Londres es nombrada “capital occidental de los ataques con ácido”: 752 casos en un año

Por Julian Bertone
30 de Agosto de 2019 Actualizado: 30 de Agosto de 2019

Los ataques con ácido en Londres subieron a niveles récord, con diez veces más incidentes reportados el año pasado en comparación con 2012, según una investigación de Evening Standard.

Según las cifras de Libertad de Información de la Policía Metropolitana obtenidas por el Standard, los ataques con ácido en la ciudad se elevaron a 752 en 2018, diez veces más que los 66 de 2012.

Las estadísticas muestran un fuerte aumento interanual de las infracciones, con 159 ataques con ácido registrados en 2013, 178 en 2014, 348 en 2015, 461 en 2016 y 616 ataques con líquido corrosivo registrados en 2017.

De esos ataques, 17 niños menores de 10 años han resultado heridos por la sustancia, según las estadísticas.

El Dr. Simon Harding, experto en pandillas y profesor asociado de criminología en la Universidad del Oeste de Londres, dijo a la agencia de noticias que Londres se ha convertido en el punto neurálgico de los ataques con ácido en el mundo occidental.

Explicó que los ataques con esta sustancia van en aumento, ya que el ácido está fácilmente disponible, es barato y puede ser utilizado por los delincuentes en una variedad de situaciones, incluidos los ataques por motivos religiosos o raciales.

“El aumento de estos ataques se relaciona con un aumento de los delitos con arma blanca en 2017 y 2018”, señaló Harding al Standard.

“El uso de lejía dejó de ser un arma de último recurso, que se usaba para atacar a alguien que realmente odiabas”.

Harding añadió que para algunos la sustancia se ha convertido en un “arma de primer recurso”.

“Puede ser usada en robos, asaltos, ataques de venganza, durante robos de ciclomotores o para intimidar a testigos”.

Una víctima de un ataque con ácido, Jabed Hussain, de 36 años, cuyo rostro fue rociado por la sustancia corrosiva en Hackney en 2017, pidió a las autoridades que hicieran más para proteger al público contra los criminales que abusan del líquido.

El exrepartidor fue atacado por dos personas que intentaron robar su bicicleta, informó el Standard.

“Hay que hacer más. La legislación es débil y los criminales son más listos que la ley”.

Ante la oleada de ataques con ácido en la capital, en noviembre del año pasado se convirtió en ilegal que el público posea ácido sulfúrico con una concentración superior al 15 por ciento sin licencia, y ahora conlleva multas ilimitadas y una sentencia de dos años de prisión.

Además, los menores de 18 años ya no podrán comprar el líquido corrosivo cuando se apliquen las disposiciones de la Ley de armas ofensivas de 2019.

“La Ley [de 2019] también dará poderes adicionales a la policía para detener y registrar a quienes sospechen que llevan ácido”, dijo el Ministerio del Interior.

El Superintendente Mike West dijo al Standard: “No toleraremos ningún ataque violento, incluyendo los que usan una sustancia corrosiva, que tratamos con una respuesta igual a la de los crímenes con arma blanca y de fuego”.

Policía del Reino Unido controlará botellas de bebidas en busca de ácido

Las botellas de bebidas de aspecto inocente, llenas de ácido u otros líquidos peligrosos por parte de los delincuentes, se utilizan cada vez más como armas en las calles del Reino Unido.

Pero ahora, la policía tendrá el poder de registrar a las personas que llevan botellas de plástico y examinarlas en el acto bajo las nuevas propuestas del gobierno que fortalecerán los llamados poderes de parar y buscar para incluir “sustancias corrosivas”.

El Reino Unido tiene uno de los índices más altos de ataques con ácido en el mundo, impulsado en parte por pandillas que están tratando de construir una reputación temible al mismo tiempo que evitan la pena legal de ser capturados con una navaja.

Un kit de pruebas para identificar sustancias corrosivas en el lugar durante un incidente de detención y registro está siendo desarrollado en el Laboratorio de Ciencia y Tecnología de la Defensa, según anunció el 9 de septiembre el Ministerio del Interior de Gran Bretaña.

Llevar esas sustancias estará prohibido en virtud de una ley que actualmente está pasando por las cámaras legislativas y que hará que el lanzamiento de ácido sea un delito por derecho propio.

Harding dijo que parar y buscar puede ayudar a reducir los ataques de aquellos que “casualmente” llevan ácido como una alternativa a un cuchillo de protección.

“Pero los que llevan a cabo ataques con ácido son a menudo un cierto tipo de individuos que están motivados por algo muy poderoso, por lo general alguna forma de venganza”, señaló.

En abril de 2017, 18 personas fueron quemadas y dos quedaron ciegas de un ojo en un ataque con ácido en un club de Londres, cuando el exnovio de una estrella de reality show fue arrestado y acusado.

Tres cuartas partes de los ataques con ácido conocidos por la policía del Reino Unido nunca son procesados porque muchas víctimas están demasiado asustadas para dar testimonio.

*****

Historias de convicción:

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

TE RECOMENDAMOS