Los militares estadounidenses están mejor capacitados que los soldados chinos

Parte 1 de la serie de dos partes: Comparación de tropas entre Estados Unidos y China
Por Antonio Graceffo
24 de Noviembre de 2021
Actualizado: 24 de Noviembre de 2021

Análisis de noticias

La modernización militar del régimen chino se ha concentrado en emplear nueva tecnología. Pero todas las guerras eventualmente se reducen a soldados que luchan contra soldados, y las tropas de EE. UU. están mucho mejor preparadas para el combate que las chinas.

Las intenciones de Beijing son claras, según un informe del Departamento de Defensa de EE. UU. sobre las ambiciones militares de China. El informe afirma que el Partido Comunista Chino (PCCh) desea “remodelar el orden internacional para alinearlo mejor con su sistema autoritario e intereses nacionales“.

Como parte del “gran rejuvenecimiento de la nación china” del líder chino Xi Jinping, el Ejército Popular de Liberación (EPL) se está modernizando, desarrollando sus capacidades para llevar a cabo ataques de precisión de largo alcance, apoyándose en armas de guerra espacial, tecnología contraespacial, capacidades cibernéticas y ampliando su arsenal de armas nucleares. El nuevo plan de desarrollo del EPL establece que se está preparando para operar como un sistema en red de guerra “inteligente”.

Independientemente de la alta tecnología que del hardware, un país necesita soldados competentes. “Toda esta tecnología es increíble, pero reducirá a la lucha en la ciudad, a lanzar granadas y a ser capaz de hacerlo una y otra vez“, dijo el teniente general Ted Martin, comandante de la Escuela de Comando y Estado Mayor del Ejército de EE. UU.

El PCCh también se da cuenta de que necesita mejorar el entrenamiento de los soldados chinos. La campaña de reforma militar de Xi del 2015 acaba de concluir en 2020. Una de las debilidades que él identificó es el déficit del EPL en la formación de personal de calidad. En consecuencia, uno de los principales objetivos de la transformación del EPL en un “ejército de clase mundial” es intentar reclutar, entrenar, adoctrinar y retener a personal talentoso, particularmente en el cuerpo de oficiales. El cuerpo de oficiales existente se había desarrollado a partir de un ejército de la época de la Revolución Cultural, que detestaba a la clase educada y hacía hincapié en el adoctrinamiento político.

Soldados del Ejército Popular de Liberación de China (EPL) que participan en el entrenamiento militar en las montañas de Pamir en Kashgar, región de Xinjiang, noroeste de China, el 4 de enero de 2021. (STR/AFP a través de Getty Images)

Para mejorar la calidad de sus soldados y oficiales, el EPL necesita atraer y retener a personas educadas. Uno de los atractivos que se ofrecen son los ascensos rápidos. Sin embargo, el resultado de acelerar el ascenso a oficiales jóvenes es que el EPL ha conseguido diluir la experiencia en sus rangos superiores. Estos oficiales de ascenso rápido no solo no tienen experiencia en combate, sino que tienen una experiencia militar muy limitada. Y ahora, están ocupando puestos más altos.

El salario es un obstáculo que parece incapaz de superar por el EPL. Un empleado militar de ciberseguridad puede ganar un salario anual de USD 13,000 más un bono, mientras que con la misma educación, podría ganar USD 94,000 al mes en Alibaba.

El EPL tiene aproximadamente 2.1 millones de tropas activas, mientras que las fuerzas estadounidenses tienen solo 1.4 millones. Las fuerzas terrestres de EE. UU., aunque más pequeñas en número que las de China, tienen mejores equipos, entrenamiento y educación. El grupo de reclutas de China, los que ya están en edad militar, es de aproximadamente 617.2 millones de reclutas potenciales, cinco veces más que los de Estados Unidos. Además, casi 20 millones de chinos cumplen la edad de reclutamiento cada año. Una de las ventajas numéricas de Estados Unidos es que sus fuerzas de reserva, de unos 845,500 efectivos, son mayores que las de China en un 60%.

Un punto importante, al comparar las reservas de EE. UU. con las reservas de otros países, es que las reservas de EE. UU. y la Guardia Nacional están entrenadas con los mismos estándares que los militares regulares. Asisten a la formación básica y a la escuela de trabajo de la especialidad ocupacional militar (MOS), junto con soldados en servicio activo, marineros, infantes de marina y aviadores, pero luego regresan a casa para servir un fin de semana al mes y dos semanas por verano, en lugar de ir al servicio activo.

Las unidades de reserva y de la Guardia Nacional de EE. UU. están equipadas con las armas más modernas y se les brindan numerosas oportunidades para realizar entrenamientos en servicio activo. Además, se despliegan con frecuencia en el extranjero. Las tropas de la guardia nacional constituyeron alrededor del 45 % de los soldados desplegados en Irak y Afganistán, así como el 18 % de las bajas. Esto no ocurre con las fuerzas de reserva de China, ni con las fuerzas de reserva de la mayoría de las demás naciones.

China tiene una milicia, también llamada paramilitar, de unos 600,000 soldados. Estados Unidos, además de la guardia nacional, también tiene milicias estatales. Veintidós estados de EE. UU. cuentan con milicias activas, llamadas Fuerzas de Defensa del Estado. La mayoría son del ejército, pero algunos tienen milicias navales y de apoyo aéreo. Su financiamiento, capacitación y equipamiento varían dramáticamente de un estado a otro. En los últimos años, la legitimación y financiamiento de las Fuerzas de Defensa del Estado ha aumentado significativamente, y ahora participan oficialmente con la Seguridad Nacional.

El PCCh ha invertido una gran cantidad de dinero en la modernización de sus fuerzas armadas, comprando los mejores y más avanzados equipos, navíos y aviones de combate.

Según Kinichi Nishimura, un exoficial de la Fuerza de Autodefensa japonesa que trabajó en el Cuartel General de Inteligencia de Defensa del Ministerio de Defensa, la competencia de las tripulaciones chinas que manejan estos equipos avanzados es escasa, debido a la incapacidad del EPL para entrenarlos adecuadamente. Nishibashi dijo que ésta es una de las razones por las que el PCCh ha aumentado su inversión en aviones no tripulados y misiles balísticos.

Los misiles balísticos y de crucero lanzados desde tierra se han convertido claramente en una prioridad para el EPL, ya que China ha compilado un arsenal de aproximadamente 2000.

Una doctrina del EPL, aprendida de los rusos durante los primeros días del comunismo, dice: “En la batalla inicial de guerra, lanza una gran cantidad de misiles y luego abandona inmediatamente la línea del frente”.

Es bastante revelador que el PCCh tenga que adaptar sus planes de guerra, basándose en la incapacidad de entrenar a las tropas del EPL para que utilicen armas sofisticadas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS