Los Institutos Confucio de China amenazan la libertad global

Por Cheryl Casati - La Gran Época
07 de Junio de 2019 Actualizado: 07 de Junio de 2019

Una serie de polémicos programas respaldados por el Partido Comunista Chino, llamados Institutos Confucio (IC) fueron desarrollados y se alojaron en las universidades de todo Estados Unidos y el mundo. Sin embargo, ahora la pretensión de los IC de promover la cultura y el idioma de China quedo eliminada.

Los IC de todo EE. UU. atrajeron la atención de legisladores, organizaciones estadounidenses y el FBI por presuntamente socavar la libertad académica. Se acusó a los IC de promover la propaganda comunista china.

El concepto inicial que China utilizó para vender el objetivo de los IC era la de fortalecer el aprendizaje de la lengua china en las universidades y en el nivel K-12 del sistema educativo en Estados Unidos y construir una red de escuelas con el apoyo del régimen chino. El programa de idioma chino de los IC creció hasta tener más de 1600 universidades y escuelas en todo el mundo.

La placa de los IC fue eliminada por la creciente controversia global y las investigaciones en torno al programa multimillonario de los IC de China y los riesgos que podría representar para la sociedad estadounidense, tales como las violaciones de los derechos humanos, la pérdida de la integridad académica y la libertad, el sometimiento de los estudiantes a la influencia extranjera, e incluso las posibles infracciones a la seguridad nacional de EE. UU.

Los IC forman parte del enfoque de “poder blando” de China. Según un artículo de la BBC, la misión de promover el aprendizaje de la lengua china en el extranjero estuvo acompañada con el objetivo de la política exterior de convertir a China en una superpotencia cultural y no solo económica.

Una de las principales políticas de los IC es enseñar una versión muy particular, aprobada por Beijing, de la cultura e historia china. Esta versión ignora las preocupaciones sobre los derechos humanos, por ejemplo, y enseña que Taiwán y Tíbet pertenecen indiscutiblemente a China continental.

“Además, si un estudiante plantea preguntas sobre temas que Beijing considera “temas políticos controvertidos”, como los derechos humanos en China, la masacre de la Plaza Tiananmen, la persecución de la disciplina espiritual Falun Dafa, y la sustracción ilegal de órganos, se instruyó a los profesores de IC a seguir la línea de Beijing sobre este tipo de cuestiones. Y se les ordenó reorientar la discusión hacia otro tema.

En los IC, el asunto de Falun Dafa está especialmente prohibido. Falun Dafa es una práctica de meditación tradicional china que incluye cinco ejercicios suaves, así como enseñanzas basadas en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

Después que Falun Dafa fue difundido por primera vez en público en China en 1992, su popularidad creció rápidamente hasta alcanzar entre 70 o 100 millones de personas estimadas que lo practicaban, incluso más que los miembros registrados del Partido Comunista Chino en aquel entonces, volviendo celoso y temeroso al ex líder del Partido Jiang Zemin de la enorme popularidad de la disciplina espiritual.

En 1999, el Partido lanzó una persecución nacional contra Falun Dafa. Los practicantes fueron arrestados, torturados, e incluso asesinados y sometidos a la sustracción de órganos para luego ser vendidos para trasplantes de órganos. La persecución continúa hasta el día de hoy.

En un informe de 2017 sobre los IC, la Asociación Nacional de Académicos (NAS por sus siglas en inglés) destacó las preocupaciones sobre la transparencia, la libertad intelectual y la censura de temas como Taiwán y Tíbet. La NAS recomendó que todas las universidades cerraran sus IC.

“Debemos educarnos sobre la agenda oculta del [Partido Comunista Chino] y cerrar estos intentos encubiertos de llevar la influencia comunista a través de nuestras escuelas a nuestros hijos y de interferir en las actividades de cualquier organización académica independiente”, declaró la NAS.

Debería causar alarma a todo aquello que la agenda de los IC incluya en su promoción de la historia china comunista, no solo a los estudiantes universitarios, sino también a los de los niveles K-12 del sistema educativo. El IC fue comparado a menudo como un tipo de “Caballo de Troya” para emplear el poder blando.

En Arizona, se encuentran los IC en la Universidad Estatal de Arizona, la Universidad de Arizona y la Universidad del Norte de Arizona. La mayoría de los IC extendió su alcance para asociarse con múltiples escuelas primarias en esa área.

Un premiado documental titulado “En el nombre de Confucio” discute la controversia global sobre los Institutos Confucio.

El Instituto Confucio es ‘peligroso’ y un ‘centro de espías’, dice un experto

TE RECOMENDAMOS