Liu Xiu: emperador decisivo de la gran misericordia

Por DAVID WU
14 de Febrero de 2020 Actualizado: 14 de Febrero de 2020

Liu Xiu no solo era conocido por su talento excepcional en la estrategia militar. También era conocido por ser un hombre abierto y honesto que otorgaba recompensas y castigos de una manera justa y transparente.

Debido a una guerra civil provocada por Wang Mang (王莽), un funcionario de la corte que usurpó el trono de la familia Liu, se identifica que la dinastía Han tiene dos períodos distintos.

Con su capital en el oeste de Chang’an, el período anterior se conoce como la dinastía Han occidental (206 a. C. – 9 d. C.). Más tarde, la capital Han se estableció en Luoyang y los historiadores se refieren a ese período como la dinastía Han del Este (25-220 d.C.).

Liú Xiù (劉秀) (5 a.C.-57 d.C.), o Guang Wu Di (光武帝) (” Emperador marcial brillante”), fundó la dinastía Han del Este poco después de la muerte de Wang Mang, e inmediatamente se dispuso a reunificar una China dividida.

Descendiente de Liu Bang, Liu Xiu fue decisivo en revivir el gobierno de Han al apoyar una rebelión dirigida por su primo Liú Xuán (劉玄) contra Wang Mang.

Liu Xiu no solo era conocido por su talento excepcional en la estrategia militar. También era conocido por ser un hombre abierto y honesto que otorgaba recompensas y castigos de una manera justa y transparente.

En el período de tiempo desde que Wang Mang se apoderó del trono occidental de Han hasta el establecimiento de la dinastía Han del este, la guerra civil había devastado gran parte de China.

Restableciendo una dinastía

Poco después de proclamarse emperador, Liu Xiu adoptó una serie de políticas para impulsar la economía y hacer las paces con los países vecinos. Esto sirvió para revivir a la dinastía Han de su estado devastado por la guerra.

En lugar de nombrar subordinados en tiempos de guerra, Liu Xiu reclutó académicos bien educados para gestionar los asuntos nacionales. Él creía que los generales eran buenos con las órdenes marciales pero no con las leyes civiles. Reconoció que muchos de ellos se habían vuelto demasiado arrogantes para obedecer órdenes o leyes porque habían desarrollado una mayor importancia personal en función de sus logros durante las guerras.

Una vez que su gobierno estuvo asegurado, Liu Xiu otorgó a muchos generales el título de duque y les dio una gran riqueza, pero los mantuvo fuera de los puestos del gobierno.

Liu Xiu restableció el sistema anterior de gobierno centralizado al exigir que los gobernadores locales le informaran personalmente. Además, redujo el número de puestos oficiales. Esto fue para evitar que la dinastía volviera a caer en manos de poderosos ministros, duques y líderes de clanes locales.

Liu Xiu reconoció que las leyes draconianas introducidas por Wang Mang habían causado un resentimiento generalizado. Su experiencia en la guerra lo había llevado a preferir soluciones pacíficas a los conflictos; así, como emperador, se sabía que era decisivo, pero que tenía una gran misericordia. Emitió órdenes de amnistía muchas veces para liberar esclavos y liberar a delincuentes menores de prisión.

Reconstruyendo una Nación

Para corregir un oneroso sistema tributario, Liu Xiu adoptó políticas mínimas que redujeron la carga impositiva. Para alentar una mayor producción agrícola, redujo los impuestos a los agricultores del 10 al 3,3 por ciento. También adoptó una política de desgravación fiscal que eliminó la carga sobre los ancianos, las viudas y los pobres que más sufrieron por la guerra civil.

Para abordar los problemas de seguridad fronteriza, Liu Xiu reforzó las infraestructuras fronterizas y mejoró el sistema de defensa fronteriza. Se alentó a los presos a unirse al servicio militar en la frontera a cambio de penas reducidas.

Liu Xiu también tiene fama de haber sido estricto consigo mismo, pero de haber tratado a los demás con gran tolerancia. Durante la guerra civil, muchos generales que alguna vez fueron enemigos se unieron a él y les dio un alto nivel de confianza.

Cuando ocurrió un devastador terremoto durante su reinado, Liu Xiu culpó a su propia falta de virtud como la razón de su fracaso para proteger a su pueblo del desastre.

Mostrando gran paciencia

Un factor clave que llevó a los grandes logros de Liu Xiu fue su capacidad para ejercer una gran paciencia.

Liu Xiu y su hermano mayor, Liú Yǎn (劉 縯), tenían personalidades claramente diferentes que los llevaron a destinos muy diferentes.

Antes de que Liu Xiu se convirtiera en emperador, y a pesar de los grandes logros militares de los hermanos Liu en nombre de la resistencia a Wang Mang; el alto perfil y gran carácter de Liu Yan, hizo que el emperador Liu Xuan se preocupara y sospechara de él, esperando un ataque.

Mientras Liu Xiu lideraba las tropas para luchar por Liu Xuan en áreas remotas del país, Liu Xuan hizo matar a Liu Yan. Esta trágica noticia hirió profundamente a Liu Xiu; sin embargo, reprimió su pena y mostró aún más modestia ante Liu Xuan, que era lo opuesto a la jactancia y el desafío orgullosos de su hermano.

Liu Xiu no solo se abstuvo de publicar sus victorias y logros, sino que también se disculpó por el comportamiento de su hermano.

Esta actitud extremadamente humilde hizo que el emperador lamentara haber matado a Liu Yan, ya que los hermanos Liu habían contribuido en gran medida al restablecimiento del gobierno de Liu y la expansión del imperio. Liu Xuan decidió no castigar o tratar de matar a Liu Xiu, y en cambio lo recompensó por sus logros militares.

Sin embargo, Liu Xuan fue considerado un tirano con una mente sospechosa. Liu Xiu sabía que aunque Liu Xuan no lo consideraba una amenaza, esto no significaba que no mataría a Liu Xiu en el futuro, precisamente por sus grandes logros y prestigio.

Liu Xiu mantuvo un perfil bajo y una actitud humilde. Decidió soportar la pérdida de su hermano y las dificultades que surgieron de las eventuales sospechas del emperador. Aceptó ser dejado de lado hasta que tuvo la capacidad de reclamar el trono él mismo.

Abierto a la crítica

Hay una historia que demuestra el carácter admirable de Liu Xiu a través de su capacidad de aceptar críticas y corregir sus propios errores.

Después de que Liu Xiu se convirtió en emperador, asignó a Song Hong como su gran ministro. Song Hong recomendó que Huan Tan se convirtiera en asesor judicial en función de sus conocimientos y habilidades. Huan Tan también fue un excelente músico y a Liu Xiu le gustó mucho su música. Hizo que Huan tocara en cada banquete de la corte.

Song Hong estaba muy descontento con esto. Culpó a Huan Tan por distraer al emperador y dijo: “Te recomendé para el puesto de asesor judicial, no de músico judicial. ¿A dónde llevas al emperador? ¿Arreglarás las cosas o te sacaré del puesto?

Huan Tan se arrodilló y se disculpó, aceptando la responsabilidad de su comportamiento.

Pocos días después, en un banquete organizado para funcionarios de la corte, Liu Xiu nuevamente le pidió a Huan Tan que tocara para él. Huan estaba a punto de obedecer cuando vio a Song Hong. Tuvo miedo y no sabía qué hacer. El emperador le preguntó a Song el motivo de la vacilación de Huan.

Song se levantó de su asiento, se quitó el sombrero oficial y se disculpó, diciendo: “Le recomendé a Huan Tan a la corte por su lealtad y rectitud, sabiendo que le serviría bien. Pero ahora sus contribuciones hacen que la corte se entregue a la música y al placer. Es mi culpa”.

Después de escuchar esto, Liu Xiu se sintió avergonzado por pasar por alto las habilidades de asesoramiento de Huan a favor de su musicalidad y se disculpó con Song Hong.

Dedicado a promover el comportamiento justo

Durante su reinado de 32 años como emperador, Liu Xiu promovió enérgicamente el confucianismo, y puso gran énfasis en el “qì jié” (氣節), el coraje moral o la integridad.

Más tarde, los historiadores considerarían su época como la época del “apogeo del carácter moral y la cima del confucianismo”.

Bajo el reinado de Liu Xiu, la sociedad china se recuperó rápidamente de la destrucción causada por la guerra civil, los conflictos sociales disminuyeron y las personas vivieron vidas pacíficas y felices.

*****

Puede interesarle:

Argentina se aleja de EE. UU. y se acerca al default

TE RECOMENDAMOS