Liberan a rehén estadounidense de una prisión venezolana, confirman Trump y Senador de Utah

Por Petr Svab - La Gran Época
26 de Mayo de 2018 Actualizado: 26 de Mayo de 2018

Un hombre de Utah que estaba siendo retenido como rehén por el gobierno socialista de Venezuela ha sido liberado luego de casi dos años de detención, según declaraciones del presidente estadounidense Donald Trump y del Senador Orrin Hatch (R-Ut).

Trump tuiteó el sábado 26 de mayo a la mañana: “Debería estar aterrizando en D.C. esta tarde y estar en la Casa Blanca, con su familia, alrededor de las 7 p.m. ¡El gran pueblo de Utah estará muy feliz!”

Poco después, el senador Orrin Hatch publicó una declaración en Facebook que anunciaba la liberación del rehén y de su esposa.

“Me complace anunciar que después de dos años de duro trabajo, hemos asegurado la liberación de Josh y Thamy Holt, quienes ahora están viajando seguros de vuelta a casa, a los Estados Unidos desde Venezuela”, dijo.

Josh Holt, 26, solía ser un misionero mormón, y así llegó a conocer por Internet a su futura esposa, Thamara Caleño, 27, madre de dos niñas y también mormona. Después de encontrarse con Thamara por primera vez en República Dominicana, el 11 de junio de 2016 Josh viajó a Caracas, Venezuela, para casarse con ella.

Pero después de una luna de miel en la paradisíaca Isla Margarita, su vida se convirtió en una pesadilla.

El 30 de junio, la policía estaba realizando pesquisas puerta a puerta en un complejo de viviendas públicas de la ciudad de Caribia, donde vivía Caleño. Holt estaba en su departamento y cuando llegó la policía, alrededor de las 6 a.m., él sacó su teléfono y comenzó a grabarlos.

“En su país no puedes hacer un allanamiento sin una orden, así que pensó que era relevante”, comentó al Miami Herald una testigo que prefirió mantener el anonimato. “Confiscaron su teléfono y se lo llevaron con otra gente”.

Dos horas después, unos 30 oficiales enmascarados llegaron al complejo de viviendas. Acarrearon una gran bolsa negra hasta el apartamento de la pareja ante la vista de varios vecinos. Mientras algunos oficiales distraían a Caleño, uno de ellos desapareció de la vista y luego anunció que había encontrado la bolsa negra con armas en su interior, contó la testigo. La prensa venezolana luego informó que la policía recuperó dos rifles, un AK-47 y un AR-15 de “imitación”, junto con una granada.

La testigo está convencida de que le tendieron una trampa a la pareja.

“La única razón por la que lo retienen es porque es gringo”, dijo la mujer. “A mí no me importa de qué color son sus ojos, de qué color es su cabello, qué país de origen dice en su pasaporte. Él es inocente y sus derechos humanos están siendo violados”.

También comentó que Holt no podría haber comprado las armas, ya que los familiares de Caleño lo observaban de cerca. Su español no era muy bueno y temían que se metiera en problemas. Además, las hijas de Caleño, de cinco y ocho años, vivían en el apartamento. “Si hubieran tocado algo, habrían volado tres edificios”, comentó la testigo.

Holt y Caleño habrían estado detenidos en El Helicoide, un edificio militar y de inteligencia en Caracas combinado con una prisión.

Luego de una revuelta en la prisión a principios de mayo, Holt se atrincheró en su celda y logró enviar un video y mensajes de voz al mundo exterior.

“Hago un llamado al pueblo de Estados Unidos, necesito vuestra ayuda para sacarme de este lugar”, dijo Holt en un mensaje, según el Miami Herald. “Le he estado rogando a mi gobierno por dos años. Dicen que están haciendo cosas, pero sigo aquí y ahora mi vida corre peligro. ¿Cuánto tiempo más debo sufrir aquí?”

El Helicoide en Caracas, 17 de mayo de 2018. (Juan Barreto/AFP/Getty Images)

El Senador Hatch detalló los esfuerzos para liberar a Holt con la ayuda del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y de Caleb McCarry, ex funcionario del segundo gobierno de Bush con experiencia en Venezuela.

“En los últimos dos años he trabajado con dos administraciones presidenciales, incontables contactos diplomáticos, embajadores de todo el mundo, una red de contactos en Venezuela, y el mismo presidente Maduro, y no podría sentirme más honrado de poder reunir a Josh con su dulce familia, que tanto ha sufrido, en Riverton”, dijo Hatch.

El 21 de mayo Donald Trump impuso sanciones adicionales a Venezuela, poco después de que el dictador socialista Maduro ganara una elección que altos funcionarios de Estados Unidos consideran un fraude.

Catorce naciones americanas se han negado a reconocer como legítimas las elecciones del 20 de mayo en Venezuela, de acuerdo a un comunicado conjunto del Grupo de Lima firmada por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

TE RECOMENDAMOS