Lobo salvaje atrapado en un río congelado se duerme sobre su rescatista quien creyó que era un perro

Por Simon Veazey - La gran Época
23 de Febrero de 2019 Actualizado: 23 de Febrero de 2019

Rando Kartsepp no tenía ni idea de que el animal dormido sobre sus piernas en el automóvil, con el pelo aún húmedo después de ser sacado de un río congelado, no era un perro.

Cuando llegaron a la clínica veterinaria, donde fue tratado por hipotermia y baja presión sanguínea, ni siquiera los veterinarios se dieron cuenta, aunque tenían sus inquietantes sospechas. Se necesitó de un cazador para hacer la confirmación: el animal que Katstepp y un amigo habían sacado de una presa no era un perro grande, como pensaban, sino un joven lobo salvaje macho.

Al darse cuenta de su error, los veterinarios rápidamente le pusieron un bozal, mientras aún estaba somnoliento por su terrible experiencia y lo metieron en una jaula.

El lobo en la clínica después de ser rescatado de la presa Sindi en Estonia el 20 de febrero de 2019. (EUPA)

Robin Sillamae y Rando Kartsepp estaban trabajando en la presa Sindi en Estonia el 20 de febrero, cuando vieron a un animal atrapado a unos 100 metros de distancia sobre el hielo.

Abrieron un camino a través del hielo, sacaron lo que pensaban que era un perro, lo frotaron con una manta y lo metieron en su coche para calentarlo. Luego llamaron a la sociedad nacional de protección animal que organizó una clínica local para ellos.

“Pesaba un poco”, dijo Kartsepp al periódico estonio Post Times. “Tuvimos que cargarlo por la ladera”.

El lobo permaneció manso mientras se dirigían a la clínica, dijo.

El lobo es puesto en un coche después de haber sido rescatado de la presa de Sindi en Estonia el 20 de febrero de 2019. (EUPA)

“Estaba tranquilo, dormía sobre mis piernas. Cuando quise estirarlas, levantó la cabeza por un momento”, agregó.

La Unión Estonia para la Protección de los Animales (EUPA) dijo en un correo electrónico que cuando llegó a la clínica, el lobo tenía la presión arterial baja, lo que puede explicar su comportamiento dócil en el coche.

El lobo se recupera en la clínica después de haber sido rescatado de la presa Sindi en Estonia el 20 de febrero de 2019. (EUPA)

Los veterinarios comenzaron a preguntarse si el perro de gran tamaño no era un lobo, pero necesitaban la confirmación de un cazador local.

El jefe de la clínica Tarvo Markson dijo al Post Times que el lobo se recuperó al día siguiente, después de llegar con hipotermia y un fuerte shock. “Al principio, estaba tan agotado que no se resistió en absoluto. “Simplemente lo mantuvimos en esta habitación. Pero una vez que empezó a percatarse de la situación, sentí que las cosas podrían pasar a ponerse peligrosas. Lo metimos en una jaula”, dijo Markson.

El lobo es retenido dentro de una jaula después de haber sido rescatado de la presa de Sindi en Estonia el 20 de febrero de 2019. (EUPA)

El animal fue liberado en la naturaleza después de ser equipado con un rastreador GPS colocado por especialistas de la Agencia de Medio Ambiente, de acuerdo con EUPA, que garantizó el pago.

“Por suerte, todo salió bien”, dijo un representante de la EUPA. “Estamos muy contentos por el resultado de la historia y queremos agradecer a todos los que participaron, especialmente a estos dos hombres que rescataron al lobo y a los veterinarios de la clínica que no tuvieron miedo de tratar y nutrir al animal salvaje.

Te presentamos:

Una introducción a Falun Dafa

A través de sus principios Verdad, Benevolencia y Tolerancia, es posible mejorarse como persona y elevarse continuamente dentro del ambiente de la sociedad. Más información http://es.falundafa.org

TE RECOMENDAMOS