Los derechos humanos son “una parte muy importante” en las conversaciones entre EE.UU. y China, dice asesor

Por Emel Akan
21 de Octubre de 2019 Actualizado: 21 de Octubre de 2019

WASHINGTON—El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que las violaciones de los derechos humanos de China, así como las protestas en favor de la democracia en Hong Kong, son partes clave de las negociaciones comerciales en curso con Beijing.

“Los derechos humanos son una parte muy importante de esto”, dijo Kudlow a Maria Bartiromo, de Fox Business, el 21 de octubre. “Eso incluye el movimiento por la libertad y la democracia en Hong Kong. El presidente Trump lo ha dejado muy en claro”.

Kudlow dijo que la administración Trump ha estado involucrada “en una lucha muy difícil con China con respecto al comercio, la economía, la tecnología, los derechos humanos [y] la seguridad nacional”.

“Ahora, estas cosas pueden adjudicarse con el tiempo. No lo sé. Ahora tenemos una visión más realista de China y la competencia entre los dos países”, dijo.

China enfrenta una creciente condena de la administración en los últimos meses por su detención de más de un millón de musulmanes uigures en los llamados campos de reeducación en la región noroeste de China de Xinjiang.

“Quiero dejar en claro que la campaña represiva de China en Xinjiang no se trata de terrorismo. Se trata del intento de China de borrar a sus propios ciudadanos”, dijo el secretario de Estado Mike Pompeo a los periodistas durante la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre.

La administración Trump puso en la lista negra a 28 organizaciones chinas el 7 de octubre por su participación en violaciones de derechos humanos en China.

La lista incluye a ocho compañías líderes de inteligencia artificial y videovigilancia que “han sido implicadas en violaciones y abusos de los derechos humanos en la campaña de China dirigida a los uigures y otras minorías étnicas predominantemente musulmanas”, según el Departamento de Comercio de los Estados Unidos.

Además, la invasión de Beijing a la autonomía de Hong Kong ha sido una preocupación creciente para Washington.

La semana pasada, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó por unanimidad una serie de medidas para apoyar el movimiento prodemocrático que se está llevando a cabo en Hong Kong. El 15 de octubre, los legisladores aprobaron la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong, que exige que el gobierno de EE.UU. revise cada año si la ciudad debe conservar sus privilegios comerciales.

El marco de “un país, dos sistemas” que gobierna la relación entre Hong Kong y Beijing hasta 2047 le permite a la ciudad conservar una amplia autonomía y libertades, incluido un sistema legal separado. Este acuerdo ha permitido a los Estados Unidos tratar con Hong Kong como una entidad separada y ofrecer un tratamiento especial en las áreas de visas, comercio e inversiones.

Los legisladores ahora quieren asegurarse de que Hong Kong sea lo suficientemente autónomo para recibir un trato especial de los Estados Unidos.

Además, la Cámara aprobó la Ley de Protesta de Hong Kong, que prohíbe la exportación de equipos de control de multitudes a la ciudad, donde la policía ha sido acusada de usar fuerza excesiva contra los manifestantes.

Los proyectos de ley aún deben aprobarse en el Senado y enviarse al escritorio del presidente para su firma.

Tregua comercial

Con respecto al reciente acuerdo comercial parcial con China, Kudlow expresó optimismo y dijo que ambas partes “hicieron muchos progresos”.

“Hasta ahora, la música ambiental de Beijing ha sido bastante buena”, dijo.

El 11 de octubre, el presidente Donald Trump anunció que “en principio” Estados Unidos alcanzó un acuerdo comercial de “fase uno” con China, sobre propiedad intelectual, servicios financieros y agricultura.

Como parte del acuerdo, Beijing acordó comprar “hasta USD 40.000 millones a USD 50.000 millones” en productos agrícolas de los Estados Unidos, según Trump. A cambio, Washington suspendió las alzas arancelarias a los productos chinos que habían sido programadas para el 15 de octubre.

“El presidente Trump ha cambiado la narrativa sobre China”, dijo Kudlow. “No creo que nadie pueda acusarlo de ser blando con China”.

Según Kudlow, todavía queda mucho trabajo por hacer entre ahora y la firma del acuerdo a mediados de noviembre, pero ambas partes están “muy cerca de abrir servicios financieros y el acuerdo de estabilidad monetaria, que es esencialmente un acuerdo con el FMI”.

Trump dijo anteriormente que podría haber “una firma formal” con el líder chino Xi Jinping a mediados de noviembre cuando ambos líderes se reúnan en una cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico en Chile.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, minimizó el objetivo de noviembre y dijo que el presidente está más comprometido a firmar un acuerdo adecuado que a una fecha determinada.

“Nos gustaría hacer un trato, pero desde nuestro punto de vista, tiene que ser el trato correcto, y no tiene que ser en noviembre”, dijo a Fox Business el 21 de octubre. “Eso es con lo que el presidente está comprometido”.

Descubre

El régimen comunista en China los mata como animales ¿Qué podemos hacer?

TE RECOMENDAMOS