¿Listo para salir de China? Tesla paga un préstamo de $614 millones para su fábrica de Shanghai

Por Jessica Mao
07 de Mayo de 2021
Actualizado: 07 de Mayo de 2021

Análisis de noticias

Tesla ha reembolsado recientemente la totalidad del préstamo de 614 millones de dólares para la construcción de su Gigafactory 3, una superfábrica ubicada en Shanghai. Luego de que estalló la noticia, el rumor de que Tesla podría estar preparándose para abandonar el mercado chino se extendió rápidamente en las redes sociales.

La construcción de la planta de Shanghai comenzó a fines de 2018 y se inauguró oficialmente en diciembre de 2019.

“En abril de 2021, reembolsamos por completo los 614 millones de dólares del capital total de nuestra línea de crédito a plazo garantizado en relación con la construcción de Gigafactory Shanghai (la ‘Línea de Activos Fijos’) y la instalación se finalizó”, declaró Tesla en un Formulario 10-Q presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), el 27 de abril.

“Después de la finalización, los 758 millones de dólares de compromiso no utilizado bajo la Línea de Activos Fijos incluidos en la tabla de arrendamiento financiero y de deuda al 31 de marzo de 2021 anterior ya no estaban disponibles”, se lee en el comunicado.

Los medios estatales chinos informaron que el principal financiamiento para la Gigafactory 3 de Tesla provino de préstamos sindicados. Desde marzo de 2019, Tesla ha llegado a acuerdos de préstamo con varios bancos en China. En aquel momento, Tesla dijo que podría pedir prestado hasta 9 mil millones de yuanes (alrededor de 1382 mil millones de dólares) dentro de tres años, e hipotecar el terreno y los edificios de su fábrica de Shanghai.

Actualmente, Tesla Gigafactory 3 ha cancelado todos sus préstamos sindicados emitidos por bancos chinos.

Un internauta chino dijo: “Elon Musk pagó repentinamente la deuda de 614 millones de dólares de las instalaciones de Tesla en Shanghai, lo que puede ser el preludio de la retirada de Tesla de China. El complejo entorno empresarial y las muchas incertidumbres [en China] están poniendo ansiosas a las empresas extranjeras. ¿Puede la expulsión de empresas extranjeras hacer realmente que las empresas nacionales aumenten?”

Otro internauta escribió: “Ahora puede retirarse en cualquier momento, sin dejar una pizca de tecnología”.

El internauta “Stella Loves to Sleep” escribió: “¡Realmente espero que se apresure y se retire! Incluso nosotros, la gente común, no podemos soportarlo”. Se refería al insulto que Tesla tuvo que soportar en un incidente reciente de reclamación de un cliente.

Otro internauta comentó: “Lo principal es que la patente abierta de Tesla impulsa el desarrollo de tranvías nacionales de nueva energía . Se puede decir que sin Tesla, sería difícil para nuestro país tener tranvías nacionales de nueva energía”.

Los invitados observan un modelo de Tesla 3 durante una ceremonia de inauguración de una fábrica de Tesla en Shanghai, China, el 7 de enero de 2019. (STR/AFP a través de Getty Images)

El PCCh usa Tesla para impulsar marcas nacionales

En 2014, el líder chino, Xi Jinping, marcó la pauta de que “el desarrollo de vehículos de nueva energía es la única forma de que China pase de ser un importante consumidor de automóviles a un país fuerte en la fabricación de automóviles”, y lo ha reiterado desde entonces. Con este fin, el Partido Comunista Chino (PCCh) ha invertido mucho en subsidios para la industria de vehículos eléctricos y se sospecha que está robando tecnología.

En 2018, el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impulsó una agenda comercial centrada en confrontar al PCCh por prácticas comerciales desleales. En marzo de 2018, Trump firmó un memorándum para imponer aranceles a los productos importados chinos por valor de entre 50 y 60 mil millones de dólares anuales como sanción por el robo de propiedad intelectual estadounidense (PI) por parte de China.

En abril de 2018, Beijing se comprometió a levantar la restricción sobre la proporción de acciones extranjeras en vehículos especiales y vehículos de nueva energía.

En julio de 2018, Tesla firmó un acuerdo con la Zona de Libre Comercio de Shanghai Lingang para construir una súper fábrica como propietario único. Las autoridades de Shanghai simplificaron significativamente el proceso, y todo el proceso de aprobación tardando menos de cinco meses.

En los últimos cinco años, los ingresos de Tesla en China continental han superado los 14,000 millones de dólares. China se ha convertido en el segundo mercado más grande para Tesla en el mundo después de Estados Unidos.

El éxito de Tesla en China impulsó directamente el desarrollo en el país de la industria de vehículos eléctricos puros. Los rivales de la marca China de Tesla que cotizan en EE. UU., como NIO y XPeng, lograron ventas récord en 2020, y los precios de sus acciones se dispararon en consecuencia. Además, empresas chinas como Xiaomi, Huawei, Baidu y Evergrande también comenzaron a ingresar a la industria de vehículos de nueva energía.

Tesla es reprimido luego del IPO de Huawei

El mes pasado, los medios estatales de China afirmaron que Huawei es la única empresa china que es capaz de competir con Tesla. El primer automóvil inteligente de lujo totalmente eléctrico de Huawei se lanzó en Shanghai el 17 de abril.

El FBI declaró que Huawei es una empresa privada, pero depende del régimen chino para obtener recursos y financiación. El PCCh ha estado promocionando a Huawei como una empresa “campeona nacional”, generalmente una designación oficial otorgada a las entidades estatales. Esto implica que el conglomerado de telecomunicaciones, que fabrica enrutadores, teléfonos celulares y otros equipos, es un elemento clave de la política económica del PCCh, incluyendo la adquisición de tecnología extranjera.

El exsecretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo también en un comunicado emitido en mayo pasado que “Huawei es un proveedor poco confiable y una herramienta del Partido Comunista Chino, en deuda con sus órdenes”.

Tesla se ha convertido en el foco de las críticas por los medios oficiales del PCCh luego de que una dueña de un coche Tesla hiciera una escena en la Exposición Internacional de la Industria del Automóvil de Shanghai, el 19 de abril. Una mujer de apellido Zhang, que llevaba una camiseta con las palabras “frenos fallan”, se paró encima de un automóvil Tesla y gritó:” ¡Los frenos de Tesla fallaron!”.

Según los medios chinos, Zhang dijo que en febrero estaba conduciendo un Tesla Model 3 cuando fallaron los frenos, lo que la hizo chocar contra dos autos y casi mata a cuatro miembros de su familia. Ella exigió una gran cantidad de compensación, pero se negó a cooperar para obtener una inspección del automóvil propuesta por Tesla.

El 20 de abril, el medio estatal, Xinhua News Agency, y otros medios afiliados al Comité Central de Asuntos Políticos y Legales del PCCh publicaron una serie de artículos denunciando a Tesla, obligando al fabricante de automóviles eléctricos a emitir una disculpa pública.

El 22 de abril, Tesla dio a conocer los datos de conducción de Zhang antes del accidente, mostrando que conducía a alta velocidad antes de que el coche se estrellara, y el sistema de frenado automático de Tesla la ralentizó considerablemente.

El 23 de abril, el medio estatal, Economic Daily, publicó un artículo que decía: “Antes de que se identifique la causa del accidente, las autoridades pertinentes deben ordenar a Tesla que suspenda inmediatamente la producción y las ventas para su rectificación”.

El 25 de abril, la Televisión Central de China (CCTV) describió a Tesla como “fuera de control”.

Al mismo tiempo, han surgido quejas también sobre Tesla en muchos lugares de China. En febrero, Tesla fue convocada por cinco departamentos, incluida la Administración Estatal de Supervisión del Mercado y la Oficina Central de Información de Internet del PCCh, con el argumento de que los consumidores se habían quejado de la calidad de sus productos.

Antes de eso, los datos publicados por la Asociación de Automóviles de Pasajeros de China (CPCA, por sus siglas en inglés) en octubre pasado mostraron que en el tercer trimestre de 2020, el Tesla Model 3 tuvo el menor número de quejas entre todos los automóviles de pasajeros más vendidos en China, con su relación entre quejas y ventas se mantiene estable en menos de uno en 10,000.

El académico de Taiwán, Hong Bo-xue, dijo: “El PCCh ha estado absorbiendo fondos internacionales y utilizando varios engaños. Cuando se vuelve más fuerte, comienza a deshacerse del que lo ayudó. Los empresarios taiwaneses y japoneses lo saben desde hace mucho tiempo. Ahora el PCCh le ha clavado el cuchillo a Tesla, porque aprendió a fabricar coches eléctricos y ya no necesita a Tesla”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS