Los niños no deberían recibir vacunas anti-COVID: Profesor de Harvard

Por Zachary Stieber y Jan Jekielek
26 de Octubre de 2021
Actualizado: 26 de Octubre de 2021

Los niños no deben vacunarse contra el virus que causa el COVID-19, según el profesor de medicina de la Universidad de Harvard, Martin Kulldorff.

“No creo que los niños deban vacunarse contra el COVID. Soy un gran admirador de vacunar a los niños contra el sarampión, las paperas, la poliomielitis, el rotavirus y muchas otras enfermedades, eso es fundamental. Pero el COVID no es una gran amenaza para los niños”, dijo el profesor en el programa “American Thought Leaders” de EpochTV.

“Pueden infectarse, al igual que pueden contraer el resfriado común, pero no representan una gran amenaza. No mueren por esto, excepto en circunstancias muy raras. Entonces, si quieres hablar sobre la protección de los niños o la seguridad de los niños, creo que podemos hablar de accidentes de tráfico, por ejemplo, en los que realmente corren algún riesgo. Hay otras cosas de las que debemos asegurarnos para proteger a los niños. Pero el COVID no es un factor de riesgo importante para los niños”, agregó.

La vacunación a personas mayores y a personas de todas las edades, que tienen sistemas inmunológicos comprometidos, contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa el COVID-19, ha recibido el apoyo de la mayoría de los expertos médicos. Pero vacunar a los jóvenes sanos, en particular a los niños, ha provocado una mayor oposición, en parte debido al poco riesgo que representa el COVID-19 para ellos.

Los niños tienen más probabilidades de contraer enfermedades graves o morir a causa de la influenza anual o por la gripe que por el COVID-19, según los datos y estudios revisados por Kulldorff. Solo 195 niños entre 0 y 4 y 442 entre 5 y 18 han muerto por COVID-19 en Estados Unidos hasta el 20 de octubre, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Los niños tienen 15 veces menos probabilidades de ser hospitalizados con la enfermedad que los adultos de 85 años o más y 570 veces menos probabilidades de morir, dice la agencia.

“Un ejemplo es el de Suecia, durante la primera ola [de la pandemia] en la primavera de 2020, que afectó a Suecia con bastante fuerza”, dijo Kulldorff. En esa primera ola “Suecia decidió mantener abiertas las guarderías y las escuelas para todos los niños de uno a 15 años. Hay 1.8 millones de esos niños que pasaron la primera ola sin vacunas, por supuesto, sin mascarillas, sin ningún tipo de distanciamiento en las escuelas. Si un niño estaba enfermo, se le decía que se quedara en casa. Pero eso fue básicamente todo. ¿Y sabe cuántos de esos 1,8 millones de niños murieron de COVID? Cero. Solo unas pocas hospitalizaciones. Por tanto, esta no es una enfermedad de riesgo para los niños”.

Al sopesar la posibilidad de vacunar a los niños, también se debe tener en cuenta el riesgo de efectos secundarios de la vacuna, dijo el profesor. El principal riesgo para los jóvenes es la inflamación del corazón, que se ha producido a tasas mucho más altas de lo esperado después de la vacunación. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) agregó durante el verano una etiqueta de advertencia a las vacunas de Pfizer y de Moderna sobre miocarditis y pericarditis, dos tipos de inflamación cardíaca.

“Si tienes 78 años, entonces es obvio en mi opinión, porque los beneficios son tan grandes que incluso si tienes un pequeño riesgo de alguna reacción adversa, el beneficio supera con creces el riesgo”, dijo Kulldorff. “Por otro lado, si ya tiene inmunidad por haber tenido COVID, entonces los beneficios de las vacunas son mucho, mucho menores. Si es un niño, incluso si no ha tenido COVID, el riesgo de enfermedad grave o muerte es minúsculo… Por lo tanto, no está del todo claro que los beneficios superen los riesgos para los niños”.

Kulldorff habló antes de una reunión del panel asesor de la FDA. El martes, los miembros estaban considerando si aconsejar a los reguladores de medicamentos que autoricen la vacuna anti-COVID de Pfizer para niños de entre 5 y 11 años.

Muchos funcionarios de salud federales y algunos expertos externos apoyan la vacunación de los niños. Dicen que vacunar a los niños ayudaría a acelerar el progreso hacia la inmunidad colectiva y protegería a los familiares de los pequeños, especialmente a los que están en mayor riesgo por el COVID-19. Señalan que las hospitalizaciones entre los niños infectados por COVID aumentaron desde el verano hasta septiembre.

“Los niños necesitan protección contra el COVID-19 y esta vacuna es segura y eficaz”, escribió en Twitter el Dr. Patrick Hickey, presidente y profesor de pediatría de la Uniformed Services University.

La FDA, en un documento informativo para el panel, dijo que se espera que la tasa de casos de inflamación del corazón, después de la vacunación entre los niños pequeños, sea la misma que la de los niños de 12 a 15 años, que han sido vacunados durante meses. La agencia agregó que los beneficios de la vacuna de Pfizer superan “los riesgos conocidos o potenciales”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS