Libro Beige de China: La economía china cae un 10% por el virus del PCCh en el primer trimestre

La ola de desglobalización y la reducción de la dependencia de China podrían aumentar
Por RAHUL VAIDYANATH
24 de Marzo de 2020 Actualizado: 24 de Marzo de 2020

Mientras el mundo se enfrenta a los impactos sociales del virus del PCCh -Partido Comunista Chino- comúnmente conocido como el nuevo coronavirus de China, el costo económico en su país de origen está registrando los peores resultados de la historia, según el Libro Beige de China.

Los datos del primer trimestre de 2020 registrados en el Libro Beige de China (CBB), un servicio de investigación que utiliza datos de más de 3300 empresas para seguir el rendimiento de la economía china en los sectores de industrias y regiones claves, indican que se encuentra en un territorio desconocido.

“Para el primer trimestre en su conjunto, una contracción del PIB entre el 10 y el 11% no sería irrazonable”, según el informe ‘Early Look Brief’ del CBB sobre el primer trimestre de 2020, publicado el 23 de marzo.

A medida que la demanda global cae, la economía se desvanece, a la vez que la dependencia de China parece disminuir. Además una ola de desglobalización podría aumentar en la medida que las cadenas de suministro se diversifiquen fuera de China.

“Si usted está en la estrategia corporativa, debe absolutamente comenzar a pensar en cómo disminuir su dependencia de las fábricas chinas, en lo que respecta a las diversas partes de su cadena de suministro. ¿Entonces hasta qué punto se desplazará?”, señaló el director general de CBB International, Shehzad Qazi, a The Epoch Times.

A corto plazo, el director no espera un movimiento masivo de las cadenas de suministro fuera de China, pero dice que en la realidad esto está sucediendo de manera progresiva.

Estados Unidos está alentando para que el cambio fuera de China ocurran en industrias clave como la farmacéutica. Otras industrias, sin embargo, como las de piezas de automóviles, ciertas manufacturas textiles y componentes tecnológicos pueden no ser capaces de moverse en un futuro cercano, dice Qazi.

“Desde el punto de vista de la estrategia corporativa, desde el punto de vista de las operaciones, creo que vamos a tener empresas que cada vez más buscan la manera de disminuir su dependencia de China”, añade.

Cayendo por un acantilado

Es la primera vez en casi una década de seguimiento de la economía china que las cifras principales del CBB, como los ingresos y las ganancias, se hunden en un territorio de contracción.

“Cada sector individual también ha visto resultados de deterioro desde febrero”, indica el CBB.

Los datos parecen más sombríos para el sector de servicios, que está mostrando el mayor porcentaje (49 por ciento) de empresas con una disminución de más del 10 por ciento en el volumen de ventas de un trimestre a otro.

Pero para que la situación mejore, la recuperación de China depende de factores que están fuera de su control.

Una dinámica posible, dice Qazi, es que las fábricas chinas podrían volver a producir en abril y mayo con una recuperación de la demanda interna, pero los datos de junio, para el informe del segundo trimestre, mostrarán que los pedidos de exportación se han desplomado porque el resto del mundo todavía se encuentra bloqueado.

“Siempre es probable que ahora se produzca un impacto en la demanda en las fábricas chinas”, dijo Qazi.

El problema actual de la falta de suministro debido al cierre de las fábricas chinas se convertirá en un exceso de suministro en China, informa el CBB.

Además advierte que es mejor que los inversores no sobreestimen la magnitud en la que China puede amortiguar una crisis mundial. El que las autoridades admitan un primer trimestre terrible es un tema delicado porque China podría tener que admitir unas cifras pobres para el segundo trimestre debido a que Europa y Estados Unidos se están cerrando.

Por otro lado, cuanta cantidad de la demanda volverá es una pregunta sin resolver, ya que se está aconsejando a las empresas que confíen menos en China. Por lo tanto, la economía china podría tener menos influencia en el PIB mundial en el futuro.

Un factor adicional que acelera el desacople de las economías de Estados Unidos y China es la creciente conciencia del mal manejo del brote de coronavirus por parte del PCCh, escribió Sean Speer, investigador principal del Macdonald-Laurier Institute Munk, en un artículo de opinión de National Post, el 20 de marzo.

“Hay una buena posibilidad de que eventualmente miremos hacia atrás en las últimas dos semanas como el fin de la globalización tal como la conocemos”, escribió Speer.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus chino como el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) porque el encubrimiento y la mala gestión del PCCh permitieron que se propagara por toda China y creara una pandemia mundial.

Siga a Rahul en Twitter: @RV_ETBiz

A continuación

Residentes de Wuhan sienten desesperanza en medio del brote del virus del PCCh

TE RECOMENDAMOS