Los mercados se tambalean a nivel mundial mientras crece el temor por el brote viral mortal

Por Emel Akan
30 de Enero de 2020 9:26 AM Actualizado: 30 de Enero de 2020 9:51 AM

WASHINGTON—El brote de un nuevo coronavirus en China ha suscitado preocupación por el posible impacto de la enfermedad en la economía china, causando volatilidad en los mercados bursátiles mundiales y en los precios del petróleo.

Se espera que la epidemia que se originó en la ciudad central china de Wuhan y que se extendió por todo el país afecte al crecimiento económico de China, ya que el pánico ha pesado sobre el turismo, el consumo y la fabricación.

El virus también se ha propagado a otros países, incluido Estados Unidos, lo que ha hecho que los inversores se sientan aún más inquietos.

Los crecientes temores e incertidumbre hicieron que los principales mercados bursátiles cayeran en picado el 27 de enero, siendo los sectores de viajes, bienes de lujo y minería los que más cayeron. El índice FTSE 100 de Londres cayó un 2.3 por ciento, mientras que el índice DAX de Alemania bajó un 2.6 por ciento. Las acciones de EE.UU. también perdieron a principios de la semana cuando el Dow Jones y S&P 500 cayeron alrededor del 1.6 por ciento.

Aunque los mercados han visto ahora una cierta recuperación, el virus de rápida propagación sigue siendo una gran preocupación para los inversores.

Los precios del petróleo también se hundieron debido a la preocupación de un impacto negativo en la demanda mundial de petróleo.

“Es un tema muy serio”, dijo el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell en una conferencia de prensa después de la conclusión de la reunión de dos días de políticas del banco central el 29 de enero.

“Estamos monitoreando muy cuidadosamente la situación”, dijo. “Claramente habrá implicaciones, al menos en el corto plazo, para la producción china, y supongo que para algunos de sus vecinos cercanos”.

El brote de coronavirus se produce cuando la economía de China ya está creciendo a su ritmo más lento en casi tres décadas. La guerra comercial entre EE.UU. y China ha afectado a las exportaciones del país en 2019. Y los problemas económicos de China pueden ser más graves de lo que indican los datos oficiales, según los expertos.

Esto es como Chernóbil

La incertidumbre sobre la escala y la duración de la epidemia afectará al producto interno bruto (PIB) de China, ya que dañará la confianza de las empresas y los consumidores, lo que provocará una disminución de las actividades comerciales y de consumo, según los economistas.

“Esto es como Chernóbil en cierto sentido”, dijo el autor y experto en China Gordon Chang a The Epoch Times, refiriéndose al accidente nuclear que ocurrió en la Unión Soviética en 1986.

Si el pánico continúa hasta abril o mayo, tendrá un “enorme efecto” en la economía china este año, añadió.

Según Chang, la crisis tendrá algún efecto dominó en Estados Unidos y otros países, pero el impacto no será tan significativo como la gente teme.

Las reacciones de las empresas extranjeras que operan en China serán más visibles después del feriado del Año Nuevo Lunar, señaló.

Los funcionarios chinos extendieron el feriado en todo el país por tres días hasta el 2 de febrero en un esfuerzo por mantener a los ciudadanos en casa y detener la propagación de la enfermedad. Sin embargo, la incertidumbre continúa mientras el número y la propagación geográfica de los casos confirmados de neumonía sigue creciendo.

“Por supuesto, el gobierno chino va a tratar de estimular la economía a través de varias medidas artificiales que tendrán un efecto de alivio temporal”, dijo Chang, añadiendo que estos esfuerzos no ayudarán mucho “porque esto va a sacudir la confianza en China”.

“Si esto no se controla rápidamente, las fábricas saldrán de China”, añadió.

Los fabricantes de automóviles, incluyendo GM, Honda y Nissan, tienen operaciones significativas en Wuhan, según un informe de la CNBC. Y algunas fábricas ya han comenzado a retirar a sus empleados de la zona de Wuhan.

Se espera que más compañías suspendan sus operaciones en el país.

La cadena de café Starbucks anunció que cerró más de 2,000 tiendas, la mitad de sus tiendas en China, debido al brote de coronavirus.

La mayoría de los casos confirmados por el brote de coronavirus se concentran en la provincia de Hubei. Situada en el centro de China, la provincia es un importante centro de transporte y fabricación para el país. Hubei representaba el 4 por ciento del PIB nacional en 2018, según Morgan Stanley.

El virus afecta al consumo y a los viajes

Las vacaciones del Año Nuevo Lunar suelen ser un período de auge del consumo y el turismo, pero el brote está teniendo un impacto significativo tanto en el gasto del consumidor como en los viajes. Los consumidores chinos están evitando las zonas superpobladas.

Los viajes a China también se han ralentizado considerablemente. Muchos países han empezado a reducir sus vuelos a China, y British Airways ha interrumpido sus vuelos diarios a Beijing y Shanghai. Las aerolíneas estadounidenses también han suspendido algunos vuelos entre los Estados Unidos y China.

A medida que aumenta la cobertura de los medios de comunicación, un “factor de miedo” afecta negativamente a los mercados, según Michael Binetti, analista de retail de Credit Suisse.

Las acciones de las empresas minoristas estadounidenses vinculadas en gran medida a China, como Nike (código bursátil: NKE) y Estée Lauder (EL), podrían sufrir una caída de entre el 3 y el 5 por ciento en sus ganancias por acción, escribió en un informe.

Muchos analistas están comparando el brote de coronavirus con la epidemia de SARS de 2003 que sacudió los mercados y economías asiáticas.

“Si bien se desconoce la gravedad del impacto económico, es probable que sea de corta duración si sigue la pauta de los casos históricos”, dijo en un informe Andrew Tilton, economista jefe para Asia y el Pacífico de Goldman Sachs.

“En el caso del SARS y otros brotes recientes, la depresión de la actividad se produjo típicamente entre uno y tres meses después del brote”.

Basándose en las lecciones de epidemias anteriores, Goldman Sachs estima que los gastos relacionados con el turismo, como las joyas, y los gastos discrecionales, o los destinados a la ropa y los electrodomésticos, en China, Hong Kong y Taiwán, son los más vulnerables a los impactos de la enfermedad infecciosa. Además, es probable que los restaurantes, los minoristas y los grandes almacenes se vean afectados negativamente por el brote.

Los incidentes pasados sugieren que el impacto económico de las enfermedades infecciosas tiende a durar de uno a dos trimestres, según un informe de Morgan Stanley.

Los estudios académicos, las agencias internacionales y el modelo econométrico de Morgan Stanley sugirieron que el impacto del SARS en el crecimiento anual del PIB de China fue de alrededor de un punto porcentual, según el informe.

Volatilidad del precio del petróleo

El brote también ha causado la volatilidad de los precios del petróleo. Se espera que el mercado del combustible para aviones sea el que más sufra, según los analistas.

El presidente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Mohamed Arkab, dijo a los periodistas el 27 de enero que esperaba que el brote de coronavirus tuviera poco impacto en el mercado mundial del petróleo por ahora. Añadió que los productores de petróleo estaban preparados para reaccionar ante cualquier novedad.

Phil Flynn, un analista senior de energía del Price Futures Group en Chicago, piensa que la reacción de la OPEP es “demasiado optimista”.

“El resultado final del petróleo es que nunca hemos visto una cuarentena de esta magnitud. Los aviones y los trenes no se mueven, y las fábricas están cerradas y causarán un golpe histórico a la demanda de energía”, escribió Flynn.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan

Descubra

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.