Legisladores de Florida piden a Blinken nombrar a un representante especial para Venezuela

Por Débora Alatriste
02 de Marzo de 2021
Actualizado: 02 de Marzo de 2021

Un grupo bipartidista de congresistas de Florida enviaron una carta este martes al secretario de Estado pidiendo que aborde la crisis de Venezuela y nombre a un representante especial para el país.

El grupo, encabezado por Michael Waltz (R-Fl.), junto con otros once miembros de la delegación del Congreso de Florida señaló en una carta a Antony Blinken el impacto que tiene para el estado las crisis humanitaria y política de Venezuela, ya que cerca de seis millones de venezolanos han huido de su país en los últimos años y llegado al Estado del Sol.

“La economía o la cultura de ningún estado se beneficia más de los estrechos lazos de Estados Unidos con nuestros amigos y vecinos del hemisferio occidental que la de Florida, lo cual le ha valido la distinción de ser la ‘Puerta de América Latina'”.

“Por lo tanto, a la luz del deterioro de la situación humanitaria, política y de seguridad en Venezuela, le escribimos con respecto a la vacante del Representante Especial para Venezuela y le solicitamos respetuosamente que designe rápidamente a un candidato calificado para el cargo”, continúa la carta.

“Creemos que este enviado especial es necesario para ayudar al pueblo venezolano, y al gobierno del presidente interino Juan Guaidó, a regresar a su país a la democracia y la prosperidad”, agregaron los congresistas.

Por lo que instan a Anthony Blinken a que nombre a un encargado “para promover los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos, la estabilidad regional y la democracia en América Latina”.

El secretario de Estado ya ha nombrado enviados para Irán y Yemen, pero no se sabe si reemplazará a Elliott Abrams, quien ha ocupado el cargo desde 2019.

Los congresistas señalaron que quien ocupe el cargo debe de asegurarse que Estados Unidos trabaje con aliados que se “dediquen a promover una transición democrática en Venezuela”.

Entre los republicanos firmantes están Mario Diaz-Balart, Bill Posey, Gus Bilirakis, Byron Donalds, Brian Mast, Carlos A. Gimenez, María Elvira Salazar, Neal Patrick Dunn y Scott Franklin. A ellos se le sumó la demócrata Stephanie Murphy.

Asimismo los representantes señalaron que Nicolás Maduro es “un dictador ilegítimo y corrupto que maltrata a su pueblo, socava los intereses y valores estadounidenses y fomenta las relaciones con nuestros adversarios, entre ellos China, Cuba, Irán y Rusia”.

Y destacaron que la política exterior de Estados Unidos debe de responsabilizar a los dictadores de los abusos de los derechos humanos y “de las graves amenazas que suponen para la seguridad regional”.

“Tenemos que enviar una señal de que vamos a seguir respaldando al gobierno legítimo que representa Guaidó”, dijo Waltz en una entrevista a Bloomberg sobre la carta a Blinken. “Ahora tenemos una brecha y eso me incomoda dadas todas las circunstancias”.

La nueva administración ha dicho que su estrategia para abordar la crisis en Venezuela es buscar que el régimen de Maduro y la oposición venezolana se sienten a “negociar una salida”. Sin embargo, el subsecretario de Estado Adjunto, Jon E. Piechowski, dijo: “Vemos que [las sanciones] siguen siendo vigentes y aplicables para algunos oficiales que socavan la democracia y los derechos humanos en Venezuela”, dijo en una llamada telefónica el 23 de febrero.

Asimismo, otro funcionario de la Casa Blanca dijo a Reuters que el gobierno no piensa levantar las sanciones aplicadas por Trump en un futuro próximo y que podría considerar relajar estas medidas si Maduro demuestra que está dispuesto a negociar con la oposición.

La administración Biden también afirmó que seguirá reconociendo a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS