Legisladores bipartidistas piden a Administración Biden aranceles más estrictos para los drones chinos

Por Aaron Pan
23 de Marzo de 2024 4:30 PM Actualizado: 23 de Marzo de 2024 4:30 PM

Un grupo de legisladores bipartidistas pidieron al gobierno de Biden que tome medidas rápidas contra los drones de fabricación china para proteger el mercado nacional de drones.

En una carta del 19 de marzo y dirigida a la secretaria de Comercio, Gina Raimondo, al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y a la representante de Comercio de Estados Unidos, Katherine Tai, los legisladores expresaron su preocupación por las acciones comerciales desleales del régimen chino que permiten a los fabricantes chinos de drones dominar el mercado estadounidense de vehículos aéreos no tripulados (UAV), además de suponer amenazas para la seguridad nacional.

“Los vehículos aéreos no tripulados subvencionados por la RPC amenazan la seguridad nacional de Estados Unidos al socavar el crecimiento de la industria nacional estadounidense de vehículos aéreos no tripulados, necesaria para producir los sistemas aéreos, de superficie y submarinos no tripulados que son fundamentales para nuestra defensa nacional”, afirmaron, refiriéndose al nombre oficial del régimen chino.

El grupo, dirigido por el representante Mike Gallagher (R-Wis.), que preside el Comité Selecto de la Cámara de Representantes sobre el Partido Comunista Chino (PCCh), pidió al Departamento de Comercio que investigara el impacto de la importación de aviones no tripulados de China, incluidos los que pasan por terceros países, en los fabricantes estadounidenses de aviones no tripulados. Los legisladores sugieren que el arancel actual del 25% es inadecuado para proteger a los fabricantes nacionales de drones y proponen un aumento sustancial de los aranceles para estos productos a fin de salvaguardar esta industria crucial.

Según un informe de la Association for Uncrewed Vehicle Systems International, “China ha utilizado su posición monopolística para inundar Estados Unidos de drones subvencionados, distorsionando el mercado en favor de los drones chinos, sofocando la competencia e inhibiendo la entrada de nuevos competidores”.

Como resultado, la industria estadounidense de fabricación de drones se ha visto muy afectada por el dumping chino de drones, perdiendo casi toda la cuota de mercado de esta industria crucial en favor de China. Según el informe, los drones chinos representan más del 90% del mercado de consumo estadounidense y el 92% del mercado de primera intervención.

Los legisladores alertaron que, mientras las exportaciones chinas de drones a Estados Unidos disminuían debido a un arancel del 25 por ciento, las exportaciones de drones de Malasia a Estados Unidos aumentaron significativamente. Según la carta, la cifra pasó de casi cero en años anteriores a 242,000 unidades en 2022 y a 565,000 drones en los 11 primeros meses de 2023. El Sr. Gallagher, citando el significativo aumento de las exportaciones estadounidenses de drones de Malasia, alegó que los fabricantes chinos de drones podrían aprovecharse de Malasia para eludir la legislación estadounidense mediante el transbordo.

En la carta, el grupo advertía que el ejército chino podría utilizar los datos de los drones chinos utilizados por diversas agencias policiales y federales estadounidenses para atacar infraestructuras críticas de Estados Unidos.

En enero, el FBI y la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de las Infraestructuras (CISA, por sus siglas en inglés) advirtieron a los propietarios y operadores estadounidenses de sectores de infraestructuras críticas que no utilizaran sistemas aéreos no tripulados (UAS) de fabricación china debido a los riesgos de seguridad.

Los legisladores también instaron al Departamento de Seguridad Nacional a investigar a los fabricantes chinos de drones para determinar si estas empresas utilizan a terceros países para eludir los aranceles estadounidenses.

Bajo escrutinio

Los drones de fabricación china han sido objeto de escrutinio por parte de los legisladores de Washington, así como de la administración. Se han introducido una serie de leyes y medidas dirigidas a estos drones.

En 2019, el Congreso prohibió al Pentágono comprar o utilizar drones y componentes fabricados en China.

En octubre de 2020, el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ, por sus siglas en inglés) prohibió utilizar sus fondos para comprar drones chinos, ya que estos aparatos están “sujetos o son vulnerables a la dirección extrajudicial de un gobierno extranjero”.

El 20 de marzo, el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes también avanzó la Ley para Contrarrestar los Drones Chinos y la Ley de Transparencia de las Comunicaciones de Adversarios Extranjeros (FACT) para prohibir que las tecnologías de DJI operen en las infraestructuras de comunicación y telecomunicaciones de Estados Unidos. El Sr. Gallagher y la representante Elise Stefanik (R-N.Y.) presentaron estos proyectos de ley.

En noviembre de 2023, un grupo bipartidista de legisladores estadounidenses pidió al gobierno de Biden que investigara y sancionara potencialmente a otro fabricante chino de drones, Autel Robotics.

Según un informe militar sobre China de 2023 elaborado por el Pentágono, entre marzo de 2022 y 2023, las empresas chinas exportaron a Rusia drones y componentes de drones por valor de más de 12 millones de dólares. Las fuerzas rusas utilizan estos drones de fabricación china para “misiones de selección, vigilancia y ataque en Ucrania”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.