Los archivos de Twitter: Solo es el comienzo

Por Jeffrey A. Tucker
09 de Diciembre de 2022 9:08 PM Actualizado: 09 de Diciembre de 2022 9:08 PM

Opinión

Anoche fue todo un acontecimiento.

Bari Weiss, quien dejó el New York Times en protesta contra la cultura de ese periódico, tuvo acceso a otro tramo de información privilegiada sobre el funcionamiento de Twitter antes de que Elon Musk se hiciera cargo. Reveló una gran confirmación de lo que sospechábamos desde hace años: la plataforma estaba censurando a las personas que se oponían a los cierres y a los mandatos de vacunación entre toda la letanía de coerción y coacción que recorrió el mundo desde marzo de 2020.

La primera persona destacada aquí es Jay Bhattacharya de Stanford, quien se unió a la plataforma en el verano de 2021. Durante todo este tiempo, los portavoces de Twitter habían dicho repetidamente que no hacía shadowban (supresión disimulada) pero, por supuesto, todos sabíamos lo contrario.

Resulta que la empresa tenía un sistema elaborado de desactivación, supresión disimulada, prohibiciones de temas de actualidad, prohibiciones de búsqueda y otros trucos sofisticados, todos ellos diseñados para minimizar al máximo el alcance de la cuenta de una persona.

Puede ver algunos de los controles impuestos desde el panel de administración. Fue tratado con ligereza en comparación con otros. Más de 10,000 fueron vetados.

Continúa dando otros ejemplos entre los que seguramente hay miles y estoy casi, pero apodícticamente seguro de que he estado entre ellos. Luego de que Elon se hizo cargo, mis propias cuentas han experimentado un tremendo aumento en alcance, seguidores, etc.

Hay una demanda pendiente presentada por los fiscales generales de Missouri y Louisiana que acusa a la administración Biden (y realmente a todo el estado administrativo en lo que respecta a la comunicación y la información) de violar la Primera Enmienda al confabularse con las Big Tech. Ya hay cientos de páginas aquí para documentar esto, pero las publicaciones de Elon solo afianzan aún más el punto. Ahora es tan increíblemente obvio que esto es exactamente lo que estaba pasando.

Ahora sabemos cómo Elon podría despedir a 3 de cada 4 trabajadores allí y la plataforma funcionaría mejor que nunca. Estas personas no estaban trabajando para la plataforma. Estaban trabajando en su contra. ¿Y con qué fin? Para mantener las escuelas cerradas. Para obligar a la gente a vacunarse. Para mantener las restricciones de viaje. Para mantener a las personas con mascarillas y viviendo aterrorizadas por un virus. Todo esto realmente ocurrió.

Lo que se refiere a Twitter es cierto seguramente en Google (por lo tanto, YouTube), Facebook (por lo tanto, Instagram), Microsoft (por lo tanto, LinkedIn) e incluso Amazon (se bloqueó la publicación y distribución de muchos libros excelentes). En este punto, uno tendría que estar completamente ciego sobre la realidad de lo que hemos tratado durante casi tres años: en nombre del control del virus, el país, sus leyes y tradiciones, sus libertades y derechos, fueron tomados por una junta con ideas diferentes.

Resulta revelador que una de las tareas de Musk haya sido descubrir a los espías del personal. Jim Baker, del FBI, parece haber estado involucrado en la revisión de la primera publicación de información de los archivos de Twitter, por lo que también fue expulsado, presumiblemente despejando el camino para que se publique más información.

Algunos de los comentarios que estoy viendo esta mañana intentan describir toda esta lamentable situación como la censura de los “conservadores”. Eso es completamente incorrecto. Se trataba fundamentalmente de oponerse a los controles de COVID (que fueron impulsados ​​​​por un gran número de la izquierda y la derecha, entre los que se encontraba Mike Pence). Los disidentes del despotismo incluyen a muchas personas de todo el espectro político y muchos que no tienen ninguna inclinación política, sino que simplemente tienen una inclinación por decir la verdad.

(Como acotación al margen, estoy completamente cansado de los falsos servicios de monitoreo de medios que describen a Brownstone como conservador o de centro derecha. Esto es ridículo, ya que más de la mitad de nuestros escritores, o más, tienen una tradición de estar en la izquierda. Por mi parte, fui de los primeros en advertir de lo que podría llegar a ser una presidencia de Trump. Esto fue en 2015. A esto le siguió un libro completo que exponía el estatismo de la derecha).

Lo que me estremece cada vez que lo pienso es lo siguiente: solo conocemos el funcionamiento interno de Twitter porque Elon tuvo la idea de comprar la empresa por USD 44,000 millones. Y esa venta se llevó a cabo porque los accionistas la aprobaron y las fuentes de financiamiento lo respaldaron. Twitter se encuentra ahora entre los únicos lugares principales en el espacio tecnológico que no está canalizando los flujos de información de acuerdo con las prioridades del estado de seguridad nacional. Piénsalo.

¿Qué tan cerca estuvimos de perder toda la libertad de expresión? Mucho. Y la batalla está muy viva. Mientras terminaba de escribir esta columna, recibí lo siguiente de LinkedIn en relación con un artículo de Brownstone de ayer. Ahora sabemos con certeza lo que motiva este tipo de cosas y no son los clientes, los accionistas y la libertad de información. Se trata del servicio al gobierno y al Estado profundo en particular.

Cada vez que estas publicaciones salen a la luz, pensamos que eso es seguramente lo peor. Pero siempre empeora.

El escándalo de FTX está profundamente relacionado aquí y sabemos muy poco sobre adónde fueron a parar unos USD 10,000 millones de sus fondos adquiridos de forma fraudulenta. Sin embargo, estamos comenzando a rastrear las redes, y fluyen a través de muchas organizaciones sin fines de lucro, científicos y universidades que misteriosamente se quedaron en silencio desde marzo de 2020 en adelante. En este caso, el “altruismo efectivo” significaba realmente el control totalitario de toda la sociedad.

Durante años, muchos de nosotros pensamos que tal vez nosotros éramos los locos. ¿Por qué tantas voces importantes e instituciones que alguna vez fueron respetadas se han comprometido por completo a aceptar la destrucción de la libertad y el orden social en nombre de un plan completamente inviable para controlar un virus aplastando la libertad? ¿Cómo rayos se llegó a esto?

Poco a poco nos vamos enterando: se trataba de poder y dinero.

Y, sin embargo, también tenemos ante nosotros algunos ejemplos de cómo vencer a la potencia hegemónica. Bhattacharya, Musk y tantos otros muestran el camino. Es un camino de coraje moral. Haz lo correcto. No sigas el juego. Di la verdad y lucha por ella. Todo el poder y el dinero del mundo no pueden hacer frente a ese enfoque aparentemente sencillo.

Lamentablemente, ese coraje moral es demasiado raro. Demasiado raro.

Todos hemos estado personalmente devastados al ver a tantos amigos, colegas, instituciones y lugares en los que alguna vez confiamos fracasar por completo durante tres años de infierno. Redes enteras se quedaron en silencio, incluso aquellas que dicen apoyar la libertad. Al mismo tiempo, también debemos sentirnos inspirados en los pocos ejemplos de valentía y la diferencia que marca.

Brownstone se compromete a llegar al fondo de este desastre de una forma u otra, y destacar y apoyar a los mejores investigadores, escritores y opiniones profesionales que puedan ayudar en el gran esfuerzo que tenemos por delante: encontrar la verdad y señalar un camino para salir de este asombroso pantano. Terminaré con unas sencillas palabras de profundo agradecimiento a los lectores y seguidores. Lo necesitamos ahora más que nunca. El mundo entero le necesita.

Como escribió Ludwig von Mises en 1922:

“Todo el mundo carga con una parte de la sociedad sobre sus hombros; a nadie se le exime de su parte de responsabilidad por otros. Y nadie puede encontrar un camino seguro para sí mismo si la sociedad se dirige hacia la destrucción. Por lo tanto, cada uno, en su propio interés, debe lanzarse vigorosamente a la batalla intelectual. Nadie puede permanecer indiferente: los intereses de todos dependen del resultado. Lo quiera o no, cada hombre es arrastrado a la gran lucha histórica, a la batalla decisiva en la que nos ha sumergido nuestra época”. ~Ludwig von Mises


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.