Los mejores alimentos para prevenir el cáncer de colon: No, no son las frutas y las verduras

Por CAMILLE SU y HEALTH 1+1
07 de Octubre de 2022 5:45 PM Actualizado: 07 de Octubre de 2022 5:45 PM

Durante mucho tiempo, la gente pensó que comer frutas y verduras y complementar la fibra dietética podía prevenir el cáncer colorrectal (cáncer de colon).

Pero, ¿sabía usted que? Comer cereales integrales puede ser más eficaz para prevenir el cáncer colorrectal que comer frutas o verduras.

Hay dos tipos de fibra, los cuales pueden ayudar a prevenir el cáncer colorrectal

En comparación con otros tipos de cáncer, el cáncer colorrectal es muy común. En 2020, el cáncer colorrectal fue la tercera causa principal de nuevos casos de cáncer y la segunda de muertes por cáncer.

La dieta es un factor importante que causa cáncer. Por ejemplo, comer muy pocas frutas o verduras, alimentos ricos en aceite y/o calorías, carne roja y carne procesada y bebidas alcohólicas pueden contribuir a la causa del cáncer. Los malos hábitos alimenticios tienen un impacto del 30 al 50 por ciento en la incidencia de cáncer colorrectal en todo el mundo. Entre ellos, muy poca ingesta de fibra dietética, como menos de 10 gramos al día, puede aumentar el riesgo de cáncer colorrectal en un 18 por ciento.

La fibra dietética se divide en fibra insoluble y fibra soluble en agua, que tienen diferentes funciones. La fibra insoluble puede aumentar el volumen de las heces, combinarse con carcinógenos y toxinas que se comen o se producen después de la digestión, acortar el tiempo que las heces permanecen en los intestinos y reducir el contacto entre los carcinógenos y la pared intestinal.

La fibra soluble en agua puede ser fermentada y degradada por las bacterias intestinales en ácidos grasos de cadena corta (SCFA) como butirato, propionato y acetato. Los ácidos grasos de cadena corta promueven la inmunidad, previenen enfermedades inflamatorias y mejoran la función de barrera intestinal. Entre ellos, el butirato tiene propiedades antitumorales y antiinflamatorias y se puede utilizar como fuente de energía para las células epiteliales (revestimiento) intestinales.

Entonces, ¿Qué tipo de fibra es más eficaz para prevenir el cáncer colorrectal? Un meta-análisis realizado en 2021 descubrió que ambos tipos de fibra son beneficiosos para la prevención del cáncer colorrectal, y que proporcionan casi la misma protección.

De hecho, la mayoría de los alimentos integrales contienen ambos tipos de fibra dietética, solo que en proporciones variables. Por lo tanto, el consumo de verduras, frutas, cereales integrales, legumbres y frutos secos puede aportar estos dos nutrientes protectores intestinales.

La fibra de grano y prevención del cáncer de colon

Hay muchos alimentos que contienen fibra, así que ¿cuál es el más eficaz para prevenir el cáncer de colon? Un amplio estudio realizado por el Instituto Nacional del Cáncer descubrió que los cereales integrales y la fibra de los cereales son los más eficaces para prevenir el cáncer colorrectal, especialmente el cáncer en la última sección del colon, el recto.

El estudio, publicado en 2020 en The American Journal of Clinical Nutrition, demostró que las personas con el mayor consumo de granos integrales tenían un 16 por ciento menos de riesgo de cáncer colorrectal en comparación con los que comían la menor cantidad de granos integrales.

Además, la ingesta de cereales integrales se asoció a la prevención del cáncer colorrectal en todas las localizaciones del cáncer (por ejemplo, colon proximal, colon distal y recto). En particular, el riesgo de cáncer de recto se redujo en un 24 por ciento. La fibra de los cereales también ayuda a reducir el riesgo de cáncer colorrectal en un 11 por ciento, y es eficaz para prevenir los cánceres de colon distal y recto.

El British Medical Journal publicó un meta-análisis de la fibra dietética de las verduras, frutas, legumbres y otros alimentos. El estudio descubrió que, entre todos los alimentos, la ingesta de cereales integrales era la que tenía una relación más clara con el riesgo de cáncer colorrectal. En concreto, el consumo de tres raciones de cereales integrales (90 g) al día puede reducir el riesgo de cáncer colorrectal en aproximadamente un 20 por ciento. Además, una ingesta diaria de 10 gramos de fibra dietética total y de fibra de los cereales también es beneficiosa para la prevención del cáncer colorrectal.

¿Por qué el consumo de cereales integrales tiene importantes beneficios para la prevención del cáncer de colon? Los investigadores del Instituto Nacional del Cáncer creen que los cereales integrales contienen salvado, germen y endospermo, que conservan toda la fibra soluble e insoluble. Además, contienen un gran número de otros nutrientes, como vitamina B, minerales, fenoles, antioxidantes y fitoestrógenos, que pueden ayudar a prevenir el cáncer de colon.

Los cereales integrales incluyen el arroz integral, el mijo, el maíz, la avena, el trigo sarraceno, la cebada, el trigo, la quinoa, el centeno y el sorgo.

La proporción de verduras

De hecho, en la dieta oriental tradicional existe el concepto de mantener la salud con los cereales como alimentos básicos y las verduras como complementos. Sin embargo, hoy en día la gente come muchas verduras y frutas muy beneficiosas, pero presta cada vez menos atención a los cereales.

Según sus muchos años de experiencia clínica, el Dr. Ting-Ming Huang, médico de la División de Cirugía Colorrectal del Hospital Cristiano Hanming de Taiwán, dijo que una dieta de cereales con verduras es muy beneficiosa en la prevención del cáncer colorrectal.

Sus pacientes siempre le preguntan: “He comido muchas verduras, pero ¿Cómo es que he desarrollado un cáncer de colon?”.

De hecho, hay otros dos problemas con el consumo excesivo de verduras y frutas.

1. Comer verduras feas

Huang señaló que a la gente le suele gustar seleccionar frutas y verduras de buen aspecto cuando hace la compra. Sin embargo, cuanto más bonitos son los productos agrícolas, más pesticidas contienen. Y si no se han limpiado a fondo, la gente ingerirá estas toxinas.

2. No comas tantas verduras que saturan el intestino

Comer demasiadas verduras, es decir, una ingesta excesiva de fibra insoluble, también aumentará la carga de los intestinos, de modo que éstos se sobrecargarán de trabajo. Consumir demasiada fibra insoluble aumentará la cantidad de heces en los intestinos, lo que puede provocar fácilmente estreñimiento, uno de los factores de riesgo del cáncer de colon.

Tipos de arroz

Cuando se consume arroz como alimento básico, la mayoría de las personas comen arroz blanco sin gluten ni germen, ya que tiene un mejor sabor. Esto acaba reduciendo su beneficio nutricional.

El arroz integral, que conserva estas partes, es más duro. Pero se puede transigir y mezclarlo con el arroz blanco.

Sin embargo, para las personas con mala digestión gastrointestinal, se recomienda utilizar el arroz blanco como alimento básico. El arroz blanco es fácil de digerir y también contiene una cierta cantidad de micronutrientes y fibra.

Según Huang, además de almidón, el arroz también contiene fibra soluble, que puede ayudar a los movimientos intestinales. “Comer arroz puede conducir a movimientos intestinales suaves, y los intestinos serán aún más saludables”.

Comer cereales con verduras también está en consonancia con los principios del régimen de conservación de la salud de la medicina tradicional china. Como reza el Canon Interior del Emperador Amarillo: “Los cinco cereales actúan como alimento; las cinco frutas sirven para aumentar; los cinco animales domésticos proporcionan beneficios adicionales; y las cinco verduras complementan la alimentación”.

Comer granos y cereales puede nutrir el cuerpo, ayudar a fortalecer el bazo y el estómago, potenciar la energía yang y permitir que los alimentos se conviertan totalmente en energía. Según el Dr. Jonathan Liu, profesor de medicina tradicional china en una universidad pública canadiense, la medicina tradicional china cree que el problema fundamental del cáncer de colon es la falta de energía yang.

Liu explicó que el 93 por ciento de los pacientes con cáncer colorrectal tienen más de 45 años, en el momento crucial de la vida en que la energía yang del cuerpo pasa de la prosperidad al declive. Una dieta pobre causará trastornos internos en el cuerpo y también dañará la energía yang. Por el contrario, una dieta equilibrada, que incluya una ingesta normal de cereales, puede proteger mejor la energía yang y dar al cuerpo una mayor inmunidad contra el cáncer.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.