Los Archivos Nacionales planean entregar los registros de Mike Pence al comité del 6 de enero

Por Mimi Nguyen Ly
03 de Febrero de 2022 1:38 PM Actualizado: 03 de Febrero de 2022 1:38 PM

Los Archivos Nacionales han dicho que planean entregar los registros de la Casa Blanca del exvicepresidente Mike Pence a la comisión de la Cámara de Representantes el 6 de enero.

En una carta (pdf) dirigida al expresidente Donald Trump el 1 de febrero, el archivero nacional David Ferriero dijo que entregará los registros el 3 de marzo, salvo que intervenga algún tribunal.

“Después de consultar con el consejero del presidente y el fiscal general adjunto para la Oficina de Asesoría Legal, y según las instrucciones del presidente Biden, he determinado revelar al [Comité del 6 de enero] los registros de la Vicepresidencia [enumerados en] nuestra Notificación del 8 de diciembre de 2021, que usted identificó como privilegiados en su carta del 18 de enero de 2022”, escribió Ferriero.

Añadió que los Archivos Nacionales siguen entregando los registros vicepresidenciales sobre los que Trump no ha hecho valer el privilegio.

Este es el primer conjunto de registros relacionados con la oficina de Pence que la agencia de registros autoriza a entregar tras una solicitud de ellos del comité del 6 de enero. Pence no ha testificado ante la comisión.

Trump, en una carta (pdf) a Ferriero fechada el 18 de enero, había afirmado formalmente el privilegio ejecutivo sobre una serie de registros que determinó que “contienen información sujeta al privilegio ejecutivo, incluyendo los privilegios de las comunicaciones presidenciales y del proceso deliberativo”.

Pero la administración del presidente Joe Biden no afirmó las afirmaciones de Trump sobre el privilegio.

En una carta (pdf) el 1 de febrero, la consejera de la Casa Blanca Dana Remus respondió a una solicitud de Ferriero del 18 de enero en la que pedía la opinión de Biden sobre la publicación de los documentos.

“En cualquier caso, en la medida en que cualquiera de los documentos en cuestión podría ser objeto de una reclamación de privilegio ejecutivo de cualquier tipo, incluso por parte del expresidente, el presidente Biden ha determinado que una afirmación de tal privilegio no está justificada y no es en el mejor interés de los Estados Unidos”, dijo la asesora de la Casa Blanca Dana Remus a Ferriero.

Remus también escribió: “La Corte Suprema ha reconocido la autoridad de un expresidente, en determinadas circunstancias, para hacer valer las reclamaciones del privilegio de las comunicaciones presidenciales, que abarca ciertas comunicaciones realizadas por el presidente en relación con el ejercicio de las responsabilidades de su cargo”.

“Sin embargo, muchos de los registros respecto de los cuales el expresidente ha hecho valer el privilegio en este conjunto de documentos, fueron comunicaciones relativas a las responsabilidades del exvicepresidente como presidente del Senado en la certificación del voto de los electores presidenciales el 6 de enero de 2021.

“Aunque esos registros se califican como registros de la Vicepresidencia en virtud de la Ley de Registros Presidenciales y, por lo tanto, están sujetos a las disposiciones de la Ley relativas a las excepciones al acceso restringido, véase 44 EE. UU. § 2207, 2205, no están sujetos a las reclamaciones del privilegio de las comunicaciones presidenciales”.

Por otra parte, la Corte Suprema había rechazado en enero la petición de Trump de bloquear la entrega por parte de los Archivos Nacionales de otros expedientes de su Administración al comité del 6 de enero, que está empezando a recibir los expedientes.

Los Archivos Nacionales confirmaron a varios medios de comunicación que algunos de los documentos en su poder habían sido destrozados por Trump durante su mandato, y que tuvieron que ser reconstruidos con celo por funcionarios del gobierno.

“Estos fueron entregados a los Archivos Nacionales al final de la Administración Trump, junto con una serie de registros destrozados que no habían sido reconstruidos por la Casa Blanca”, dijo la agencia en una declaración.

El comité del 6 de enero ha sido criticado por su partidismo. Está formado por siete demócratas y dos republicanos, el representante Adam Kinzinger (R-Ill.) y la representante Liz Cheney (R-Wyo.), que fueron los dos únicos republicanos que votaron a favor del comité (ambos son conocidos por su fuerte oposición al expresidente Donald Trump). La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), había elegido a Kinzinger y a Cheney después de que ella se negara a sentar a los miembros elegidos por el líder de la minoría de la Cámara, Kevin McCarthy (R-Calif.).


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.