Los diamantes espaciales de los planetas enanos podrían ser el futuro de la minería y la manufactura

Por VICTORIA KELLY-CLARK
14 de Septiembre de 2022 1:46 PM Actualizado: 14 de Septiembre de 2022 3:31 PM

Los diminutos diamantes plegados que cayeron a la Tierra desde una antigua estrella enana pueden sonar como algo de una película intergaláctica, pero investigadores de Australia y el Reino Unido demostraron la existencia de las raras gemas tras examinar un meteorito pétreo.

Científicos de Australia y el Reino Unido comprobaron la existencia de la lonsdaleíta, un raro diamante hexagonal, no más grande que un cabello humano, que los investigadores observan que está estratificado en un distintivo patrón plegado, a diferencia de los diamantes formados en la Tierra que tienen una estructura cúbica.

La existencia de la Lonsdaleita, nombrada en honor a la pionera cristalógrafa británica Dame Kathleen Lonsdale, fue anteriormente objeto de debate porque no se pudo demostrar su existencia.

El científico principal del equipo de investigación, el profesor Andy Tomkins, de la Escuela de la Tierra, la Atmósfera y el Medio Ambiente de la Universidad de Monash, dijo que los misterios del raro diamante eran los que le impulsaban a seguir investigando los meteoritos de ureilita en su laboratorio.

Tomkins dijo que era un caso de ciencia impulsada por la curiosidad.

“Este es exactamente el tipo de observación que despierta la curiosidad y que hace que los científicos se sumerjan en madrigueras de conejo durante meses”, dijo.

Científicos de Australia y el Reino Unido establecieron la existencia de la lonsdaleíta, un raro diamante hexagonal no más grande que un cabello humano. La imagen muestra "La Roca", un diamante blanco en forma de pera de 228,31 quilates, en Ginebra el 6 de mayo de 2022. (Fabrice Coffrini/AFP vía Getty Images)
Científicos de Australia y el Reino Unido establecieron la existencia de la lonsdaleíta, un raro diamante hexagonal no más grande que un cabello humano. La imagen muestra “La Roca”, un diamante blanco en forma de pera de 228,31 quilates, en Ginebra el 6 de mayo de 2022. (Fabrice Coffrini/AFP vía Getty Images)

Los meteoritos de ureilita formados naturalmente contienen una mayor abundancia de diamantes que cualquier otra roca conocida en la Tierra. También son una de las pocas oportunidades para estudiar la capa del manto de los planetas enanos.

Las muestras se crean cuando los asteroides chocan con un planeta cuando aún están calientes, creando las condiciones ideales para el crecimiento de la lonsdaleíta y el diamante debido a la presión moderada y a las rápidas caídas de temperatura en el entorno rico en fluidos y gas.

“Estos hallazgos ayudan a resolver un antiguo misterio sobre la formación de las fases de carbono en las ureilitas que fue objeto de muchas especulaciones”, dijo Tomkins.

Tomkins también colaboró con investigadores de la CSIRO, la Universidad RMIT, el Sincrotrón Australiano y la Universidad de Plymouth para descubrir muestras de lonsdaleíta en la naturaleza, lo que ofrece una visión de la posible repetición del proceso con fines industriales.

“Estos diamantes son muy especiales”, afirma Alan Salek, físico e investigador del RMIT.

“Los diamantes normales que se encuentran aquí en la Tierra, como en un anillo de compromiso, tienen una estructura atómica específica que es cúbica. Estos diamantes especiales tienen una estructura hexagonal”.

“Es muy emocionante porque es una nueva forma de material”.

Se cree que esta forma única es la razón por la que la lonsdaleíta es más fuerte que cualquier otro diamante.

Importantes implicaciones para la minería y la fabricación

El científico del CSIRO Colin MacRae, en un comunicado de prensa, dijo que el descubrimiento tiene un enorme potencial para industrias como la minera.

“Si algo que es más duro que el diamante puede fabricarse fácilmente, es algo que la industria querría saber”, dijo MacRae.

 (Pexels / Movidagrafica Barcelona)
(Pexels / Movidagrafica Barcelona)

Macrae señaló que el descubrimiento significa que podrían encontrar una forma de reproducir el mineral.

“La lonsdaleíta podría utilizarse para fabricar piezas de máquinas diminutas y ultraduras si podemos desarrollar un proceso industrial que promueva la sustitución de las piezas de grafito preformadas por lonsdaleíta”, dijo.

En la actualidad, el método actual para producir diamantes industriales consiste en la deposición química de vapor, en la que los diamantes se forman sobre un sustrato a partir de una mezcla de gases a bajas presiones.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.