Los Biden siempre fueron la verdadera amenaza a la seguridad nacional, no los Trump

Por Brian Cates
01 de Noviembre de 2020
Actualizado: 01 de Noviembre de 2020

Opinión

La carrera presidencial de 2020 ha tomado un giro muy extraño estas últimas semanas para las dos familias prominentes involucradas en la contienda.

Todo lo que se investigó exhaustivamente sobre la familia Trump durante los últimos cinco años por lo que supuestamente hizo, ahora se ha convertido en un búmeran contra la familia Biden.

Durante cinco largos años, se ha alegado a través de filtraciones anónimas y pruebas falsas que la familia Trump se vio comprometida por Rusia y potencialmente por otras naciones extranjeras.

Desde la investigación Crossfire Hurricane del FBI, iniciada en julio de 2016, hasta el final de la investigación del abogado especial Mueller en marzo de 2019, la familia Trump y sus asociados fueron investigados sin descanso por sabuesos partidistas deseosos de encontrar la prueba decisiva que pusiera fin a la amenaza que Trump representaba para la República de una vez por todas.

Pero a pesar del hecho de que nunca se encontraron pruebas de colusión o soborno, los que estaban desesperados por sacar a Trump de su cargo nunca dejaron de intentarlo.

Hace poco se publicó otra historia “bomba” contra el presidente Donald Trump sobre una cuenta bancaria “secreta” que supuestamente tenía en China. Esa noticia fue publicada el 20 de octubre por el New York Times.

Este intento de bomba “sorpresa de octubre” fue una tontería abyecta. Trump era un ciudadano común cuando abrió la cuenta, y la cerró mucho antes de que se presentara a las elecciones.

Si la cuenta bancaria ahora cerrada estaba en los registros de impuestos de Trump, ¿cómo es que era de alguna manera una cuenta “secreta”? Se esconde el dinero de los sobornos donde el IRS no lo ve, y así no hay que dar cuenta de ello en los registros de impuestos. Eso no se pone en los archivos del IRS.

Lo que hace que la historia de la cuenta bancaria china de Trump sea tan irónica es que desde que el New York Times publicó esa historia, han seguido apareciendo pruebas de que los Biden han recibido millones de dólares en “préstamos” que parecen ser sobornos apenas disfrazados de funcionarios del gobierno del Partido Comunista Chino (PCCh), y dinero de oligarcas ucranianos y posiblemente de asociados cercanos al presidente ruso Vladimir Putin.

Si los registros financieros hubieran mostrado, que mientras Joe Biden era vicepresidente, su familia estaba tomando préstamos millonarios y estacionándolos en cuentas bancarias chinas antes de mover el dinero fuera del país y lavarlo, las consecuencias de eso serían espectaculares.

La historia de la trama entre Trump y Rusia sobre la que se fundó todo el engaño del Russiagate decía que al tomar el dinero sucio de Putin, Trump se había visto comprometido y tenía que cumplir órdenes de Moscú.

Esto habría convertido a Trump en un traidor y en una flagrante amenaza para la seguridad nacional, en alguien que usaba los poderes de su cargo para servir a un amo extranjero, alguien que hubiese gobernado Estados Unidos en base a los dictados de los líderes extranjeros, muchos de los cuales tienen agendas que van en contra de los intereses estadounidenses.

Pero ahora, antes de las cruciales elecciones presidenciales de 2020, han empezado a surgir pruebas sólidas de que una de las familias involucradas en la carrera presidencial de 2020 puede haberse visto comprometida por fuentes extranjeras. Pero no es la familia que fue acusada en voz alta de este tipo de corrupción en los últimos cinco años. Y esto es simplemente algo muy irónico.

Cada vez más parece que no fueron los Trump quienes se llevaron los millones en efectivo extranjero, sino los Biden.

¿Qué significaría entonces para la familia Biden que se descubra que han tomado millones de dinero extranjero mientras el anciano Biden era el vicepresidente? La pregunta que surge rápidamente sería exactamente qué recibían el PCCh o los oligarcas ucranianos a cambio de esos millones de dólares dados a los Biden.

Si bien nadie ha presentado aún ninguna prueba real de que los Trump hayan actuado como agentes de Rusia aceptando sobornos o favores rusos, el mismo tipo de preguntas pueden hacerse ahora sobre los Biden.

Nadie le estaba ofreciendo a Hunter Biden grandes acuerdos financieros por valor de cientos de millones de dólares o le otorgaba lucrativos puestos en el consejo de administración de una empresa por su perspicacia en los negocios.

Como el reportero de investigación Paul Sperry detalló exhaustivamente en un reciente artículo en Real Clear Investigations, la “carrera empresarial” de Hunter parece haber sido una larga cadena de sobornos apenas disfrazados a cambio de favores que su padre realizaba en nombre de otros.

El supuesto papel de Hunter como “hombre del saco” de la familia Biden comenzó cuando Joe era un senador de los Estados Unidos por Delaware, haciendo negocios para la MBNA, y Hunter, recién salido de la universidad, recibió un trabajo muy bien remunerado en esa empresa bancaria. Cuánto de ese gran salario tenía Hunter para pasarle a su padre es ahora una pregunta legítima después de que aparecieran mensajes de texto en los que habla de la práctica familiar habitual de devolverle la mitad del dinero a Joe.

Joe Biden puede seguir emitiendo todas las negativas que quiera. La evidencia que se ha hecho pública hasta ahora es condenatoria, y nada de eso va a desaparecer.

Llevamos dos semanas con este creciente escándalo, y la familia Biden no ha negado que el portátil perteneció a Hunter Biden y se niega a decir que los correos electrónicos, grabaciones de audio o video, o imágenes son falsos.

La evidencia sugiere que son los Biden los que se han visto comprometidos, no Trump, y eso significa que es la familia Biden la que siempre ha sido la verdadera amenaza a la seguridad nacional.

Brian Cates es un escritor radicado en el sur de Texas y autor de “Nobody Asked For My Opinion …. But Here It Is Anyway!” (Nadie me pidió mi opinión… ¡pero aquí está de todos modos!) Se lo puede encontrar en Twitter en @drawandstrike.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Bolsonaro quiere “erradicar al comunismo” de Brasil; ¿PCCh expone a Biden? | China al Descubierto

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS