Legisladores de Virginia ampliarán matrícula de universidades a estudiantes inmigrantes ilegales

Por GQ Pan
17 de Febrero de 2020
Actualizado: 17 de Febrero de 2020

Los proyectos de ley que harían a los inmigrantes ilegales elegibles para la matrícula universitaria estatal han sido aprobados por ambas cámaras de la legislación estatal de Virginia.

El proyecto de ley 1547, que ha sido impulsado por su promotor demócrata Del. Alfonso López por nueve años consecutivos, fue aprobado por la Cámara de Representantes el 12 de febrero en una votación de 56-44. La versión del Senado del proyecto de ley fue aprobada en una votación de 21-19.

El proyecto de ley, también conocido como el Acta del Sueño de Virginia, haría que la matrícula de la universidad estatal esté disponible para todos los estudiantes, independientemente de su estatus migratorio o de ciudadanía. Deben haber asistido a la escuela secundaria en Virginia durante al menos dos años, o haberse graduado desde el 1 de julio de 2008, o haber aprobado un examen de equivalencia de escuela secundaria desde ese año.

El proyecto de ley no ampliaría la elegibilidad de la matrícula estatal a los no ciudadanos que se trasladen a Estados Unidos para estudiar o trabajar temporalmente. Esto significa que los estudiantes internacionales que tienen ciertos visados de educación o formación no se verían afectados por el cambio. Sin embargo, la versión del Senado del proyecto de ley permitiría a los estudiantes y a los padres utilizar las declaraciones de impuestos de Virginia como prueba de su residencia en el estado. Los estudiantes inmigrantes ilegales o sus tutores legales tendrían que presentar por lo menos dos años de declaraciones de impuestos antes de su inscripción en la universidad para calificar para la matrícula estatal.

“Expandir la elegibilidad para la matrícula de residente cumple nuestras promesas e inversiones hechas en estos estudiantes, muchos de los cuales no han conocido otro hogar que Estados Unidos”, Del. López escribió en un comunicado publicado en Facebook.

“Esto también es una victoria emocional para mí y mi familia”, escribió López, añadiendo que su padre llegó al país a través de la entrada ilegal, y su madre dedicó su carrera educativa a “ayudar a los estudiantes indocumentados a encontrar maneras de pagar la universidad”.

El gobernador demócrata Ralph Northam expresó su apoyo en un comunicado escrito, diciendo que estaba “complacido” de que el proyecto de ley fuera aprobado por la legislatura estatal. Poco después de que Northam asumiera el cargo en 2018, el fiscal general de Virginia permitió que aquellos que estaban cubiertos por el programa federal de Acción Diferida para la Llegada de Niños (DACA, por sus siglas en inglés) calificaran para la matrícula estatal.

Si el gobernador Northam firmaba el proyecto de ley, Virginia se uniría a los otros dieciocho estados que tienen leyes que extienden las tasas de matrícula estatal a los inmigrantes ilegales que cumplen con requisitos específicos. Siete de esos estados, a saber, California, Colorado, Minnesota, Nuevo México, Oregón, Texas y Washington, permiten actualmente a los inmigrantes ilegales solicitar también ayuda financiera estatal.

En cambio, tres estados—Arizona, Georgia e Indiana—prohíben expresamente las tasas de matrícula estatal para los inmigrantes ilegales. En Alabama y Carolina del Sur, se prohíbe a los inmigrantes ilegales matricularse en cualquier colegio o universidad pública.

Video relacionado

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS