Médicos crean conciencia sobre el tratamiento con ivermectina para COVID-19

Por MEILING LEE
24 de Julio de 2021 4:19 PM Actualizado: 24 de Julio de 2021 8:02 PM

Una coalición internacional de expertos médicos llevará a cabo eventos en todo el mundo, el sábado, para crear conciencia sobre la efectividad de la ivermectina como tratamiento contra el COVID-19. Los eventos hacen parte de una iniciativa para ayudar a detener la pandemia.

Los organizadores del Día Mundial de la Ivermectina afirman que los médicos y los partidarios de este económico medicamento, aprobado por la FDA, celebrarán de forma gratuita actos públicos y online en más de una docena de países.

Dos organizaciones sin ánimo de lucro -la Alianza de Cuidados Críticos por COVID-19 (FLCCC) y el grupo británico: Apoyo al Tratamiento con Ivermectina (BIRD)-, quienes han estado haciendo campaña a favor del uso no autorizado de la ivermectina para prevenir y tratar el COVID-19, dicen que el objetivo del evento es que más personas sepan que el fármaco antiparasitario puede tratar el COVID-19, posiblemente acabar con la pandemia, y ayudar a eliminar el miedo al virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

“Tenemos un mensaje increíblemente positivo y alentador que compartir: la ivermectina trata y previene el COVID y es la clave para desbloquear el ciclo interminable de picos pandémicos, restricciones personales y ayudará a reiniciar las economías”, dijo la Dra. Tess Lawrie, cofundadora del grupo BIRD en un comunicado de prensa.

Lawrie también es coautora de un estudio de metaanálisis, revisado por pares, publicado en el American Journal of Therapeutics, que encontró que la ivermectina es efectiva contra el COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh. Lawrie y su equipo concluyeron con un nivel moderado de confianza que la ivermectina redujo el riesgo de muerte en un promedio del 62 por ciento, con un intervalo de confianza del 95 por ciento de 0.19-0.73, especialmente cuando se prescribe en etapas tempranas de la enfermedad.

Gráfico que muestra el resultado de todos los estudios de ivermectina COVID-19, el 20 de julio de 2021. (ivmmeta.com, (CC0 1.0))

La Alianza FLCCC también llevó a cabo su propia revisión de 18 ensayos controlados aleatorios sobre el tratamiento contra el COVID-19 con ivermectina. Encontraron “reducciones grandes y estadísticamente significativas en la mortalidad, el tiempo de recuperación clínica y el tiempo de eliminación del virus”. Los autores también dijeron que los estudios sobre la prevención del COVID-19 informaron sobre una reducción significativa de los riesgos de la enfermedad con el uso regular del medicamento.

Los miembros de la Alianza FLCCC han desarrollado varios protocolos para la prevención y el tratamiento precoz por el COVID-19, en lugar de hacer que los pacientes esperen a desarrollar una enfermedad grave para recibir tratamiento en el hospital. Estos protocolos de tratamiento, incluido uno para la gestión del COVID prolongado, se están utilizando en todo el mundo.

El protocolo estándar actual para los pacientes contagiados de COVID-19 es aislarlos en casa, evitar la deshidratación, descansar y tomar medicamentos de venta libre para la fiebre, el dolor de cabeza, la tos y el dolor corporal.

De acuerdo con la guía actualizada de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), se recomienda a los pacientes con COVID-19 leve a moderado y que tienen un alto riesgo de progresión de la enfermedad que tomen un anticuerpo monoclonal si no se requiere hospitalización u oxígeno suplementario.

A pesar de la evidencia que muestra que la ivermectina puede tratar todas las etapas del COVID-19 y reducir la muerte y la hospitalización como resultado de sus propiedades anti-virales y antiinflamatorias, la FDA no ha aprobado su uso, diciendo que el medicamento no es un anti-viral. El regulador federal advirtió que las personas no deben tomar ivermectina para caballos, ya que las dosis de ese medicamento pueden ser dañinas para los humanos.

El NIH no ha cambiado su postura neutral sobre el uso de la ivermectina para tratar el COVID-19. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda el uso del medicamento, excepto en un estudio clínico. Ambas organizaciones citan datos insuficientes como argumento para no hacer una recomendación.

Censura sin precedentes

Las discusiones online sobre la ivermectina se han enfrentado a un nivel sin precedentes de censura. Hay médicos que afirman que sus vídeos están siendo eliminados o sus cuentas de LinkedIn canceladas.

Lawrie dijo que sus vídeo y publicaciones médicas han sido objeto de censura en las redes sociales.

“He experimentado mucha censura desde que comencé a trabajar con la ivermectina”, dijo Lawrie a The Epoch Times por correo electrónico. “Me quitaron de LinkedIn la publicación de mi investigación científica publicada y revisada por pares”.

También dijo que muchas personas le han informado que: “Si publican el trabajo que ha producido mi empresa sobre la ivermectina o las entrevistas que he realizado” sus cuentas serían restringidas o censuradas.

LinkedIn no respondió a una solicitud de comentarios.

El doctor Mobeen Syed, director general de Drbeen Corp, una empresa de formación médica online, dijo que YouTube retiró, en 24 horas, tres de sus vídeos sobre la ivermectina.

“[Tercera] publicación eliminada en 24 horas. @Youtube @TeamYouTube continúan eliminando publicaciones”, dijo Syed en Twitter el 11 de julio. “Estos videos eran importantes para mantener seguras a las personas que usan ivermectina, independientemente de lo que piense YouTube”.

YouTube no respondió a una consulta de The Epoch Times para conocer los términos o condiciones que se habían violado en los vídeos de Syed.

La ivermectina no es el único tema que están reprimiendo o bloqueando las grandes empresas tecnológicas. Las publicaciones en las redes sociales sobre la teoría de la fuga del virus de un laboratorio en Wuhan, China, y la información que va en contra de la narrativa sobre la seguridad y eficacia de la vacuna anti-COVID también ha sido censurada.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, sugirió en una sesión informativa en la Casa Blanca que se debería vetar, en todas las plataformas de redes sociales, a las personas que publiquen información errónea online sobre las vacunas anti-COVID, alegando que este tipo de información estaba “haciendo que las personas no se vacunen”. La sugerencia de Psaki ha generado un rechazo generalizado.

Independientemente de la supresión de la ivermectina en todo el mundo, la gente ha encontrado formas únicas de difundir la información. En Manitoba (Canadá) han aparecido mensajes en las redes sociales con un sencillo mensaje que dice: “La ivermectina trata el COVID-19”, junto con el sitio web de la FLCCC.

Los miembros de la Alianza FLCCC dijeron por correo electrónico que continuarán con su misión de obtener la aprobación de ivermectina para COVID-19, a pesar de la censura.

“Gracias por su correo electrónico. Abandonar nuestra misión no es [una] opción. Sí, ha sido un infierno. Pero como dijo una vez Winston Churchill: ‘Si estás pasando por el infierno, sigue adelante’. Entonces, si tenemos que dejarlo aquí, lo entendemos. Pero seguiremos adelante. Tu vida importa mucho”, dijo la organización sin fines de lucro a principios de este mes.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.