Los investigadores descubren que la tasa de cirugía transgénero se ha triplicado en cuatro años

Un nuevo estudio muestra que la tasa de cirugía transgénero disminuyó ligeramente en 2020, pero ha ido en aumento . El costo de las cirugías de cambio de sexo en niños de 2016 a 2019 probablemente alcanzó entre $ 36 millones y $ 73,5 millones.

Por Jackson Elliott
15 de Septiembre de 2023 10:04 PM Actualizado: 15 de Septiembre de 2023 10:04 PM

Las tasas de cirugía transgénero se triplicaron entre 2016 y 2019 en pacientes de todas las edades, según muestra un nuevo estudio.

En el mismo período, las cirugías de “afirmación de género” realizadas en niños en los Estados Unidos se contaron por miles, encontraron los investigadores.

Y el número de las operaciones más populares para menores -cirugía superior, como se le llama, para eliminar o “crear” senos- se quintuplicó con creces.

Los investigadores analizaron datos de 2016 a 2020 sobre pacientes diagnosticados con trastorno de identidad de género, transexualismo o antecedentes personales de reasignación de sexo.

Utilizaron información de una base de datos que documenta “los principales procedimientos quirúrgicos ambulatorios en casi 2.800 centros de propiedad hospitalaria en hasta 35 estados.”

La investigación, realizada por médicos de la Universidad de Columbia, en Nueva York, y de la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles, documentó operaciones de cambio de sexo en 3.678 menores de tan sólo 12 años.

Estas cirugías incluían la amputación de mamas para las niñas, la creación de “pechos” para los niños, la reconstrucción genital y la reconstrucción facial, según el estudio publicado en línea por la revista de la Asociación Médica Estadounidense (JAMA).

La cirugía de amputación mamaria puede costar entre 10.000 y 20.000 dólares. La cirugía de cambio de sexo genital puede costar 150.000 dólares y requiere seguimiento y atención médica de por vida. Las hormonas para cambiar de sexo pueden costar entre 30 y 100 dólares al mes.

Dadas estas cifras, el coste de esas cirugías de cambio de sexo en niños desde 2016 hasta finales de 2019 probablemente alcanzó entre 36 y 73,5 millones de dólares.

Un niño de 7 años con identidad transgénero juega con un iPad en Melrose, Massachusetts, el 9 de mayo de 2017. (Jewel Samad/AFP vía Getty Images)

A medida que un número creciente de estados controlados por los republicanos prohíben la cirugía de cambio de sexo infantil, este dinero fluirá hacia los estados controlados por los demócratas, predijo el Dr. Oren Ganor, del Boston Children’s Hospital, en un artículo de opinión publicado en JAMA en marzo.

Los médicos pueden anticipar un auge de las cirugías de cambio de sexo en los estados que las mantienen legales, escribió.

“Los médicos que proporcionan GAC [atención a la afirmación de género] se enfrentará a una mayor carga debido a las limitaciones en ciertos estados y al aumento de la demanda de atención”, escribió el Dr. Ganor.

El aumento del número de pacientes infantiles que cambian de sexo provocará un incremento de la demanda de cirujanos “con la experiencia necesaria para proporcionar procedimientos de reafirmación del sexo”, escribieron los autores del estudio.

Tendencia creciente

Aproximadamente uno de cada cinco adultos jóvenes se identifica ahora como no heterosexual, según un estudio de Gallup. Alrededor del 9 por ciento de los adultos LGBT se identifican como transexuales, señala la investigación.

Entre los miembros de la Generación Z -nacidos entre 1997 y 2004-, alrededor del 10 por ciento de los adultos LGBT se identifican como transgénero.

Dentro del grupo de estudio, 6.915 personas que se sometieron a cirugía de cambio de sexo eran blancas, mucho más que los 955 pacientes negros y los 1.050 hispanos. Dentro del grupo estudiado, el número de pacientes quirúrgicos de otras etnias ascendió a 1380, y no se identificaron las razas de 325 individuos.

Las personas de “ingresos altos” eran el grupo más numeroso que se sometía a cirugía de cambio de sexo. Cuanto más bajo era el nivel de ingresos, menos probabilidades había de someterse a la operación.

La transexualidad ha crecido rápidamente.

El número de personas que se identifican como transexuales se duplicó entre 2000 y 2005, y volvió a duplicarse entre 2006 y 2011, según los autores del estudio.

Relativamente pocas personas se someten a cirugía para lograr el objetivo de vivir como el sexo opuesto, señaló el estudio. Los investigadores hallaron que son más las personas que reciben hormonas para ambos sexos o que se identifican como transexuales sin recibir tratamiento médico.

Pero los que se someten a cirugía tienen más probabilidades de tener entre 19 y 30 años, reveló el estudio. Dentro del grupo estudiado, las personas de esa edad se sometieron a 25,099 procedimientos, algo más de la mitad de los 48,019 realizados.

Casi el 8 por ciento de los pacientes sometidos a operaciones de cambio de sexo tenían entre 12 y 18 años, según los investigadores. El estudio no incluyó el uso infantil de hormonas de cambio de sexo y bloqueadores de la pubertad.
Al igual que las cirugías, los bloqueadores de la pubertad son irreversibles, según han demostrado estudios europeos.

Chloe Cole, una niña que se sometió a una transición de género cuando era adolescente y se arrepiente de ello, posa para un retrato cerca de su casa en el norte de California el 26 de agosto de 2022. (John Fredricks/The Epoch Times)

Las inconsistencias en los registros médicos podrían haber impedido a los investigadores contabilizar todas las cirugías de cambio de sexo, dijeron los investigadores.

Por ejemplo, si un hombre que dice ser mujer tiene un historial médico que refleja que es mujer, la cirugía de creación de mamas no aparecerá como cirugía de cambio de sexo en su historial médico.

En su lugar, parecerá que el paciente es una mujer que se somete a una operación de reconstrucción mamaria.

La tasa de casi todos los procedimientos médicos descendió durante 2020, probablemente porque la pandemia mantuvo a la gente alejada de las consultas médicas, escribieron los autores del estudio.

Proceso quirúrgico

“La mayoría de los pacientes experimentan por primera vez la disforia de género a una edad temprana”, escribieron los autores.

Las mujeres viven un promedio de 23 años con disforia de género antes de someterse a una cirugía de cambio de sexo, mientras que los hombres viven un promedio de 27 años con disforia de género antes de someterse a una cirugía de cambio de sexo, mostró el estudio.

En el grupo de pacientes estudiado, casi el 57 por ciento se sometió a cirugía para la creación o amputación de mamas. Alrededor del 35 por ciento se sometió a reconstrucción genital y casi el 14 por ciento a procedimientos faciales y estéticos.
Algunos pacientes se sometieron a más de un tipo de cirugía.

La cirugía de cambio de sexo suele tener buenos resultados, como “una mejor calidad de vida, altos índices de satisfacción y una reducción de la disforia de género” y “se asocia con una disminución de la depresión y la ansiedad”, escribieron los investigadores.

A largo plazo, la cirugía de cambio de sexo “se asocia con una morbilidad aceptable” y tasas razonables de complicaciones, señalaron.

Pero un número creciente de ” destransicionistas”, como se les llama, discrepan vehementemente. Hablan de operaciones que no dieron los resultados esperados.

Hablan de problemas de salud irreversibles, dolorosos y, a veces, potencialmente mortales, derivados de los intentos de cambio de sexo con medicación y cirugía.

Algunas expresan su pesar por cirugías que las dejaron estériles o incapaces de amamantar.

Muchas afirman que sus médicos las empujaron a cambiar de sexo y ahora se arrepienten. Y algunos han demandado a los médicos que abogaron por su transición médica o quirúrgica.

Dinero para la medicina transexual

Quién paga en última instancia la cirugía de cambio de sexo está cambiando.

Un estudio de 2018 encontró que el 56 por ciento de las cirugías de cambio de sexo de 2000 a 2011 no estaban cubiertas por ningún plan de seguro de salud. El estudio publicado por JAMA en julio encontró que más individuos con identificación transgénero ahora pueden obtener cirugía a través del seguro de salud.

En la actualidad, el 30 por ciento de los planes de salud de las empresas pagan los procedimientos para transexuales, según la encuesta realizada en 2022 a 502 empresas estadounidenses por la Fundación Internacional de Planes de Beneficios para Empleados.

Las políticas federales han desempeñado un papel importante a la hora de empujar a las aseguradoras a cubrir los procedimientos de cambio de sexo.

El presidente Barack Obama se dirige a la Asamblea General de la ONU en Nueva York el 28 de septiembre de 2015. (John Moore/Getty Images)

El artículo 1557 de la Ley de Asistencia Asequible (ACA) prohíbe discriminar por “raza, color, origen nacional, sexo, edad o discapacidad en determinados programas y actividades sanitarios.”

En 2016, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) del presidente Barack Obama aprobó una norma que interpretaba “sexo” como “identidad sexual o género”, no solo como “hombre o mujer”. Estas palabras se definieron como “el sentido interno de género de una persona, que puede ser masculino, femenino, ninguno de los dos, o una combinación de masculino y femenino.”

La nueva norma hizo posible que el gobierno reinterpretara la legislación como ilegal discriminar en la cobertura del seguro de cirugía de cambio de sexo.
Durante la administración del presidente Donald Trump, una corte federal anuló esta norma.

Pero el 20 de enero de 2021, el presidente Joe Biden escribió en una orden ejecutiva: “Es política de mi administración prevenir y combatir la discriminación por identidad de género u orientación sexual, y hacer cumplir plenamente el Título VII y otras leyes que prohíben la discriminación por identidad de género u orientación sexual.”


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.