“¿Sabe qué contienen los libros que leen sus hijos?”, alerta mamá experta en educación en casa

"Elegir solo libros buenos y educar a los niños en la luz y la verdad es definitivamente ir a contra la corriente"
Por PETA EVANS
31 de Julio de 2021
Actualizado: 31 de Julio de 2021

Cuando una madre estadounidense descubrió que la actitud maleducada de su hija provenía de los libros populares y modernos que traía a casa de la biblioteca del colegio, se embarcó en un viaje que le cambió la vida.

No solo consiguió revertir por completo la actitud de su hija, sino que también puso en marcha una exitosa empresa de planes de estudio para la educación en casa, que ahora ayuda a cientos de miles de familias a elegir una literatura sana que inspira a los niños hacia un carácter moral elevado.

En una entrevista con The Epoch Times, Jenny Phillips, madre de cinco hijos y fundadora y propietaria de The Good and the Beautiful (Lo bueno y lo Bello), dijo que los libros que su hija —”una ávida lectora”— leía en la escuela primaria parecían buenos a primera vista.

“Las portadas eran bonitas y los libros eran populares y aparecían en la biblioteca de su escuela”, dijo Jenny. “Nos habíamos dado cuenta muchos años antes del impacto que tenían las películas, la televisión y la música inapropiadas en los corazones y las mentes de nuestros hijos, y solo permitíamos los medios apropiados. Pero nunca habíamos pensado en los libros y en el poder que tenían”.

Jenny Phillips (R) y su hija Kate, que ahora tiene 19 años. (Cortesía de Jenny Phillips)

Al final, Jenny descubrió que los libros, así como la influencia de los amigos del colegio, enseñaron a su hija a ser “grosera y superficial”. Así, con total determinación, Jenny emprendió una drástica revisión de los libros que permitía a su hija, cambiando predominantemente los bestsellers modernos llenos de contenido inmoral e indigno por sus predecesores clásicos, con las lecciones morales aún intactas.

“Nuestros esfuerzos por exponerla a los libros sanos y edificantes empezaron a cambiar fundamentalmente su carácter”, dijo Jenny, añadiendo que era sorprendente ver cómo el cambio de los libros que leía “revirtió completamente sus comportamientos groseros y superficiales con el tiempo”.

El impacto de los libros modernos

En noviembre de 2019, Jenny compartió la historia de su hija mayor, Kate, en un vídeo de YouTube, en el que describía el momento, hace 10 años, en el que fue muy consciente de que algo no iba bien con la conducta de su hija.

Con nueve años, Kate acababa de llegar a casa del colegio cuando su madre la esperaba en el porche con un bocadillo casero.

“Estaba emocionada de verla”, recuerda Jenny en el vídeo. “Estaba con su amiga y me dijo: ‘Oye, ¿puedo ir a jugar con mi amiga?’ y yo le dije: ‘claro, pero por qué no entras y pasamos un rato en familia primero'”.

Jenny, que ahora tiene cinco hijos de entre 7 y 21 años, incluida Kate, que ahora tiene 19, se sintió desolada cuando su hija se burló de su sugerencia.

“Ella y su amiga se miraron y pusieron los ojos en blanco, y mi hija dijo: ‘¿Tiempo en familia? No necesito tiempo en familia’, y se marchó”, recuerda Jenny.

Desconcertada por el origen de esta actitud, la madre consideró todas las posibles causas de la grosería de su hija.

“Ese día pensaba: ‘cómo es que mi hija tiene esta actitud tan irrespetuoso'”, dijo Jenny, “y yo pensaba: ‘somos una buena familia, estudiamos la Biblia, rezamos; no somos perfectos, pero somos una familia cariñosa y nos esforzamos por enseñar a nuestros hijos una buena conducta'”.


Esa noche, mientras limpiaba algunas cosas en el dormitorio de Kate, Jenny descubriría el origen de la actitud irrespetuosa de su hija. Cuando cogió uno de sus libros para guardarlo, leyó una frase en la que la protagonista se burlaba de su madre.

“Me sorprendió, así que empecé a leer los libros que sacaba del colegio”, dijo Jenny a The Epoch Times. “Enseguida me sentí literalmente mal del estómago. Los libros estaban repletos de todo lo que intentábamos enseñarle a evitar: falta de respeto a los padres, comportamiento grosero, egocentrismo, énfasis en la imagen corporal y obsesión por los chicos a una edad temprana”.

“Los niños imitan lo que leen y ven. Podía ver cómo este tipo de libros ya había afectado profundamente a su carácter”.

Jenny, que se especializó en inglés en la universidad, se dio cuenta que los libros que leía Kate eran todos “libros de lectura rápida” y “de escaso mérito literario”, y se entristeció al ver que su hija no se interesaba por los buenos libros.

“No tenía ningún aprecio ni deseo por la buena y verdadera literatura”, dice Jenny. “Los comportamientos groseros aparecían literalmente en todos los libros que leía.

“No era así como quería que se moldeara el corazón y la mente de mi hija”.

Jenny Phillips, madre de cinco hijos y fundadora de The Good and the Beautiful. (Cortesía de Jenny Phillips)

Lo bueno y lo bello

Decidida a revertir el rumbo de su hija, la comprometida madre le dijo que a partir de ese momento solo podría leer libros previamente leídos y aprobados por ella. Sin embargo, después de filtrar todos los libros y encontrar que ninguno era apropiado, dio el siguiente valiente paso en su viaje juntas.

“El problema era que todos los libros que traía de la escuela no eran apropiados, todos y cada uno de ellos”, dijo Jenny. “Así que tuve que emprender una búsqueda por mi cuenta para encontrar buenos libros para ella”.

Fue esta búsqueda la que finalmente llevó a Jenny a crear y publicar una “biblioteca de libros sanos”, que hoy se conoce como The Good and the Beautiful Book List (La lista de libros buenos y bellos) —un recurso gratuito para las familias— y Library (Biblioteca), que consiste en cientos de libros clásicos que antes estaban descatalogados o eran difíciles de encontrar, pero que ahora publica la empresa de Jenny, así como muchos libros nuevos y originales.

Algunos de los libros clásicos antes descatalogados o difíciles de encontrar que ahora publica The Good and the Beautiful, así como algunos originales de la editorial. (The Epoch Times)

“Encontrar buenos libros no fue fácil, pero me apasionó la búsqueda de buenos libros”, asegura Jenny. “Sabiendo que la mayoría de los padres no podían previsualizar todos los libros de sus hijos como yo, quise compartir el trabajo que estaba haciendo con otros”.

Al principio, Kate se resistía a los cambios que su madre hacía con los libros, y sus padres tardaron unos dos años en notar cambios reales en la joven.

“Me gustaría poder decir que simplemente se devoraba los libros buenos, pero no era el caso”, dijo Jenny. “Se negaba a leerlos, diciendo que eran muy aburridos y tontos.

“Decidí hacer lo que fuera necesario para que leyera buenos libros, así que le pagué por cada libro leído. No le dábamos ninguna asignación, así que era la única manera de que ganara dinero. Solo se le permitía leer los libros que yo aprobaba como buenos, y ella los leía, solo para ganar dinero”.

Sin embargo, a Kate no le gustaban los libros que le pagaban por leer.

“Pero insistí”, dijo Jenny.

Jenny Phillips con uno de sus hijos. (Cortesía de Jenny Phillips)

Al darse cuenta que la maestra de Kate leía libros irrespetuosos en voz alta en clase y de que los comportamientos groseros de otros alumnos se le pegaban, Jenny y su marido la sacaron de la escuela y empezaron a educarla en casa. Con el tiempo, sus esfuerzos dieron resultado y ya no tuvieron que pagarle para que leyera buenos libros; Kate incluso empezó a ayudar a su madre a buscar más libros.

“Disfrutábamos hablando juntas sobre los buenos mensajes y la hermosa escritura de los libros”, dice Jenny, que también es cantautora cristiana. “Llegó al punto de que para Navidad pedía libros antiguos y hermosos de finales de 1800 que estaba coleccionando.

“Los libros sanos llenaron su mente y convirtieron su corazón en amor por la naturaleza, el aprendizaje, la familia y la literatura sana y bien escrita. ¡Valió la pena el esfuerzo! Pienso en cómo podría ser ella hoy si no hubiéramos hecho este cambio, y no puedo estar más agradecida por el camino que tomamos”.

Al ver cómo la lectura de solo libros con contenido moral cambió completamente a su hija para mejor, Jenny se inspiró “para ayudar a otros a encontrar ese camino”. Fue entonces cuando creó la lista de libros gratuitos, compartiéndola al principio en su sitio web de música.

Luego, cuando “no pudo encontrar un plan de estudios para educar en casa que le gustara y con el que soñara” para sus hijos porque “ningún plan de estudios tenía la profundidad de significado y belleza” que ella buscaba, se aventuró aún más.

Con los fondos ahorrados por la venta de más de un millón de CD como exitosa productora musical, reunió a un equipo de expertos y, en 2015, lanzó el currículo de educación en el hogar The Good and the Beautiful (TGATB), que “hace hincapié en la familia, Dios, el carácter elevado, la naturaleza y la literatura sana”.

TGATB ofrece recursos curriculares de Lengua y Literatura, Matemáticas, Ciencias y Salud, e Historia para los grados preescolar a 8º y para la escuela secundaria, incluyendo conjuntos de cursos de Lengua y Literatura descargables gratuitamente para los grados 1º a 5º. El recurso gratuito de la Lista de Libros que inicialmente puso en su sitio web de música es ahora parte de TGATB, junto con la biblioteca de libros publicados por la empresa. TGATB se convirtió en el plan de estudios cristiano más buscado en el mundo, según un blog publicado en el sitio web de la empresa el 13 de julio.

“Lo que hemos descubierto es que muchos, muchos padres están en la posición en la que yo estaba: no tienen ni idea de cómo los libros están afectando a sus hijos”. dijo Jenny. “Es algo hermoso ver a tantos padres que hacen el mismo viaje que yo hice y que encuentran las mismas dulces recompensas.

“Sin embargo, no todo el mundo ama nuestro mensaje. Muchos padres se conforman con que sus hijos lean cualquier cosa, y temen que a sus hijos no les guste la lectura si les dan libros sanos y de gran valor. Mi mensaje es directo: confíen en los buenos libros. Si se plantan las semillas de los buenos libros, aunque cueste trabajo y persistencia, se recogerá una abundante cosecha”.

Enfréntese a los libros

En otro vídeo de TGATB, Jenny plantea la pregunta: “¿Sabes realmente lo que contienen los libros que leen tus hijos y cómo les afecta?”.

Continúa describiendo cómo los libros han ido cambiando en el último siglo “y a su vez, cambiando el carácter de los niños, la dinámica familiar y nuestras comunidades”.


“Nadie habla de que los libros irrespetuosos para niños están cambiando masivamente el carácter de los niños, pero deberían hacerlo”, dijo Jenny a The Epoch Times. “Enseñamos a nuestros hijos una y otra vez: ‘No seas grosero. Ama a tu familia. Sé amable’. Luego seguimos dándoles libros que enseñan a los niños a ser groseros, a no querer a su familia y a ser poco amables”.

Jenny dice que los nuevos libros para niños van mucho más allá del humor negro y de burlarse de la familia. “Ya hemos superado los días en que podíamos dejar que nuestros hijos leyeran cualquier cosa recomendada en la biblioteca o en su lista de libros. Incluso si tiene una bonita portada con cachorros”, dijo en el vídeo, y continuó expresando que “esto es solo el principio de lo que viene”.

“La oscuridad está atacando a través de la literatura, y debemos estar atentos, y debemos elegir ver, elegir preocuparnos y actuar. Dibuja tu camino, y sé valiente… Estamos perdiendo toda una generación de niños que se interesan por la literatura que es buena y hermosa. Son los padres los que pueden cambiar esto”.

Jenny cree que los niños tienen una capacidad de discernimiento asombrosa si no han sido insensibilizados por la gran cantidad de comportamientos groseros en los libros y las redes sociales.

“Mis otros hijos, que eran más chicos que Kate, siguieron los pasos de ella, leyendo solo libros buenos”, dijo Jenny. “Incluso a una edad temprana, podían discernir los libros que no eran apropiados. Un día, mi hijo de 6 años se levantó, fue a la basura, tiró un libro que había estado leyendo y dijo: ‘Bueno, ese no es un buen libro; el niño solo se burló de su hermana'”.

Algunos más de los libros clásicos y originales publicados por The Good and the Beautiful. (The Epoch Times)

En cuanto a Kate, que ahora tiene 19 años y es profesora en un pequeño colegio privado, “se alegra de los buenos libros” y ayuda a su madre a investigar y encontrarlos, coleccionando por el camino libros “raros y sanos”. Le gustaría escribir “musicales puros e inspiradores”, y quiere tener una familia numerosa algún día, y “no ve el momento de llevar libros buenos e inspiradores a sus vidas”, dijo su madre.

Como testigo personal de los profundos cambios que pueden producirse en la vida de un niño por el tipo de libros y la educación que se le da, Jenny reconoce las dificultades y los retos que los padres pueden afrontar al tomar el camino que ella tomó, pero anima a que “merezca la pena un millón de veces el esfuerzo”.

“Elegir solo libros buenos y educar a los niños en la luz y la verdad es definitivamente ir a contracorriente. Puede parecer muy duro, y lo es”. dijo Jenny. “Pero recuerda esto, no empujar contra la corriente será mucho más difícil al final. No empujar contra la corriente traerá algunos días muy duros para ti y tus hijos, y tal vez algunas penas profundas también”.

“Creo sinceramente que si todos los niños de Estados Unidos solo estuvieran expuestos a libros verdaderamente buenos y sanos, nuestro país sería profundamente diferente: ese es el impacto que tienen los libros”.

Para los padres que se plantean dar el paso al mundo de los “libros buenos y bellos”, Jenny ofrece el siguiente consejo:

“El primer paso es eliminar todos los libros inapropiados. Los niños deben estar inmersos solo en libros buenos durante tanto tiempo que ya no estén insensibilizados. Esto puede llevar años para algunos niños. Con el tiempo, inmersos en libros poderosos y limpios, los niños tendrán la capacidad de discernir por sí mismos porque ya no están insensibilizados a los comportamientos groseros y superficiales. Habrá que ayudarles hasta que lleguen a ese punto. La persistencia es la clave. No te asustes cuando tu hijo diga que los libros buenos son aburridos. Es de esperar. Eso se debe a que están acostumbrados a los libros de ritmo rápido y con mucha emoción. Déles tiempo. El poder de los buenos libros hará sus maravillas en tu hijo si persistes lo suficiente”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS