Descubren túnel que emulaba al ‘inframundo’ en Teotihuacan

11 de Julio de 2017 Actualizado: 11 de Julio de 2017

Recientemente el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), de México, realizó un estudio para comprobar la existencia y profundidad de un conducto que correría del centro de la Plaza de la Luna a la Pirámide de la Luna, en Teotihuacan, una de las más importantes ciudades prehispánicas, conocida como “la Ciudad de los Dioses”, informó la página oficial de la institución.

El túnel podría haber tenido un uso de carácter ritual, para efectuar ceremonias propiciatorias de los ciclos agrícolas. Es decir, que podría estar relacionado al origen de la vida, las plantas y los alimentos.

Un equipo de expertos en Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), colaboró en la investigación cuyos hallazgos indican que al igual que la Pirámide del Sol y el Templo de Quetzalcóatl, la Pirámide de la Luna podría contar con un conducto subterráneo. Tal parece que los teotihuacanos reprodujeron el mismo patrón de túneles asociados a sus grandes monumentos.

Los científicos realizaron una tomografía de resistividad eléctrica cuyas imágenes preliminares sugieren una cavidad recta a diez metros de profundidad que iría del centro de la plaza a la Pirámide de la Luna, según información proporcionada por la líder del equipo de investigación, doctora en Geofísica, Denisse Argote Espino, adscrita a la Dirección de Estudios Arqueológicos del INAH.

Teotihuacan significa el “lugar donde fueron creados los dioses” y debe su nombre a los mexicas que la llamaron así seis siglos después de su abandono.

La función del túnel aún no se ha confirmado, pero podría haber tenido un uso de carácter ritual, para efectuar ceremonias propiciatorias de los ciclos agrícolas. Es decir, que podría estar relacionado al origen de la vida, las plantas y los alimentos, afirmó la arqueóloga Verónica Ortega, directora del Proyecto de Conservación Integral de la Plaza de la Luna.

“Las primeras imágenes analizadas muestran un conducto relleno”, informó el INAH; aunque es necesario procesar más los datos para obtener una mejor definición de los rasgos bajo la superficie para que en los próximos meses se puedan reportar los resultados finales.

“La tomografía eléctrica consistió en inyectar corriente eléctrica al subsuelo y medir la resistividad, de acuerdo con la variedad de materiales que se encuentren en el terreno”, explicó la doctora Argote. “La inyección de corriente eléctrica se hizo mediante electrodos: unos suministran la corriente y otros sirven para medir la diferencia del potencial, la cual es registrada por un aparato denominado Syscal Pro. Actualmente se procesan los datos para crear modelos en 3D y 2D”, según informes oficiales.

[insert page=’hallazgos-tunel-quetzalcoatl-ahondan-misterios-de-teotihuacan’ display=’template-relacionadas.php’]

A dónde se dirigen los resultados de la investigación

Hasta el momento se cree que el túnel fue construido en una etapa de edificación correspondiente al año 100 a.C. Sin embargo, se espera que los resultados arrojen datos más precisos sobre su orientación y relación con la plaza y la Calzada de los Muertos.

Vista desde la Pirámide de la Luna, debajo de la cual se presente determinar la ubicación precisa del túnel que parece estar a 10 metros de profundidad (Wikimedia Commons).
Vista desde la Pirámide de la Luna, debajo de la cual se presente determinar la ubicación precisa del túnel que parece estar a 10 metros de profundidad (Wikimedia Commons).

Verónica Ortega, subdirectora técnica de la Zona Arqueológica, explicó los resultados podrían ayudar a comprender mejor el discurso simbólico que está debajo de la superficie de esta antigua y enigmática ciudad.

“El estudio permitirá conocer si existen otros conductos alrededor de la pirámide, ya que el año pasado se detectaron algunas alteraciones en el subsuelo, en particular grandes fosas y canales relacionados con rituales”, afirmó.

Después de un siglo de investigaciones, el equipo de expertos está tomando precauciones para evitar lo sucedido con el túnel encontrado debajo de la Pirámide del Sol en los setentas, que había sido saqueado anteriormente.

Hay indicios de que el espacio fue sacralizado antes de la construcción de la pirámide, debido al hallazgo de piedras verdes megalíticas que eran de gran valor para los teotihuacanos, explica la arqueóloga. De hecho, ella considera que estos túneles podrían haber sido una emulación del inframundo.

Las piedras verdes monolíticas halladas cerca del túnel dan indicios de que su uso era de origen ritual, ya que éstas tenían un gran valor para los teotihuacanos. Máscara de jade encontrada en Teotihuacán (Wikimedia Commons).
Las piedras verdes monolíticas halladas cerca del túnel dan indicios de que su uso era de origen ritual, ya que éstas tenían un gran valor para los teotihuacanos. Máscara de jade encontrada en Teotihuacán (Wikimedia Commons).

“El hecho de que el túnel fuese un contexto sellado por los propios teotihuacanos, daría la oportunidad de encontrar nuevas evidencias de la organización ritual, pero también sociopolítica, por lo que habrá que hacer comparaciones entre este posible conducto y los que corren bajo la Pirámide del Sol y  el Templo de la Serpiente Emplumada, en busca de una mejor comprensión del significado de la ciudad y la forma en la que sus dirigentes pudieron cohesionar a más de 100 mil habitantes, muchos de ellos foráneos”, comentó la doctora Ortega.

[insert page=’estructura-enterrada-stonehenge-piedras-monolitos’ display=’template-relacionadas.php’]

La enigmática “Ciudad de los Dioses”

Teotihuacan significa el “lugar donde fueron creados los dioses” y debe su nombre a los mexicas, que la llamaron así seis siglos después de su abandono. El INAH considera que este lugar es símbolo de desarrollo cultural, artístico, religioso, político y social de la cultura mesoamericana.

Ubicada al centro de México y siendo una de las ciudades prehispánicas mejor planificadas y extensas del mundo antiguo, Teotihuacán alcanzó los 22 kilómetros cuadrados de extensión y fue uno de los polos culturales de Mesoamérica. Cuenta con numerosas construcciones, distribuidas en tres mil hectáreas y fue declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1987.

"La Ciudad de los Dioses", como se conoce a Teotihuacán, es uno de los principales polos de Mesoaérica y fue nombrado Patriminio Mundial por la UNESCO en 1987 (Wikimedia Commons).
“La Ciudad de los Dioses”, como se conoce a Teotihuacán, es uno de los principales polos de Mesoaérica y fue nombrado Patriminio Mundial por la UNESCO en 1987 (Wikimedia Commons).

“Su valor universal se aprecia en el diseño urbano ortogonal, definido por la calzada de Los Muertos en el eje norte-sur y las canalizaciones del río San Juan en el este-oeste, disposición que se vincula con el paisaje y sus elevaciones naturales, como el cerro Gordo y la sierra de Patlachique. Sobre ese plano se trazaron calles, palacios, templos y conjuntos habitacionales con una población multiétnica dedicada a la producción artesanal, el comercio, el sacerdocio y la guerra” afirma el INAH.

Las edificaciones más importantes se encuentran en la calzada de Los Muertos, entre las que destacan las pirámides del Sol y la Luna, la Ciudadela, los conjuntos Oeste y de La Ventilla, el Gran Complejo y los palacios de Tetitla, Atetelco, Tepantitla, Yayahuala y Zacuala.

Símbolo de desarrollo cultural, artístico, religioso, político y social de la cultura mesoamericana, Teotihuacán ha sido la fuente de grandez hallazgos que han permitio conocer sobre los orígenes de una de las culturas antiguas más importanes del mundo (Wikimedia Commons).
Símbolo de desarrollo cultural, artístico, religioso, político y social de la cultura mesoamericana, Teotihuacán ha sido la fuente de grandez hallazgos que han permitio conocer sobre los orígenes de una de las culturas antiguas más importanes del mundo (Wikimedia Commons).

La construcción de la estructura urbana de la ciudad, según los expertos, fue basada en diferentes puntos astronómicos que, hasta el momento, no han sido definidos. Tiene de dos lugares que fueron esenciales para la observación astronómica en el sitio: la Pirámide del Sol y la llamada Cueva astronómica, ubicada cerca de dicha estructura.

La Pirámide de la Luna, que se localiza en la desembocadura norte de la Calzada de los Muertos y consta de siete etapas constructivas. La primera se empezó a edificar en el año 100 a.C. y sucesivamente se hicieron ampliaciones hasta el año 450 d.C.

Actualmente Teotihuacán es el sitio arqueológico más visitado en México y un destino turístico muy importante a nivel internacional

[insert page=’ciudad-maya-de-copan-arte-jeroglificos’ display=’template-relacionadas.php’]

El futuro de las investigaciones

Verónica Ortega dijo que una vez que se tengan los resultados definitivos de la investigación, el siguiente paso será explorar la cavidad hallada en la Plaza de la Luna.

Después de un siglo de investigaciones, el equipo de expertos está tomando precauciones para evitar lo sucedido con el túnel encontrado debajo de la Pirámide del Sol en los setentas, por el arqueólogo Jorge Acosta; quien encontró que éste había sido saqueado anteriormente.

Por esta razón, se prevé que el túnel sería cerrado en vista de priorizar las investigaciones al respecto.

[insert page=’arqueologos-descubren-los-mas-antiguos-y-colosales-jeroglificos-egipcios’ display=’template-relacionadas.php’]

TE RECOMENDAMOS