Los escenarios de guerra de China: contra Estados Unidos, contra India y contra Taiwán

Por Austin Bay
26 de Agosto de 2020
Actualizado: 26 de Agosto de 2020

Opinión

En julio, altos funcionarios gubernamentales de Taiwán y Estados Unidos advirtieron que la China comunista amenazaba agresivamente la independencia de Taiwán. El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, sostuvo que Beijing había llevado su intimidación “a un nuevo nivel”.

La operación “lluvia de misiles” de China de 1995 a 1996, a veces llamada la Tercera Crisis del Estrecho de Taiwán, estableció un alto estándar para las amenazas agresivas a Taiwán. Durante nueve meses, Beijing disparó misiles de corto y medio alcance al océano circundante. Aunque los equipos de misiles comunistas evitaron cuidadosamente el objetivo, grandes salpicaduras rodearon la isla.

Los lanzamientos de misiles tenían varios objetivos: (1) asustar a los taiwaneses para que aceptaran la hegemonía política de Beijing, (2) demostrar el creciente poder militar del continente y (3) investigar la voluntad política estadounidense de defender la isla. Las bufonadas de Beijing en 2020 tienen los mismos objetivos.

En marzo de 1996, dos grupos de batalla de portaaviones de la Marina de Estados Unidos llegaron a la zona. Beijing retrocedió silenciosamente.

Sin embargo, el ejército chino de 2020 es muy superior a su versión de 1996. Es posible que Estados Unidos ya no tenga una ventaja militar decisiva. Además, las amenazas diplomáticas y militares de 2020 continúan a la insensible anexión de Hong Kong por parte de Beijing.

Las advertencias oficiales impulsaron varios artículos recientes que examinan una guerra entre Estados Unidos y China provocada por la invasión a Taiwán por parte de Beijing. Algunos son bastante espantosos. Por ejemplo, el último número de la revista Proceedings del Instituto Naval de EE. UU. tiene un escenario de guerra de Taiwán establecido en enero de 2021. Los autores colocan a Beijing venciendo a Taiwán en tres días. Proceedings titulaba el artículo “La guerra que nunca existió”, pero eso no significa que la guerra no estalló. Beijing ataca a raíz de las controvertidas elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2020 y la continua pandemia. La China comunista “gana sin luchar”, al menos sin luchar contra Estados Unidos. Los creadores del escenario: el almirante James Winnefeld, exvicepresidente del Estado Mayor Conjunto, y Michael Morell, exdirector interino y subdirector de la CIA.

Creo que una rápida victoria china sobre Taiwán es muy poco probable, incluso un Taiwán temporalmente tranquilo. Mi último libro, “Cocktails From Hell”, incluyó un escenario de guerra en el Estrecho de Taiwán en el que China ataca a Taiwán con miles de misiles y armas inteligentes y luego lanza un ataque anfibio utilizando vehículos de colchón de aire, helicópteros y lanzamientos en paracaídas para insertar fuerzas de infantería. ¿Cuál es el resultado probable? Una gran guerra con Estados Unidos. Sin embargo, la guerra en la  parcialmente ocupada Taiwán podría ser larga y amarga.

Esbocé varios otros escenarios de guerra y creo que al menos dos son más probables que una invasión a Taiwán.

Uno es “encuentro de compromiso en el Mar del Sur de China”. Una batalla naval “desencadena una guerra corta pero mortal entre Estados Unidos y China en el Mar del Sur de China con Filipinas y Vietnam, probablemente aliados de Estados Unidos. Aquí hay un ejemplo de un evento desencadenante: buques chinos y filipinos intercambian disparos, la Marina de EE.UU. intenta intervenir y un misil chino golpea un buque de guerra de la USN”.

Esa fue una especulación ilustrativa. Aquí hay una realidad provocativa: el 21 de agosto, Filipinas acusó a China de incautar ilegalmente equipos de pesca en la disputada zona de Scarborough Shoal en el Mar del Sur de China. En abril, Vietnam afirmó que un barco de la guardia costera china hundió un barco de arrastre vietnamita.

Los acontecimientos actuales hacen que lo que llamé “el escenario de China versus India” sea incómodamente probable. Aquí hay un resumen de la Guerra China-India, Segunda Ronda, o la Guerra por el Tíbet del Sur: “China lanza una invasión limitada con el objetivo de empujar la frontera de 25 a 30 millas más al sur tanto en los sectores oriental como occidental. China pediría rápidamente un alto el fuego para evitar una intensificación a una guerra nuclear y ofrecería negociar una demarcación permanente de la frontera”:

¿Fantasía? Este año, los soldados indios y chinos se enfrentaron a lo largo de La Línea de Control Real que atraviesa el Himalaya. Los enfrentamientos en la región india de Ladakh y en el paso de montaña Naku La en Sikkim fueron particularmente peligrosos. El cese al fuego de la guerra China-India de 1962 produjo una especie de estabilidad, pero un cese al fuego no es un tratado de paz ratificado.

Pero aquí está el escenario de guerra interna que realmente preocupa a Beijing: la próxima revolución china. China llega a un punto (¿2035?) donde “por una variedad de razones —desaceleración económica, disturbios étnicos, pérdida de la cooperación ciudadana, total disgusto por la corrupción— el control autoritario no se puede sostener”. ¿La venganza de la plaza de Tiananmen?

Austin Bay es coronel (retirado) de la Reserva del Ejército de Estados Unidos, autor, columnista sindicado y profesor de estrategia y teoría estratégica en la Universidad de Texas— Austin. Su último libro es “Cocktails from Hell: Five Wars Shaping the 21st Century”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


¿Sabías?

Funcionarios chinos que violan los derechos humanos no podrán entrar a Taiwán

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS