Legisladores bipartidistas dan la voz de alarma sobre el “arma mágica” de China

"Nuestro memorándum bipartidista sobre el trabajo en frente unido ayudará al pueblo estadounidense a reconocer y resistir la influencia maligna del PCCh"

Por Frank Fang
28 de Noviembre de 2023 4:21 PM Actualizado: 28 de Noviembre de 2023 4:21 PM

Los máximos responsables republicano y demócrata de un comité del Congreso sobre China instan a los estadounidenses a estar alerta ante las operaciones de influencia del Partido Comunista Chino (PCCh) conocidas como “trabajo de frente unido”, un sistema del que Estados Unidos “no tiene análogos directos” y sus amenazas son “poco conocidas”.

El 27 de noviembre, el congresista Mike Gallagher ( R-Wis.) y el congresista Raja Krishnamoorthi (D-Ill.), presidente y miembro de mayor rango del Comité Selecto de la Cámara de Representantes sobre el PCCh, publicaron un memorándum titulado “Frente unido 101”, explicando cómo cada líder del PCCh desde Mao Zedong hasta Xi Jinping ha valorado el sistema para lograr los objetivos del partido.

“A través de su estrategia de trabajo de frente unido, que Xi Jinping ha llamado un ‘arma mágica’, el Partido Comunista Chino utiliza todas las herramientas a su disposición, ya sean legales o ilícitas, para influir en el pueblo estadounidense e interferir en las sociedades democráticas”, dijo Gallagher en un comunicado.

“Nuestro memorándum bipartidista sobre el trabajo en el frente unido ayudará al pueblo estadounidense a reconocer y resistir la influencia maligna del PCCh”.

El memorando comienza definiendo el trabajo de frente unido de China, diciendo que es “una mezcla única de compromiso, actividades de influencia y operaciones de inteligencia que el Partido Comunista Chino (PCCh) utiliza para dar forma a su entorno político, incluyendo influir en la política de otros países hacia la RPC y obtener acceso a tecnología extranjera avanzada”.

La agencia central del PCCh que encabeza el trabajo del frente unido se llama Departamento de Trabajo del Frente Unido (UFWD). Según el memorando, Xi “elevó la estatura del trabajo del frente unido” tras asumir el poder en 2012. Tres años más tarde, el líder del PCCh estableció su propio “pequeño grupo líder” para coordinar el esfuerzo “en el más alto escalón de poder del partido.”

“El trabajo del frente unido daña los intereses de Estados Unidos a través de la transferencia legal e ilegal de tecnología, la vigilancia de las comunidades de la diáspora china, la promoción de narrativas favorables sobre la RPC a través de voces ostensiblemente independientes, y la neutralización o el acoso de los críticos del PCCh”, dice el memorando, en referencia al nombre oficial de China, la República Popular China.

Y añade: “Estados Unidos no tiene un análogo directo, y el Gobierno estadounidense ha luchado para contrarrestar el trabajo de los frentes unidos con herramientas tradicionales de contrainteligencia, aplicación de la ley y diplomáticas”.

Un caso penal estadounidense relacionado con el UFWD tuvo lugar en 2015, cuando Yang Chunlai, un antiguo ingeniero de la empresa de mercados globales CME group, con sede en Chicago, fue condenado a cuatro años de libertad condicional por robar secretos comerciales.

En mayo, Liang Litang, ciudadano estadounidense residente en el barrio de Brighton, en Boston, fue detenido por actuar como agente ilegal del régimen chino. Presuntamente proporcionó a China una “lista negra” de disidentes prodemocráticos radicados en Estados Unidos entre 2018 y 2012.

Según el Departamento de Justicia, Liang supuestamente proporcionó la información a funcionarios chinos que trabajaban para el Ministerio de Seguridad Pública de China y el UFWD.

El representante Raja Krishnamoorthi (D-Ill.) habla durante una conferencia de prensa en la que presenta los resultados de la investigación del Comité Selecto sobre el Partido Comunista Chino (PCCh) sobre el laboratorio biológico descubierto en Reedley, California, en Washington, el 15 de noviembre de 2023. (Madalina Vasiliu/The Epoch Times)

Cooptar e influir en los demás

Fuera de China, las agencias y organizaciones de trabajo del frente unido del régimen chino han cooptado a grupos cívicos, como la Asociación America ChangLe, según el memorando. La asociación, una organización que afirma servir a personas de la provincia de Fujian, en el sureste de China, albergaba una “comisaría” secreta china en la ciudad de Nueva York antes de que el FBI detuviera a dos de sus miembros en abril.

“Las redes construidas por la UFWD suelen ser consideradas como terreno de operaciones privilegiado por las agencias de inteligencia de la RPC, que tratan de recurrir a los miembros de las organizaciones de frente unido para apoyar operaciones de espionaje e influencia, como se ha visto en las recientes detenciones del FBI relacionadas con la comisaría de policía china en Nueva York”, dice el memorando.

Otra organización controlada por la UFWD es la Asociación Nacional para la Reunificación Pacífica de China (NACPU), con sede en Washington, dice el memorando. En octubre de 2020, el Departamento de Estado designó NACPU como una misión extranjera, diciendo que fue utilizado por el UFWD para “avanzar en la propaganda de la RPC y la influencia maligna.”

Dentro de China, cada ministerio del Estado chino “tiene algún elemento que se centra en el trabajo de frente unido y sus operaciones de influencia asociadas”, dice el memorando, antes de agregar que hay grupos de frente unido dentro de algunas compañías extranjeras que operan en el país.

“El PCCh también dirige cada vez más el trabajo de influencia del frente unido a empresas privadas extranjeras que operan en China, algunas de las cuales han establecido sus propias organizaciones del Frente Unido”, dice el memorando. “Los grupos de frente unido de empresas extranjeras mantienen un estrecho contacto con subordinados locales del UFWD y han presionado a gobiernos extranjeros como el de Australia para que apoyen la Iniciativa de la Franja y la Ruta de Beijing”.

La Iniciativa china de la Franja y la Ruta (BRI, también conocida como “Un Cinturón, Una Ruta”) es la política exterior emblemática de Xi para aumentar la influencia geopolítica de Beijing mediante la financiación de proyectos de infraestructura en las naciones participantes. En 2015, la UFWD emitió una directiva en la que pedía a todas sus agencias y organizaciones que promovieran y facilitaran los proyectos de la BRI. El objetivo de la directiva era atraer más apoyo internacional, ya que los críticos han criticado a Pekín por imponer a los países participantes obligaciones de deuda insostenibles.

Actualmente, Wang Huning, uno de los siete miembros del Comité Permanente del Politburó -el máximo órgano decisorio del PCCh- supervisa la política del Frente Unido. El memorándum hace referencia al libro de Wang de 1991, “América contra América”, que “critica el conflicto interno que encontró en el corazón de la sociedad estadounidense”.

El memorando identifica 12 grupos primarios que el PCCh tiene como objetivo a través de su trabajo de frente unido. Los grupos incluyen individuos sin afiliación al partido, intelectuales no pertenecientes al PCCh, minorías étnicas, empresas privadas, profesionales urbanos, chinos étnicos de ultramar y ciudadanos de Hong Kong, Macao y Taiwán.

“Una vez que esos grupos e individuos se incorporan al sistema de frente unido, pueden ser utilizados para cooptar e influir en otros”, concluye el memorando.

Krisnamoorthi dijo en una declaración que el sistema de frente unido de China es “importante, pero poco comprendido”.

“Este memorando de referencia proporciona información sobre las actividades de los frentes unidos y puede ser una guía potencialmente útil para abordarlas y contrarrestarlas”, afirmó Krisnamoorthi.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.