Lo que deben tener los padres para ser hombres en un mundo cada vez más feminizado

Por Glenn T. Stanton y Jim Daly
20 de Junio de 2021
Actualizado: 20 de Junio de 2021

Opinión

En nuestra actual era de política woke y de difuminación y transformación de las diferencias entre hombres y mujeres, ¿estamos perdiendo de vista las cualidades claramente masculinas? Creemos que sí, y éstas son muy diferentes de las meras características masculinas.

Ser varón es una función de las partes del cuerpo y del ADN. Ser hombre es una cuestión de carácter, de lo que un hombre decide hacer y de cómo lo hace. A los padres les corresponde mostrar y enseñar a sus hijos varones lo que se necesita para crecer y asumir su papel único en la sociedad.

Aunque ciertamente no es una lista exhaustiva, aquí están muchas de las cualidades más importantes, ampliamente practicadas y culturalmente esperadas de la hombría según antropólogos culturales, psicólogos y sociólogos que han estudiado la naturaleza de la hombría a través de diversas culturas y tiempos.

  • Coraje: Ante todo, un hombre no se acobarda ante un desafío necesario. Está dispuesto a enfrentar el peligro, la dificultad y la abnegación por el bien de los demás.
  • Iniciativa: Un hombre es el primero en levantarse de su asiento (figurativa y literalmente) cuando surge una crisis. El hombre toma el timón como solucionador de problemas.
  • Sentido de cuidado y apoyo: Un hombre debe aprender y estar dispuesto a proveer y cuidar a aquellos que dependen de él. Esto se demuestra típicamente al ser esposo y padre. Incluso si nunca se casa, mantiene a los demás. Como concluye correctamente el antropólogo David Gilmore, “Un hombre produce más de lo que consume”, y la comunidad se beneficia de su trabajo y generosidad.
  • Autosuficiencia: Un hombre se sostiene solo y se niega a depender de otros para su bienestar. El lema de los Boy Scouts es “Siempre Preparado”, porque el hombre no quiere depender de la preparación de otro.
  • Honestidad y fortaleza moral: Un hombre hace lo correcto y llama la atención de los que no lo hacen. Trata a los demás con integridad. Se puede confiar en que hará lo correcto cuando nadie esté mirando. Su palabra es su garantía.
  • Tenacidad: un hombre no se rinde ni se encoge fácilmente ante la adversidad. La frase “No se puede hacer” no le resulta familiar.
  • Autocontrol: Un hombre es consciente de sus propios límites —su fuerza, apetitos, independencia, lenguaje y poder— y los respeta. Llama a otros a hacer lo mismo. Se da a sí mismo una orden y la cumple.
  • Respeto a la autoridad: Ningún hombre es un renegado. Reconoce que está bajo la autoridad de otro, ya sea un jefe, su propio padre, su pastor y, en última instancia, Dios. Actúa en consecuencia. Desafiará respetuosamente a los que están en autoridad cuando la conciencia lo requiera, pero en raras ocasiones.
  • Muestra respeto: Un buen hombre muestra respeto a sí mismo y a los que conoce, independientemente de su posición. Los mira a los ojos y les da un firme apretón de manos y a las mujeres, amabilidad. Ayuda a los demás a conocer su valor.
  • Lealtad: Un hombre es leal a su familia, amigos y comunidad, incluso a un precio muy alto para sí mismo.
  • Humildad: Un hombre valora a los demás y los eleva. Entiende la fuerza de disculparse y pedir perdón.
  • Compasión: Esto puede parecer una cualidad femenina, pero un hombre observa las luchas de los vulnerables y acude fácilmente en su ayuda. Ésta es una fortaleza moral. Un hombre no explota la debilidad de una persona inocente.
  • Vive su carácter: Por último, si la hombría es un conjunto distinto de rasgos de carácter, la cualidad final es que los vive en acción, y lo hace de manera conspicua en la comunidad. La pasividad es exactamente lo opuesto a la hombría.

Se puede decir que un buen hombre hace lo correcto en el momento correcto, de la manera correcta por las razones correctas. Si no lo hace, tenemos razón al decir: “No es un buen hombre” o “¡Necesita ser un hombre!”

Jim Daly es el presidente de Focus on the Family. Glenn T. Stanton es el director de Estudios Globales para la Formación de la Familia en Focus on the Family.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS