crédito: Pixabay/Fotorech)
En las predicciones mayas la destrucción humana llegaría con la de la naturaleza. Imagen ilustrativa. (Crédito: Pixabay/Fotorech)

La quinta profecía menciona la caída de los sistemas que se fundan en el miedo, como lo serían las organizaciones políticas y religiosas. También indica que la gente se volvería más espiritual.

Y la siguiente profecía anuncia el choque de un cometa contra la Tierra. Pero el cometa marcaría un cambio de conciencia colectiva que podría estar ligado a la séptima profecía.

Lo malo será eliminado; lo bueno se conservará
— Profecía Maya

La profecía siete menciona que de 1992 a 2012 la humanidad pasaría por un período de purificación, durante el que la gente podría elegir voluntariamente cambiar espiritual y moralmente, como nunca antes.

El regreso a la espiritualidad, el cambio de conciencia permitiría atravesar la purificación y la conservación de la humanidad. (Crédito: Pixabay/LoveToTakePhotos)
El regreso a la espiritualidad, el cambio de conciencia permitiría atravesar la purificación y la conservación de la humanidad. Imagen ilustrativa. (Crédito: Pixabay/LoveToTakePhotos)

Entonces, si en el 2012 no sucedió el fin del mundo, ¿podría haber sido el inicio del fin de los tiempos? Si esto fuera así, ahora estaríamos siendo testigos y/o protagonistas del gran final.

Entonces, de las decisiones que cada uno tome ahora, dependería nuestro futuro personal y como humanidad.

Si elegimos la espiritualidad sobre el materialismo, podríamos avanzar hacia niveles más elevados de conciencia y evadir la destrucción pronosticada.

Y si esto está sucediendo ya, aún tendríamos tiempo para reflexionar y elegir el camino correcto, incluso si aún no lo hemos hecho.

Las profecías Hopi

Las profecías de los nativos Hopi, que ahora viven en Arizona, Estados Unidos, son las que proceden del pueblo que se autonombra Hopitu o “personas de paz”.

Ser Hopi es esforzarse por ser más espiritual bajo principios de moral y ética en la vida cotidiana.

Los Hopi profetizaron que “el año 2000 es el del tiempo cercano al cierre”, donde “todo sucede uno detrás de otro como dominós”, y que esto es “causado por la corrupción de las personas”.

¿Te sorprende la similitud con lo predicho por los mayas?

Una profecía Hopi ligada al surgimiento de una ley espiritual que purifica a la humanidad, dice que:

Después la vida cambia. Un lenguaje y una ley. Los de corazón oscuro serán eliminados y los de buen corazón que caminen con el Elegido, continuarán en este mundo
— Profecía Hopi

Aquí también hay semejanzas con la profecía maya. Pero la piedra con esta profecía Hopi ¡tiene más de 10.000 años! Y sus grabados muestran símbolos sorprendentes.

Las figuras de la piedra profética Hopi, con más de 10.000 años de antigüedad, muestran a un sol y una esvástica adentro, que representarían el origen del universo.

La esvástica ha sido un símbolo de espiritualidad y divinidad en muchas culturas de la antigüedad en diferentes latitudes.

Aunque Hitler lo usurpó en el siglo pasado, ocasionando su popular connotación negativa, numerosos vestigios arqueológicos la ubican como una constante del bien en obras religiosas y divinas.

La esvástica ha sido símbolo de espiritualidad y divinidad en muchas culturas de la antigüedad en diferentes latitudes. Estas imágenes muestran su representación en vestigios de la civilización griega antigua. (Crédito: Minghui.org)
La esvástica ha sido símbolo de espiritualidad y divinidad en muchas culturas de la antigüedad en diferentes partes del mundo. Estas imágenes muestran su representación en vestigios de la civilización griega antigua. (Crédito: Minghui.org)

La gran entidad creadora de vida crea al hombre y le ofrece una vida de paz si sigue el camino espiritual, como muestran los gráficos de la línea inferior en la piedra profética.

Esta entidad también le ofrece al hombre un camino superior de conocimiento y tecnología (formas de la línea superior), del que habría transitado tres etapas y estaríamos en la cuarta.

En esta etapa nos enfrentamos a una encrucijada, con dos opciones: seguir el camino espiritual que es como un vergel, o el zigzagueante de la tecnología. La “gran purificación” nos permitiría entrar en el nuevo mundo.

Las profecías de las religiones 

En el judaísmo se vaticinó que: “A medida que se acerca la era mesiánica, el mundo sufrirá grandes convulsiones, fluctuaciones económicas, rebelión social y depresión”.

¿Esto coincide con los sucesos turbulentos de nuestros días?

Desde estos vaticinios, el Mesías será reconocido y venerado en este tiempo, y el mundo no tendrá guerras ni hambre, en tanto que la gente sea más espiritual.

Para el cristianismo, conforme la humanidad se acerca al final, en el periodo de la Gran Tribulación, los cielos se oscurecerán, la vegetación desaparecerá quemada y plagas de langostas inundarán la tierra, ocasionando hambruna y guerra.

La Anunciación, del pintor El Greco, indica la llegada del Mesías Salvador al mundo. (Crédito: Wikimedia/CC-SA 4.0)
La Anunciación, del pintor El Greco, indica la llegada del Mesías Salvador al mundo. (Crédito: Wikimedia/CC-SA 4.0 Dominio público)

Un Señor de señores” se elevará desde el Este, el Mesías Salvador, dice el Libro de las Revelaciones, y los creyentes suben al cielo para unirse a Cristo.

En el taoismo se habla de la “ascensión al cielo a plena luz del día”, sucede cuando un taoísta se vuelve inmortal.

Para el budismo, el próximo buda Maitreya surge en la nueva era, precedida por la degeneración humana ocasionada por la codicia, lujuria, pobreza, violencia, ateísmo, depravación sexual, asesinatos y colapso social.

Todas estas profecías del fin de los tiempos comparten la visión decadente de la moral de la sociedad y del ambiente, así como la llegada de un ser superior o salvador para quienes elijan la senda de la espiritualidad y el bien.

La profecía de la “Tabla de Liu Bowen”, hallada en el año 1915, menciona al “gran iluminador”, a quien también llama “Fo Mile” que, según el profeta Liu Bowen, transmitirá “la escritura verdadera de las tres palabras”, a la que también llama “Fo Fa” o Ley Buda.

El profeta chino advirtió que quienes crean las tres palabras, quienes “den un giro de su corazón” –que puede interpretarse como arrepentirse, corregirse o mejorarse– serán inmunes a la catástrofe.

Voy al mundo humano para transmitir la escritura de las tres palabras, que hace que las leyes se conviertan en una. Utilizo esta Ley más alta para rectificar el cielo y la tierra
— Fo Mile

En escrituras del budismo mahayana se dice que las flores de Udumbara o “auspiciosa flor del cielo”, florecen en la tierra cada 3000 años, anunciando la llegada del Rey de la Rueda de Oro o buda Maitreya.

La mística flor de Udumbara brotó en una estatua de Buda en Corea del Sur en 2005. (Crédito: La Gran Época)

Esta flor mística brotó en un buda en Corea del Sur en 2005, y en un templo del Monte Meru.

Numerosos registros de flores de udumbara, que se han reportado en varios países, mencionan que estas diminutas flores viven mucho tiempo sin tierra o agua, floreciendo en lugares inusuales.

Otra escritura antigua dice que la estatua de buda llorará cuando Maitreya descienda a la tierra. En Taiwan, una estatua de la diosa Guanyin tiene una secreción bajo el ojo, como si estuviera llorando

Las udumbaras ¿estarían anunciando que ya llegó el buda Maitreya, el Santo Rey, el Mesías Salvador?

El Mesías o Salvador

Muchas profecías de las religiones de oriente y occidente comparten la bajada de un divino salvador de los seres humanos, bajo nombres como Maitreya, Mesías, Cristo.

Hay quienes creen que se trata de uno y el mismo ser. Fundan esta convicción en las similitudes del origen de las palabras que designan a este ser salvador.

Y tu ¿qué piensas sobre las profecías del fin del mundo?

***

Video recomendado

Esta señora alemana comparte en el siguiente video cómo alcanzó una vida feliz y armoniosa ayudando a los demás

TE RECOMENDAMOS