Líderes del DPS de Texas son absueltos de mala conducta en caso de denuncias por maltrato a inmigrantes

La investigación se inició después de que un médico enviara un correo electrónico a un supervisor en el que afirmaba que se había ordenado a los agentes que negaran agua y atención médica a los inmigrantes

Por Jana J. Pruet
08 de Diciembre de 2023 8:52 PM Actualizado: 08 de Diciembre de 2023 8:52 PM

El Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) no encontró pruebas de irregularidades tras las denuncias de que los policías que trabajan en la frontera sur maltrataron a los migrantes negándoles agua y atención médica.

La Oficina del Inspector General (OIG) del DPS “no encontró ninguna causa razonable para creer que los líderes del Sur de Texas (3E) o el Departamento institucionalmente participaran en un patrón o práctica de conducta que violara la ley o la política del Departamento”, según el resumen de dos páginas de la agencia.

La investigación, iniciada el 14 de julio, se inició después de que el policía y paramédico Nicholas Wingate del DPS enviara un correo electrónico a un sargento el 3 de julio con denuncias de que los policías asignados a la Operación Lone Star en Shelby Park en Eagle Pass recibieron instrucciones de negar agua y asistencia médica a los migrantes que cruzan la frontera.

La Operación Lone Star es una iniciativa multiagencia de seguridad fronteriza lanzada por el gobernador republicano Greg Abbott en 2021 en respuesta a las políticas de inmigración del presidente Joe Biden. El estado ha gastado miles de millones de dólares en los últimos dos años en su intento por asegurar la frontera entre Texas y México.

Apenas unos días después de que el DPS comenzara su investigación, Abbott negó las acusaciones de que el personal que trabajaba en nombre de la Operación Estrella Solitaria hubiera recibido órdenes u otras indicaciones de negar agua y asistencia médica a los inmigrantes.

“No se han dado órdenes o instrucciones en el marco de la Operación Lone Star que comprometan la vida de los que intentan cruzar la frontera ilegalmente”, dijo en un comunicado el 18 de julio. “El Departamento de Seguridad Pública de Texas y el Departamento Militar de Texas continúan tomando medidas para monitorear a los migrantes en peligro, proporcionar atención médica adecuada cuando sea necesario y alentarlos a utilizar uno de los 29 puentes internacionales a lo largo de la frontera entre Texas y México, donde pueden cruzar de forma segura y legal.”

El inspector general del DPS, Phillip Ayala, dijo que sus investigadores realizaron más de 50 entrevistas y revisaron más de 108 gigabits de imágenes de cámaras corporales, correos electrónicos y mensajes durante el curso de una investigación de tres meses.

“Nuestro trabajo se somete a un gran escrutinio; damos la bienvenida al escrutinio porque somos capaces de defenderlo con hechos, y estoy seguro de que en este sentido, que se ha logrado”, dijo Ayala a la Comisión de Seguridad Pública durante una reunión pública el jueves 7 de diciembre.

La investigación

Texas DPS Lt. Travis Randolph, uno de los investigadores principales, compartió un resumen de las conclusiones de la OIG durante la reunión del jueves.

Dijo que no encontró pruebas que apoyen las acusaciones de que los policías recibieron instrucciones de privar a los migrantes de agua.

“No hay ninguna orden formal dada por los supervisores que apoye esto o que les ordene no proporcionar agua a los migrantes bajo ninguna circunstancia”, dijo Randolph. “Más bien, la directiva era no proporcionar agua a todos bajo cualquier circunstancia en un esfuerzo por no incentivar a los migrantes a cruzar el río”.

Dijo que los investigadores no encontraron pruebas que corroboraran que los soldados se negaran a proporcionar asistencia médica cuando “se necesitaba o solicitaba.”

Randolph se refirió a las acusaciones relativas a una mujer migrante embarazada que supuestamente abortó a su bebé cuando se quedó atascada en el alambre de cuchillas mientras intentaba cruzar la frontera.

Sus investigadores revisaron los informes médicos de la mujer de 19 años y comprobaron que no corría peligro de sufrir un aborto.

“La encontraron en una concertina con dolor abdominal. Fue atendida en una clínica médica con dolor abdominal, pero fue dada de alta al día siguiente”, explicó Randolph durante la reunión pública. La ecografía indicó que tenía un feto de 12 semanas con un latido sano de 154 latidos por minuto, y fue dada de alta con documentación sobre lo que podía esperar en su siguiente trimestre.”

Otra acusación afirmaba que un chico de 15 años se había roto una pierna al intentar cruzar ilegalmente el río Grande.

“Volvimos a hacer un seguimiento del informe de atención al paciente, junto con el centro médico”, dijo Randolph. “El chico tenía una pierna rota desde siete semanas antes por hechos ocurridos en Colombia”.

Dijo que el niño tenía una fractura de peroné que fue tratada en Colombia antes de hacer el viaje a los Estados Unidos, donde recibió atención médica adicional. También se le proporcionaron muletas e información sobre “cómo recuperarse”.

En cuanto a las instrucciones para que los policías “empujaran” a los migrantes para que no cruzaran ilegalmente, Randolph dijo que el término nunca se utilizó como una instrucción para obligar físicamente a los migrantes a retroceder hacia el río.

“Los trabajadores estaban autorizados a instruir verbalmente a los migrantes para que regresaran a México y cruzaran en el puerto de entrada”, explicó. “El término empujar en este sentido nunca fue la intención, ni fue ampliamente interpretado en el sentido de que las tropas debían obligar físicamente a los migrantes a regresar al río”.

Críticas a la Operación Estrella Solitaria

Algunos demócratas han criticado los esfuerzos de Texas para asegurar la frontera.
El representante Joaquín Castro, de Texas, dijo en un comunicado que no confiaba en las conclusiones de la investigación del DPS.

“La crueldad de la Operación Lone Star está bien documentada. Algunos soldados del DPS arriesgaron sus carreras para denunciar los abusos que forman parte de la Operación Lone Star, y sus relatos coinciden con lo que también han dicho los solicitantes de asilo. Tenemos que recordar que los altos mandos del DPS de Texas mintieron sobre Uvalde”, dijo el congresista el jueves.

“La Operación Lone Star es un truco político, y los líderes del DPS se han convertido en poco más que portavoces del gobernador Abbott. Han perdido toda credibilidad, y no hay razón para confiar en que puedan investigarse honestamente a sí mismos.”

El representante estatal Marc Veasey, junto con otros legisladores, ha pedido al Departamento de Justicia que supervise la operación de seguridad fronteriza del estado.

“La #OperaciónLoneStar del gobernador Abbott es peligrosa, inhumana y está costando millones a los contribuyentes cada semana. Es por eso que me uní a mis compañeros demócratas de Texas para pedir a @TheJusticeDept que proporcione una supervisión continua sobre este truco político”, escribió Veasey en X a principios de esta semana


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.