Libro muestra que “tomaron represalias contra mí” luego de revelar la financiación de Clinton: Nunes

Por Zachary Stieber
28 de Noviembre de 2019
Actualizado: 28 de Noviembre de 2019

Los cofundadores de Fusion GPS revelaron en un libro que pronto será publicado, que tomaron medidas contra el representante Devin Nunes (R-Calif.), el miembro de mayor rango y expresidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, después de que él revelara que la firma fue financiada por la entonces candidata presidencial Hillary Clinton a través de un bufete de abogados.

“Ellos obstruyeron activamente a la justicia al obstaculizar múltiples investigaciones del Congreso y tomaron represalias contra mí por revelar que el expediente Steele fue financiado por los demócratas”, dijo Nunes en una declaración realizada por la Fundación Daily Caller News.

Glenn Simpson y Peter Fritsch, cofundadores de Fusion GPS, escribieron “Crime in Progress” (Crimen en proceso). Ellos han estado apareciendo en los medios de comunicación promoviendo su libro, con pocas repercusiones del lamentable expediente Steele que la firma ayudó a crear y promover.

Los hombres escribieron en el libro que realizaron una investigación de oposición contra Nunes en 2018 cuando se postuló a la reelección y expresaron su frustración al hecho de que Nunes pudiera obtener los registros bancarios de la Firma el año anterior, lo que reveló que la firma de abogados del Comité Nacional Demócrata y la campaña de Clinton pagaron a Fusion GPS más de 1 millón de dólares por la investigación del presidente Donald Trump, el oponente de Clinton en 2016.

Simpson y Fritsch escribieron que Fusion GPS “normalmente no trabajaba en las elecciones al Congreso”, pero decidieron investigar a Nunes porque sentían que era “una amenaza para la capacidad de [el exasesor especial Robert] Mueller de hacer su trabajo”, reportó el Daily Caller.

“Fusion GPS no se hacía ilusiones de poder derribar a Nunes, pero la idea de escarbar en su historial hizo que muchos en la firma salivaran”.

Cuando los documentos que obtuvieron del comité mostraron poco daño sobre Nunes, Fusion GPS investigó una bodega que Nunes posee en California y trató de descubrir irregularidades en el financiamiento de su campaña.

 Glenn Simpson, cofundador de Fusion GPS, en el edificio de oficinas Rayburn en Capitol Hill, donde testificó ante el Comité Judicial y de Supervisión de la Cámara el 16 de octubre de 2018. (Zach Gibson/Getty Images)

The Fresno Bee, que es propiedad de McClatchy, publicó más tarde información sobre Nunes a la que los cofundadores de Fusion GPS hicieron referencia. Nunes demandó a la cadena de periódicos en abril por difamación.

Nunes también demandó a Twitter, a la estratega republicana Liz Mair, a Fusion GPS y a Politico por presuntas irregularidades.

El martes, Nunes dijo durante una entrevista en “Ingraham Angle” de Fox News que lo que hizo Fusion GPS fue “típico”.

“De lo que sea que te acusen de hacer, en realidad ellos lo están haciendo. Incluso el título del libro es hilarante, porque son ellos los que continúan con los crímenes”, dijo Nunes.

“Creo que parte de lo que trata este libro no es vender un montón de copias [sino] adelantarse a las demandas que se avecinan”, agregó. Dijo que Fusion GPS financiaba las “calumnias” contra él que iban a salir a la luz en los tribunales.

Simpson y Fritsch han defendido su trabajo en el expediente -fueron quienes afirmaron sin pruebas que Trump trabajaba en nombre de Rusia- diciendo a la revista de Nueva York que no querían que se hiciera público a pesar de que estaba ampliamente documentado y entregaron copias a varios periodistas.

“Yo nos pondría con la gente valiente que va a ir al Capitolio a testificar, si puedo ser tan audaz”, dijo Simpson. “Durante dos años completos, el presidente de los Estados Unidos y la mayoría del Congreso tuvieron la capacidad ilimitada de enviar mensajes en contra de nosotros y en contra de la idea de lo que expusimos. Así que no me sorprende en absoluto que haya confusión sobre toda esta investigación”.

Simpson y Fritsch dijeron que estaban preocupados por la historia de Trump y que todos los que trabajaban para Fusion GPS llegaron a una conclusión unánime en la primavera de 2016, que sus miembros del personal necesitaban “hacer lo que pudieran para mantener a Trump fuera de la Casa Blanca”, informó el Atlantic.

***

Descubre

Cómo Huawei es utilizado como herramienta de espionaje y subversión

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS