Los demócratas celebran el último debate antes de las primeras primarias de la nación

Por Zachary Stieber
08 de Febrero de 2020
Actualizado: 08 de Febrero de 2020

El último debate presidencial demócrata antes de las primarias del 11 de febrero comenzó a las 8 p.m. del viernes en el Saint Anselm College en Manchester, New Hampshire.

Los siete candidatos son el exalcalde de South Bend, Pete Buttigieg, de 38 años; el senador Bernie Sanders (I-Vt.), de 78 años; la senadora Elizabeth Warren (D-Mass.), de 70 años; el exvicepresidente Joe Biden, de 78 años; el exejecutivo de tecnología Andrew Yang, de 45 años; el empresario Tom Steyer, de 62 años; y la senadora Amy Klobuchar (D-Minn.), de 59 años.

A continuación, algunos momentos clave del debate:

Sanders defiende su voto contra el USMCA

Sanders dijo que no se disculparía por votar en contra del acuerdo comercial entre EE.UU., México y Canadá.

Sanders anunció durante el último debate que no apoyaría el acuerdo (conocido como USMCA) porque no abordaba el cambio climático.

“Podríamos hacerlo mucho mejor que este acuerdo comercial dirigido por Trump. Este acuerdo, y creo que sus proponentes lo reconocerán, dará lugar a la continuación de la pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo bien remunerados como resultado de la subcontratación”, dijo

El 7 de febrero, Sanders dijo que votó no porque el acuerdo no mencionaba el cambio climático, y porque cree que tal acuerdo continuará con la exportación de empleos en Estados Unidos.

Klobuchar, que votó a favor, dijo que lo hizo “porque había algunas mejoras importantes en este acuerdo comercial”, incluyendo mejoras relacionadas con las inspecciones laborales y farmacéuticas.

El hecho de no tener un acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá pone a Estados Unidos en desventaja frente a China, dijo Klobuchar.

Warren dijo que votó a favor porque el acuerdo hizo las cosas “algo mejor” para los agricultores y los trabajadores.

Dijo que está trabajando en un mejor acuerdo comercial sobre el clima.

El acuerdo comercial fue aprobado por la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, a finales de 2019. El Senado, controlado por los republicanos, aprobó el acuerdo el mes pasado, y Trump firmó el acuerdo el 29 de enero.

(I-D) Los candidatos presidenciales demócratas, el exvicepresidente Joe Biden, el senador Bernie Sanders (I-VT) y la senadora Amy Klobuchar (D-MN) participan en el debate de las primarias presidenciales demócratas en el Sullivan Arena del St. Anselm College el 7 de febrero de 2020 en Manchester, New Hampshire. Siete candidatos calificaron para el segundo debate de la primaria presidencial demócrata de 2020 que se celebra pocos días antes de la primaria de New Hampshire el 11 de febrero. (Foto de Joe Raedle/Getty Images)

Los candidatos critican a Bloomberg

La cuenta de Twitter del exalcalde de la ciudad de Nueva York Michael Bloomberg estuvo activa el viernes por la noche cuando el multimillonario, de 77 años, se perdió otro debate. A los candidatos se les pidió que opinaran sobre la candidatura de Bloomberg, y todo el mundo oyó criticar al multimillonario.

“No creo que nadie deba comprar su entrada a una nominación o a la presidencia de los Estados Unidos”, dijo Warren.

“No soporto el gran dinero en la política”, añadió Klobuchar.

Bloomberg, o la persona que estaba tuiteando, mientras tanto, defendió la postura del exalcalde en cuanto a la atención médica, las restricciones de armas y sus posibilidades contra el presidente Trump.

“Todos los que están en el escenario esta noche discutirán sobre quién es más elegible. Si alguno de ellos es el nominado, estaré en su esquina. Pero no debería haber debate sobre cuál de nosotros puede realmente vencer a Trump. Porque ya lo he vencido antes y lo volveré a hacer”, dijo en un tuit.

Otro tuit decía que los demócratas “necesitan luchar por una atención médica accesible y asequible para todos los estadounidenses sin hipotecar nuestro futuro”, en una aparente crítica a las propuestas de Medicare para Todos presentadas por algunos candidatos, que costarían billones de dólares.

Debido a que está autofinanciando su campaña, Bloomberg no alcanzó el umbral de donantes establecido por el Comité Nacional Demócrata. Bloomberg podría calificar para el próximo debate después de que el comité eliminara el umbral.

El exalcalde de la ciudad de Nueva York y candidato presidencial de 2020 Michael Bloomberg durante la Conferencia de Alcaldes de EE. UU. En Washington el 22 de enero de 2020. (Charlotte Cuthbertson / The Epoch Times)

Buttigieg reitera su petición de reforma de la Corte Suprema

Buttigieg reiteró una propuesta para ampliar el tamaño de la Corte Suprema, alegando que tal medida ayudaría a despolitizar el más alto tribunal de la nación.

“No podemos permitir que la Corte Suprema continúe siendo un campo de batalla político más, como estamos viendo hoy. Y ha llegado el momento de pensar en grande”, dijo.

Buttigieg ha pedido que se añadan seis jueces a los nueve actuales y que se permita a los demócratas y republicanos nombrar a cinco personas cada uno, mientras que esos 10 jueces elegirían a otros cinco.

Biden ha llamado a cualquier expansión de la corte un fracaso.

“Estoy de acuerdo con Ruth Bader Ginsburg”, dijo Biden durante el debate, refiriéndose a la magistrada más veterana de la corte.

Ginsburg ha desestimado las propuestas para cambiar el tamaño de la corte o el tiempo de servicio de un juez.

Si se cambian las reglas, argumentó Biden, la corte “perdería su legitimidad”. En su lugar, dijo que los demócratas necesitan dar la vuelta al Senado en noviembre, señalando que los senadores aprueban a los jueces nominados por el presidente Donald Trump.

Varios candidatos dijeron que no nominarían a los jueces que no estén de acuerdo con el caso Roe contra Wade, un fallo que dice que el aborto es un derecho constitucional.

Sanders, que ha sugerido la rotación de los jueces hacia y desde la Corte Suprema, dijo que usaría el aborto como una prueba de fuego, al igual que Biden.

(I-D) Los candidatos presidenciales demócratas Andrew Yang, el exalcalde de South Bend (Indiana) Pete Buttigieg, la senadora Elizabeth Warren (D-Mass.) y el exvicepresidente Joe Biden en el debate en New Hampshire el viernes por la noche. (Joe Raedle/Getty Images)

Warren pide que se retiren las tropas de Afganistán

Warren dijo que, si era elegida, retiraría las tropas de Afganistán.

“Nadie ve una solución a esta guerra. Nadie puede describir cómo es ganar. Todo lo que pueden describir es una guerra sin fin”, dijo.

Warren dijo que no estaba dispuesta a dejar las tropas allí, cuestionando lo que los años de guerra han traído.

“Enviamos nuestras tropas, e hicieron lo mejor que pudieron. Estuvieron ahí por nosotros, y necesitamos estar ahí para ellos. Y eso significa no enviar a nuestras tropas a hacer trabajos que no se pueden resolver militarmente”, dijo Warren.

Sanders, mientras tanto, mencionó el voto de Biden en el Senado de 2002 apoyando la guerra de Irak.

“Si se me permite, como Joe y otros, también escuché los argumentos en términos de la guerra en Irak de [George W.] Bush, de [Dick] Cheney, de John Bolton, de toda la administración. Escuché con mucha atención”, dijo Sanders, que también estaba en el cargo en ese momento.

“Y llegué a la conclusión de que estaban mintiendo descaradamente. Y no solo voté en contra de esa guerra, sino que ayudé a liderar la oposición”.

Biden advirtió del riesgo de retirar a todas las tropas de Afganistán. Tales acciones, dijo, pueden llevar a la inestabilidad regional.

Biden recordó la retirada de EE.UU. de Irak, diciendo que las tropas estaban “avergonzadas” de irse mientras los kurdos pedían a los estadounidenses que se quedaran. Biden le estaba respondiendo a Warren cuando pronunció estas palabras.

Los candidatos presidenciales demócratas Pete Buttigieg, el exalcalde de South Bend (Indiana), y la senadora Elizabeth Warren (D-Mass.) durante el octavo debate de las primarias demócratas de la temporada de la campaña presidencial de 2020 en el St. Anselm College de Manchester, New Hampshire, el 7 de febrero de 2020. (Timothy A. Clary/AFP vía Getty Images)

Los candidatos mostraron su rechazo al ataque que mató a Soleimani

Varios candidatos presidenciales dijeron que el ataque ordenado por el presidente Donald Trump, que mató al general iraní Qassem Soleimani, fue o puede no haber sido una buena idea.

“Depende de las circunstancias. Depende de los diferentes efectos”, dijo Buttigieg.

“Si algo aprendimos de la guerra en Irak es que eliminar a un tipo malo no es una buena idea si no sabes lo que estás haciendo”.

Sanders y Biden dijeron que no habrían ordenado un ataque contra Soleimani.

“La razón por la que no habría ordenado el ataque: no hay pruebas aún de una amenaza inminente que fuese instigada por él”, dijo Biden.

Soleimani era el comandante de la Fuerza Quds de Irán, que Estados Unidos designa como grupo terrorista. Los funcionarios de Estados Unidos dicen que fue responsable de miles de muertes o lesiones de estadounidenses.

La oposición al ataque surgió poco después de que se anunciara en diciembre de 2019, e hizo que el Congreso presentara varios proyectos de ley dirigidos a reducir el poder de Trump para emprender acciones militares contra Irán.

Qassem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de la organización terrorista Guardia Revolucionaria Islámica. (Foto de sayyed shahab-o- din vajedi/[akkasemosalman.ir vía Wikimedia Commons https://creativecommons.org/licenses/by/4.0/deed.en ]

Aplausos para Vindman

Biden instó a la gente del público a aplaudir de pie a Alexander Vindman, un veterano militar que estaba en el Consejo de Seguridad Nacional antes de que fuera aparentemente destituido el viernes.

Vindman testificó contra el presidente Donald Trump durante la investigación del juicio político.

“¡Levántense!”, dijo Biden al público. La espectadores cumplieron, dando a Vindman una ovación de pie.

Trump “debería poner una medalla a Vindman y no a Rush Limbaugh”, dijo Biden.

Limbaugh, un expresentador de radio conservador, fue recientemente diagnosticado con cáncer. Asistió al discurso del Estado de la Unión el martes, donde Trump le sorprendió con la Medalla Presidencial de la Libertad.

El público también aplaudió al senador Mitt Romney (R-Utah), quien votó por un artículo de impeachment contra Trump. Todos los demás senadores republicanos votaron en contra de ambos artículos.

El teniente coronel Alexander Vindman, director del Consejo de Seguridad Nacional para Asuntos Europeos, testifica ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes en el edificio de oficinas de Longworth House en el Capitolio, el 19 de noviembre de 2019. Drew Angererer/Getty Images

Se desató una batalla por el Medicare para Todos

Los candidatos se enfrentaron en el escenario por las propuestas de Medicare para Todos. Klobuchar y Biden tomaron posiciones en contra de las propuestas y Sanders, Warren y Buttigieg dijeron que estaban a favor.

Klobuchar dijo que Medicare para Todos sacaría a 149 millones de estadounidenses de su atención médica, y abogó por una opción pública sin fines de lucro que se basa en la Ley de Atención Asequible, también conocida como Obamacare.

Biden dijo que Sanders escribió el proyecto de ley de Medicare para Todos, añadiendo que Sanders no dijo cuánto costaría. “Costará más que todo el presupuesto federal que gastamos ahora. La idea de que los impuestos de la clase media no van a subir es una locura”, dijo Biden.

Sanders afirmó que su plan, que implicaría que el gobierno se hiciera cargo de todo el sector de la salud, en realidad haría bajar los precios de la atención médica. Biden argumentó que eso no era cierto. Sanders se preguntó más tarde por qué la gente ha estado hablando de la atención sanitaria durante tanto tiempo.

“Si quieres un cambio real en la atención médica, llegado el final, vas a tener que enfrentarte a las compañías de seguros (…) y a las compañías farmacéuticas y su fijación de precios”, dijo.

Warren planteó que la gente está mirando la atención sanitaria de manera equivocada. Treinta y seis millones de estadounidenses el año pasado, dijo, no podían permitirse el lujo de que se les surtiera una receta.

“Estaban preocupados o lo suficientemente enfermos como para ir al médico (…) salieron y dijeron, es eso o los comestibles. Es eso o pagar el alquiler a tiempo”, dijo.

“¿Qué tal si empezamos con lo que un presidente puede hacer (me encanta decir esto) por sí mismo? El primer día [de mi presidencia], defenderé la Ley de Cuidado de Salud Asequible, y usaré las órdenes (…) para reducir el costo de los medicamentos recetados de uso común”, agregó Warren.

Buttigieg, que ha propuesto un plan de Medicare para Todos a escala reducida, atacó a Sanders, advirtiéndole contra “una política que dice que si no vas hasta el límite, no cuenta. Una política que dice: o mi camino o la autopista”.

Cuando le preguntaron si se estaba refiriendo a Sanders, Buttigieg dijo que sí.

La senadora Amy Klobuchar (D-Minn.) y el empresario Tom Steyer hablan durante el debate de las primarias en New Hampshire el 7 de febrero de 2020. (Timothy A. Clary/AFP vía Getty Images)

¿Se necesita experiencia para la Casa Blanca?

Klobuchar dijo que la experiencia sería de ayuda para el candidato que ganara la nominación demócrata, golpeando a Buttigieg por su relativa falta de experiencia.

“Tenemos un recién llegado a la Casa Blanca, y mira a dónde nos ha llevado”, dijo Klobuchar.

Steyer dijo que el factor más importante en la nominación era la capacidad de vencer al presidente Trump.

“Por eso me preocupa el alcalde Pete. Tienes que ser capaz de ir mano a mano con este tipo en el escenario del debate, o vamos a perder”, dijo Steyer.

Buttigieg dijo que los demócratas recuperarían la presidencia poniendo al presidente “al lado de alguien que realmente vive en un vecindario de clase media en el medio oeste industrial”, dijo Buttigieg, un residente de Indiana.

Destacó su servicio en las fuerzas armadas de EE.UU. y dijo que podría unificar el país “en torno a una nueva y mejor visión”.

Sanders dijo que el aumento de la participación en noviembre era importante.

“No importa quién gane esta maldita cosa, todos vamos a permanecer juntos para derrotar a Donald Trump”, añadió.

El exvicepresidente Joe Biden (izquierda) y el senador Bernie Sanders (I-Vt.) durante el octavo debate de las primarias demócratas de la temporada de la campaña presidencial de 2020 en el St. Anselm College de Manchester, New Hampshire, el 7 de febrero de 2020. (Timothy A. Clary/AFP vía Getty Images)

“Recibí un golpe en Iowa”, dijo Biden

Biden, preguntado sobre por qué aconsejaría a los votantes demócratas que no votaran por Buttigieg o Sanders, dijo: “Esta es una larga carrera. Recibí un golpe en Iowa y probablemente me golpearán aquí”.

“Siempre he visto los cuatro primeros encuentros como el punto de partida”, dijo, refiriéndose a los dos primeros caucus y las dos primeras primarias, incluyendo las próximas primarias de New Hampshire.

Presionado por sus pasadas críticas a Buttigieg y Sanders, que fueron primero y segundo en Iowa, Biden dijo que Buttigieg “es un gran tipo y un patriota”.

Pero Buttigieg, “el alcalde de una ciudad pequeña”, añadió Biden, “no ha demostrado que tenga la capacidad de conseguir un amplio apoyo en todo el espectro, incluyendo a afroamericanos y latinos”.

Sobre Sanders, añadió: “El presidente quiere ponerle una etiqueta a cada candidato (…) Bernie se ha etiquetado a sí mismo (y no me ha etiquetado a mí) como socialista demócrata”.

Si Sanders gana, dijo Biden, Trump pondría esa etiqueta “en cada candidatura demócrata” en todo el país.

Troy Price, presidente del Partido Demócrata de Iowa, se dirige a la prensa para hablar de los resultados de las asambleas electorales de Iowa en Des Moines, Iowa, el 7 de febrero de 2020. (Steve Pope/Getty Images)

El presidente demócrata de Iowa pide que se investigue a los caucus

El presidente del Partido Demócrata de Iowa pidió una investigación independiente de las recientes asambleas electorales (caucus) en Iowa, que han estado plagadas de problemas tecnológicos y de información.

Troy Price, el presidente del partido, dijo que el 100 por ciento de los resultados fueron reportados, pero el partido aún está trabajando para asegurar que los resultados sean precisos.

Incluso cuando se termine el recuento, “es necesaria una investigación independiente de lo que pasó”, dijo Price en una declaración el viernes por la noche, pocas horas antes del debate presidencial demócrata en New Hampshire.

“Nos someteremos a una revisión forense independiente”, añadió Price a los periodistas el viernes en Des Moines. “¿Qué fue bien? ¿Qué salió mal? De principio a fin”.

Tanto Buttigieg como Sanders han declarado la victoria.

The Associated Press contribuyó a la elaboración de este artículo.

Descubra

Las 3 razones que mantienen indecisa la candidatura demócrata | Elecciones en EE.UU. 2020

TE RECOMENDAMOS