Líderes de la FDA y otros científicos dicen que la mayoría de la gente no necesita dosis de refuerzo

Por Jack Phillips
13 de Septiembre de 2021
Actualizado: 13 de Septiembre de 2021

Un grupo internacional de expertos en vacunas, entre los que se encontraban funcionarios de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afirmó que no hay pruebas que sugieran que la población general necesite inyecciones de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19.

Los autores del estudio advirtieron que si las vacunas de refuerzo se introducen demasiado pronto, podrían causar más efectos secundarios en la población general, incluyendo miocarditis o el síndrome de Guillain-Barre. Si esto ocurriera, dijeron los investigadores, se crearían aún más problemas de aceptación de la vacuna en la población general.

El artículo se publicó el lunes en la revista médica The Lancet y fue redactado por Marion Gruber y Phil Krause, dos altos funcionarios de la FDA encargados de regular y aprobar las vacunas. Tanto Gruber como Krause dejarán la FDA en las próximas semanas, según confirmó la agencia hace unas dos semanas.

Los autores del artículo de The Lancet afirmaron que las vacunas contra la COVID-19 disponibles son capaces de ofrecer una fuerte protección contra los casos graves de COVID-19 y los síntomas. Señalaron que la protección contra la infección sintomática de la variante Delta ha disminuido.

Sin embargo, añadieron que “las pruebas actuales no (…) parecen mostrar la necesidad de un refuerzo en la población general, en la que la eficacia contra la enfermedad grave sigue siendo alta”.

“Incluso si finalmente se demostrara que el refuerzo disminuye el riesgo de enfermedad grave a medio plazo, los suministros actuales de vacunas podrían salvar más vidas si se utilizaran en poblaciones previamente no vacunadas”, añadieron los autores.

Advirtieron que las vacunas de refuerzo podrían provocar más efectos secundarios perjudiciales en la población general, un fenómeno poco conocido.

“Podría haber riesgos si los refuerzos se introducen de forma generalizada demasiado pronto, o con demasiada frecuencia, especialmente con vacunas que pueden tener efectos secundarios inmunomediados (como la miocarditis, que es más común después de la segunda dosis de algunas vacunas de ARNm, o el síndrome de Guillain-Barré, que se ha asociado con las vacunas contra la COVID-19 vectorizadas por adenovirus)”, señaló el estudio.

En caso de que “el refuerzo innecesario provoque reacciones adversas significativas”, como los efectos secundarios mencionados, dijeron los autores, “podría haber implicaciones para la aceptación de la vacuna que van más allá de las vacunas contra la COVID-19”.

En los últimos días, la OMS ha instado a las naciones más ricas a no embarcarse en la producción o distribución de las dosis de refuerzo de las vacunas contra la COVID-19. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, instó la semana pasada a estos países, incluido Estados Unidos, a dejar de desarrollar vacunas de refuerzo hasta finales de 2021.

“No me quedaré callado cuando las empresas y los países que controlan el suministro mundial de vacunas piensen que los pobres del mundo deben conformarse con las sobras”, dijo en una conferencia de prensa el 8 de septiembre. “Debido a que los fabricantes han priorizado o se han visto legalmente obligados a cumplir acuerdos bilaterales con los países ricos dispuestos a pagar mucho dinero, los países de bajos ingresos se han visto privados de las herramientas para proteger a su gente”.

Gruber (la jefe de la Oficina de Investigación y Revisión de Vacunas) y Krause no han emitido declaraciones sobre los motivos de su salida de la FDA.

Según un memorando que envió el jefe del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, Peter Marks, en agosto, Gruber se va el 31 de octubre. Krause se irá en algún momento de noviembre, decía el memorando. Mientras tanto, Marks será el jefe de la Oficina de Investigación y Revisión de Vacunas.

La COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

The Epoch Times se ha puesto en contacto con la FDA para una solicitud de comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS