Los no vacunados deben quedarse en casa o enfrentarse la cárcel: Gobierno de Metro Manila, en Filipinas

Solo se libran los que hacen viajes estrictamente 'necesarios'
Por Mimi Nguyen Ly
05 de Enero de 2022 2:26 PM Actualizado: 05 de Enero de 2022 2:26 PM

Los 17 alcaldes de Metro Manila, también conocida como la Región de la Capital Nacional en Filipinas, una región que abarca una población de más de 13 millones de personas, han aprobado unánimemente restricciones temporales mejoradas que le prohíben a las personas no vacunadas salir de sus hogares si es para propósitos que el gobierno no considera necesarios.

Tras la decisión, el presidente filipino, Rodrigo Duterte, emitió un comunicado el miércoles para reiterar el mensaje, diciendo que las personas que se niegan a vacunarse contra el COVID-19 deben hacer confinamiento en sus casas o arriesgarse a ser arrestadas y encarceladas, informó la Agencia de Noticias de Filipinas (ANP), la agencia oficial de noticias del gobierno filipino.

Duterte, que previamente anunció que se retirará de la política cuando termine su mandato en 2022, dijo que hay una “alta probabilidad” de que una persona “muera” si no está vacunada contra el COVID-19 al contraer la enfermedad. Añadió que las vacunas proporcionarán una defensa, por pequeña que sea, contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), también conocido como coronavirus.

El 3 de enero, Benhur Abalos, presidente de la Autoridad de Desarrollo Metropolitano de Manila (MMDA), anunció que los 17 alcaldes de Metro Manila acordaron una resolución para restringir fuertemente el movimiento a los no vacunados bajo el Nivel de Alerta 3 o superior. La decisión se tomó después de que el grupo de trabajo gubernamental contra la pandemia colocó a la región de Metro Manila en el Nivel de alerta 3 para las fechas del 3 al 15 de enero.

Bajo el Nivel de Alerta 3, las personas no vacunadas deben permanecer en casa en todo momento, excepto cuando obtengan bienes y servicios esenciales, como “alimentos, agua, medicinas, dispositivos médicos, servicios públicos y energía, trabajo y necesidades médicas y dentales”, anunció el MMDA.

El ejercicio individual está permitido al aire libre dentro del área general de los hogares de las personas.

Las personas no vacunadas también tienen prohibido el acceso a muchos entornos interiores y exteriores, que incluyen áreas de comedor, así como “viajes de ocio a centros comerciales, hoteles, lugares para eventos, clubes deportivos y de campo, e instalaciones similares”.

También se les prohíbe “viajes nacionales en transporte público por tierra, mar y aire”, excepto por algunas razones que el gobierno considera “esenciales”, que incluyen salir para obtener bienes y servicios como “alimentos, agua, medicinas, dispositivos médicos, servicios públicos, energía, trabajo y necesidades médicas y dentales sujetas a la presentación de pruebas para respaldar y justificar dicho viaje”.

Las personas no vacunadas contra el COVID-19 tienen que proporcionar un certificado de una prueba para COVID-19 negativa antes de que se les permita trabajar en algún sitio. La prueba debe ser una prueba de reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa (RT PCR), que se realiza cada dos semanas. Si la prueba de RT PCR o los resultados no están disponibles de inmediato, las personas pueden provisionalmente realizarse una prueba rápida de antígenos.

Ábalos señaló que cuando Metro Manila vuelva a un nivel de alerta más bajo, “se levantarán las restricciones para los no vacunados”, anunció MMDA.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.