Le gustaba tomar sol sin protección pero una espinilla se transformó en cáncer y perdió parte de la nariz

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
20 de Junio de 2019 Actualizado: 20 de Junio de 2019

Laure Seguy, una residente de Toulouse, Francia, dijo que después de haber tomado Sol en exceso durante la mayor parte de su vida sin usar ninguna protección, desarrolló un cáncer en la piel.

Los médicos decidieron extirparlo y cortar toda la punta de la nariz, informó The Sun. Pese a que se la reconstruyeron su apariencia, nunca volvió a ser la misma y eso la hizo cambiar su interior y su modo de ver la vida.

Cuando se dio cuenta de no haber tomado precauciones, ya era demasiado tarde para lamentarse.

El cáncer de Laure apareció como un grano simple de color rosado en el extremo de su nariz que se negaba a desaparecer, tal como revelan las imágenes.

La pequeña marca persistió sangrando intermitentemente, formando costras que caían y se formaban nuevamente por meses.

En octubre de 2018 decidió visitar su médico quien le recetó cremas antibacterianas para descartar si era una infección.

“Cuando no hicieron nada, el médico me dijo que debería ver a un dermatólogo, así que llamé para hacer una cita. Me dijeron que el siguiente cupo gratuito no era hasta el mes de febrero siguiente y me preguntó cuál era el problema”, dijo Laure, según Fox News.

La mujer les explicó que su nariz sangraba de vez en cuando y había estado así durante cinco meses. “Recuerdo que escuché un espacio de silencio en el otro extremo de la línea antes de que el dermatólogo dijera: ‘Bien, tenemos una cita para usted en 15 dias’”.

“Fue entonces cuando supe que era realmente serio”.

Una biopsia en noviembre de 2018 confirmó que tenía un carcinoma de células basales, una forma de cáncer de piel no melanoma, de crecimiento lento. Es una condición menos peligrosa que el otro cáncer de piel que se propaga a otras partes con rapidez.

Ejemplo de un carcinoma de células basales. (Instituto Nacional de Salud. Gobierno de EE.UU,)

Para cumplir con sus compromisos, Laure esperó hasta mayo para extirpar sus células cancerosas. “Obviamente estaba un poco preocupada por dejarlas ahí tanto tiempo, pero los médicos dijeron que debido a que el crecimiento era muy lento, estaba bien esperar”, declaró, según Fox News.

Primero le cortaron 11 milímetros del extremo de la nariz, que incluían tanto las células cancerosas como las sanas a su alrededor.

Una semana después le cortaron un trozo de piel de la base del cabello y lo tiraron hacia abajo hasta atarlo a un agujero en su nariz para que reconstruyera la piel. Lo mantenían conectado a su flujo sanguíneo.

Laure dijo que al verse al espejo su cara le parecía “completamente extraña” por lo que decidió no abandonar la casa durante las siguientes semanas mientras la piel se adaptaba.

El 3 de junio en el Hospital Oncopole de Toulouse le eliminaron el colgajo que había estado alimentando el injerto de piel.

Ella comentó que su primera salida fuera de casa fue impactante. (Ver fotos)

“Me sentí realmente incómoda, ya que por primera vez en mi vida experimenté cómo era que la gente te mirara en la calle”, dijo según Fox. “Los extraños se me acercaban preguntándome si había estado en un accidente terrible, porque mi cara estaba tan destrozada. Parecía un boxeador que había sido golpeado en el ring”.

Laure comentó que su nueva nariz “es ciertamente mucho más redonda que la anterior y la textura y el color también son diferentes” y tendrá que acostumbrarse a ello.

“También tengo cicatrices y un bulto en la frente”.

Tras la operación la joven está buscando una nueva oportunidad. En lugar de exponer su piel en los ardientes veranos de Toulouse, en el sur de Francia, ahora evita la luz solar directa.

“Cuando era más joven nunca solía usar protector solar y estaba enamorada de la apariencia de tener una piel morena y bronceada, pero ahora tengo mucho cuidado de protegerme del sol y uso factor 50 y un sombrero”, dijo la joven.

Laure también está considerando un cambio de carrera para poder pasar más tiempo con el esposo y la hija. Ella daba clases de noche y entre todos estaban poco tiempo juntos.

“Se ha reafirmado el hecho de que la vida es corta”, declaró según The Sun.

“Así que ahora quiero cambiar de ruta y encontrar un trabajo que me permita ver a mis seres queridos, porque realmente eso es todo lo que importa”.

***

Descubra

El régimen comunista en China los mata como animales ¿Qué podemos hacer?

TE RECOMENDAMOS