Le duelen las encías por morderse las uñas y la mamá con unas pinzas le saca 27 incrustadas

Por Jesús de León – La Gran Época
18 de Abril de 2019 Actualizado: 18 de Abril de 2019

Una madre preocupada porque su hijo se quejaba de dolores en las encías recurrió a solucionarlo por sí misma y agarró unas pinzas con las que descubrió y extrajo 27 uñas que tenía incrustadas en la boca.

El incidente se desencadenó cuando el hijo de Sara Guidry, Kale, comenzó a quejarse de un extraño dolor en las encías.

Preocupada la madre decidió revisarle la boca para ver qué le estaba causando la incomodidad. Entonces tomó una linterna y le pidió a su hijo que abriera la boca.

Encontró que en un área de su encía tenía una inflamación, lo cual a ella no resultó una sorpresa ya que siempre se quejaba de dolor en las encías, pero lo que si encontró chocante fue la causa del dolor.

Mientras examinaba las encías de su hijo, Sara encontró algo dentro.

Entonces agarró unas pinzas y tiró del material que veía estaba de más en la boca de su hijo, y cuando jaló, sorprendentemente sacó una uña. Luego sacó otro, y otras más.

En la foto la actriz Kristen Stewart muerde sus uñas en el Estadio Dodger, el 8 de noviembre de 2009, en Los Ángeles, California. Foto de Michael Buckner/Getty Images.

Aunque Sara sabía que su hijo se mordía las uñas, como la mayoría de los padres no dedicó mucho tiempo a pensar en ello. Aunque tampoco esperaba que un día pudieran acumularse dentro de la boca como para causarle una seria incomodidad.

Sara Guidry, ahora como madre preocupada, está enviando una advertencia a los padres sobre el peligro de dejar que sus hijos se muerdan las uñas.

Compartió su experiencia en Facebook: “Cojo una pinza y tiro. Parecía una uña. Continué sacando 4 más. Luego busco en su boca y encuentro otra área. Saqué alrededor de 27. ¡SÍ, 27!”, dijo, según Jumblejoy.

En total, Kale tenía 32 piezas de uñas en las encías. Es extraño que el niño tuviera tantas en su boca. Y la razón era extraña pero el dentista se lo explicó a la mamá y a su hijo.

“Descubrimos que Kale se muerde las uñas y juega con ellas en la boca”.

El resultado es que terminan incrustándose entre sus dientes de leche y los permanentes.

¡No dejes que tus hijos se muerdan las uñas!”, alertó Sara Guidry.

Onicofagia

La onicofagia es un hábito compulsivo que se manifiesta en que la persona que lo sufre se come las uñas. Comienza generalmente en la niñez por observación de otros realizando este hábito.

Con el tiempo este mal hábito puede provocar múltiples lesiones físicas tales como “problemas en los dientes, deformación de la cutícula, formación de verrugas, infecciones, afectación por hongos o bacterias, e incluso, la elevación de los bordes laterales del dedo”, de acuerdo con el sitio Psicoadapta.

Existen diferentes motivos por los que una persona adopta este hábito.

Algunas personas buscan calmar su ansiedad, nerviosismo o angustia.

También el que lo padece puede buscar reducir el estrés diario o afrontar momentos específicos como pueden, ser antes de un examen, o una entrevista de trabajo.

También puede aparecer en situaciones de cambios drásticos en la vida de una persona como divorcios, muertes, u otros.

En personas que padecen frustración, rabia, baja autoestima, timidez, tendencia a preocuparse, o que sean perfeccionistas, pueden llevarle a la padecer onicofagia.

**************************

A continuación:

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS