Liberan a un hombre tras 21 años de prisión cuando testigo del crimen admite que él es el asesino

Por Jesús de León
01 de Agosto de 2019 Actualizado: 01 de Agosto de 2019

Un hombre de Pensilvania, Estados Unidos, que pasó 21 años tras las rejas por asesinato fue liberado el miércoles después de que el testigo principal en el caso confesara el asesinato.

John Miller salió de la institución correccional del estado en Frackville, a unos 160 kilómetros al noroeste de Filadelfia, después de que los fiscales se negaran a juzgarlo de nuevo, diciendo que no había pruebas suficientes.

“Estoy muy contento y emocionado de que después de 21 años finalmente se me escuche y que mi inocencia haya salido a la superficie”, dijo Miller en una declaración escrita distribuida por su abogado. “Me voy a casa con mi familia. Estoy emocionado y feliz”, expresó según CNN.

Miller, de 44 años, atribuyó a sus abogados el haber conseguido su liberación después de años de declarar su inocencia.

Confesó que mantuvo la fe durante dos décadas en que eventualmente sería liberado, y que no estaba amargado por su encarcelamiento. “Me hizo más fuerte”, expresó, según Inquirer.

Condenado por asesinato en 1997

Miller fue condenado en 1997 por el asesinato de Anthony Mullen en octubre de 1996 durante un intento de robo en las afueras de la estación de la calle 30, la principal estación ferroviaria de Filadelfia. Mullen fue asesinado a tiros.

David Williams fue el testigo que identificó a Miller como el asesino, según los registros de la corte, reportó CNN. Williams le dijo a la policía, a cambio de indulgencia en otro caso, que Miller le había confesado que había matado a Mullen.

Pero Williams se retractó de su declaración en la audiencia preliminar de Miller en 1997 y la negó nuevamente en el juicio un año después, de acuerdo a Inquirer.

Aún así, un jurado condenó de todos modos a Miller por asesinato en segundo grado y fue sentenciado a cadena perpetua.

“Ha estado confesando el asesinato de Mullen durante más de una década”, escribió la Oficina del Fiscal de Distrito de Filadelfia en una moción presentada el lunes, en la que se negó a volver a juzgar a Miller.

Williams incluso envió una carta a la madre de Miller en diciembre de 2002 diciendo que él cometió el asesinato.

“No puedo vivir con esto en mi conciencia. Su hijo no tenía conocimiento de este crimen. Ni siquiera estaba allí. Mentí sobre él”, escribió, según los registros de la corte, de acuerdo con CNN.

Durante años nada de esto hizo ninguna diferencia. Los tribunales negaron las apelaciones de Miller citando cuestiones de procedimiento, y sosteniendo que Williams -cuya credibilidad era el quid del caso contra Miller- no era creíble cuando negó su declaración inicial o admitió el crimen años después.

Miller presentó 10 apelaciones, dijo su abogado Thomas Gallagher. “Todas fueron rechazadas”, añadió.

El equipo legal de Miller, que incluía al Pennsylvania Innocence Project, tomó el caso hace ocho años y encontró evidencia que no había sido revelada previamente al equipo de defensa de Miller, dijo Gallagher en un comunicado de prensa, según CNN. Esa evidencia planteó preguntas sobre lo que las autoridades sabían del testimonio inicial de Williams.

El 1 de julio, un juez federal ordenó la libertad de Miller.

En la moción presentada esta semana, la Oficina del Fiscal de Distrito dijo que había “insuficiencia de pruebas” para presentar un caso contra Miller.

La Fiscalía no aclaró si acusará a Williams por el asesinato de Mullen.

***

A continuación:

Músico virtuoso describe la conexión entre la virtud y la música en el mundo moderno

TE RECOMENDAMOS