Los CDC eliminan el aislamiento de cinco días por COVID-19

"Nos encontramos en un nuevo punto y eso es magnífico", dice la Dra. Mandy Cohen, Directora de los CDC, señalando que la amenaza de COVID-19 ha disminuido considerablemente

Por Tom Ozimek
02 de Marzo de 2024 7:15 PM Actualizado: 02 de Marzo de 2024 7:50 PM

Las personas que dan positivo en la prueba de COVID-19 ya no necesitan aislarse durante cinco días, según las pautas actualizadas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), dijeron que el COVID-19 se ha vuelto similar y en algunos casos menos grave que la gripe común.

La nueva guía, actualizada el 1 de marzo, dice que la amenaza del COVID-19 se ha vuelto más similar a la de otros virus respiratorios, por lo que, en lugar de proporcionar pautas adicionales específicas para cada virus, los CDC están optando por una estrategia “unificada y de acercamiento práctico”.

Este enfoque unificado recomienda que las personas con síntomas de COVID-19 y otros virus respiratorios, permanezcan en casa, alejados de los demás hasta al menos 24 horas después de que la fiebre haya desaparecido y sus síntomas generales mejoren.

“Esta recomendación aborda el período de mayor contagio y carga viral para la mayoría de las personas, que generalmente ocurre en los primeros días de la enfermedad y cuando los síntomas, incluida la fiebre, son peores”, dijeron los CDC en las nuevas pautas.

Los cambios anulan las recomendaciones anteriores de los CDC, de que las personas con síntomas de COVID-19 se aíslen de los demás durante al menos cinco días.

“Esto es similar a las recomendaciones que se vienen haciendo desde hace tiempo para otras enfermedades respiratorias, incluida la gripe”, dijo la agencia.

Los CDC señalaron una mejora en varios casos de COVID-19, incluyendo “mucho menos” personas que enferman gravemente así como las complicaciones del síndrome inflamatorio multisistémico en niños.

“Los datos indican que las tasas de hospitalizaciones y muertes han disminuido sustancialmente, y que clínicamente el COVID-19 se ha vuelto similar, o incluso menos grave, en las personas hospitalizadas, que la influenza y el VSR”, señalaron los CDC y agregaron que sus nuevas pautas están “adaptadas al nivel actual de riesgo que plantea el COVID-19”.

Para justificar aún más su cambio a las nuevas pautas, que básicamente tratan al COVID-19 como cualquier otro virus, los CDC dijeron que muchas personas con síntomas de virus respiratorios a menudo no saben qué patógeno está causando sus síntomas, por lo que es más conveniente un enfoque unificado y práctico.

“Las personas a menudo no saben qué virus tienen cuando se enferman por primera vez, por lo que esto les ayudará a saber qué hacer, en cualquier caso”, dijo la directora de los CDC, la Dra. Mandy Cohen, durante una rueda de prensa celebrada el viernes.

Numerosos médicos han instado durante mucho tiempo a los CDC a que abandonen la recomendación de aislamiento de cinco días, aunque a mediados de febrero la agencia siguió postergando la realización del cambio, citando la necesidad de realizar más consultas.

“Queremos que la gente sepa que estamos en un nuevo punto y eso es magnífico”, dijo el Dr. Cohen en una entrevista el viernes en Bloomberg TV.

“Estamos viendo menos muertes, menos hospitalizaciones por COVID”, sin embargo los CDC continúan instando a las personas a recibir la vacuna COVID-19.

“Costos personales y sociales”

Cabe destacar en las nuevas directrices, que eliminan el prolongado periodo de autoaislamiento COVID-19, el hecho de que los CDC consideran los “costes personales y sociales del aislamiento prolongado”, incluida la limitación de las bajas por enfermedad remuneradas.

Varios expertos y estudios han advertido sobre los daños del aislamiento prolongado durante la pandemia.

Por ejemplo, la Asociación Estadounidense de Psicología dijo en noviembre que los estadounidenses han sufrido un “trauma colectivo” relacionado con la pandemia y la asociación citó un estudio que sugiere que la severa respuesta al brote de COVID-19, que incluyó cuarentenas, cierres de escuelas, cierres de empresas y la obligatoriedad casi universal de utilizar mascarillas, tuvo un efecto negativo en la salud física y mental de las personas.

Otro estudio que analizó una amplia gama de investigaciones sobre los confinamientos concluyó que tales medidas pueden ser una herramienta eficaz para controlar la pandemia de COVID-19, pero sólo si “se descuidan los daños colaterales a largo plazo”.

“El precio de los confinamientos en términos de salud pública es alto, utilizando la conocida conexión entre salud y riqueza, estimamos que los confinamientos pueden cobrarse 20 veces más años de vida de los que salvan”, escribieron los autores del estudio.

Los autores también dijeron que lo que merece un “análisis especial y urgente” es la cuestión de “hasta qué punto, por qué y cómo las opiniones científicas discrepantes, desaprobadas por los funcionarios de salud, fueron suprimidas durante la COVID-19”.

“La supresión de opiniones engañosas causa no sólo graves consecuencias para la integridad moral de los científicos, sino que impide a la comunidad científica corregir errores y poner en riesgo la confianza pública de la ciencia”, escribieron.

Pruebas de coronavirus en Santa Ana, California, el 26 de agosto de 2021. (John Fredricks/The Epoch Times)

Por otra parte, los CDC recomendaron el 28 de febrero que los adultos de 65 años o más reciban una dosis adicional de la vacuna COVID-19 actualizada.

“La recomendación reconoce el mayor riesgo de enfermedad grave por COVID-19 en adultos mayores, junto con los datos actualmente disponibles sobre la eficacia de la vacuna”, dijo la agencia en un comunicado de prensa del 28 de febrero.

“Los adultos de 65 años o más se ven afectados de manera desproporcionada por el COVID-19 y más de la mitad de las hospitalizaciones por COVID-19 entre octubre de 2023 y diciembre de 2023 ocurrieron en este grupo de edad”.

Hasta el 1 de marzo, más del 13 por ciento de los adultos estadounidenses han recibido la vacuna COVID-19 actualizada, incluido el 41.5 por ciento de los adultos mayores de 65 años.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.