Los primeros septillizos supervivientes del mundo ya son adultos

Por Jack Phillips - La Gran Época
25 de Mayo de 2019 Actualizado: 25 de Mayo de 2019

Los septillizos que captaron la atención de la nación a finales de la década de 1990 están ahora en sus 20 años.

Hace algunos años, Alexis, Brandon, Joel, Kelsey, Kenny, Natalie y Nathan McCaughey se graduaron de Carlisle High School.

En 2018, cumplieron 21 años. “Creo que todos nos estamos volviendo muy independientes y estamos encontrando nuestros diferentes talentos y habilidades”, dijo a Today.com Kelsey McCaughey, la cuarta mayor de los hermanos. “Es genial celebrar esta importante diferencia”.

Después de la escuela secundaria, tomaron diferentes caminos, incluyendo el militar, el de trabajo y el universitario.

“Desde que eran muy jóvenes han tenido intereses variados”, dijo Bobbi, su madre, a Today.com. “Todavía tienen un vínculo muy estrecho entre sí, pero también disfrutan haciendo cosas con sus amigos y explorando diferentes actividades y cursos”.

Kelsey, Natalie, Nathan, Joel y Alexis van a ir a la Universidad de Hannibal-LaGrange en Missouri.  Kenny Jr. va a clases vocacionales para un oficio de construcción, y Brandon está desplegado en el extranjero como parte del Ejército de Estados Unidos.

“Definitivamente fue un choque cultural”, dijo Kelsey sobre cuando fue a la universidad.  “Creciendo en Iowa durante 18 años, no sabíamos nada diferente. Fue una transición difícil estar lejos de nuestros padres y estar fuera de Iowa, pero creo que todos lo acogimos con beneplácito y realmente creamos nuevas amistades y conocimos gente en un nuevo ambiente”.

La familia McCaughey fue noticia en 1997 por tener el primer conjunto de septillos que sobrevivió en el mundo. Nacieron nueve semanas antes de tiempo y pesaban aproximadamente 1,3 kilos cada uno.

“Definitivamente será diferente y extraño, pero siento que será bueno para nosotros salir de nuestra zona de confort y conocer gente nueva”, dijo Kelsey sobre su nueva vida, según informó NBC News.

Ahora, la casa está mucho más tranquila, dijeron sus padres.

“Honestamente, creo que será bueno para todos nosotros estar en caminos separados”, dijo Kenny. “No me preocupa no ver tanto a todos. Hemos estado juntos los últimos 18 años. Estoy listo para seguir mi camino, y creo que todos los demás también lo están”.

Brandon fue primero a Fort Benning, Georgia, para recibir entrenamiento básico en el ejército antes de ir al extranjero.

“Seré un poco diferente sin todos mis hermanos”, dijo. “Pero no será malo ya que tendré contacto con ellos. Creo que voy a tener una buena experiencia estando solo, con mi nueva familia militar. Me han enseñado a trabajar por las cosas que quiero y a no esperar que otros hagan nada por mí. Eso ayuda en la vida militar porque necesitaré hacer todo por mi cuenta, sin la ayuda de los demás”.

El New York Times informó en 1997 que la madre, Bobbi McCaughey, tomó un medicamento para la fertilidad después que ella y su esposo tuvieron problemas para concebir su primer hijo.

“El embarazo ha captado la atención mundial como símbolo del milagro científico definitivo y como ejemplo de advertencia de las consecuencias no deseadas de los tratamientos de fertilidad”, dijo el Times en su momento.

La familia ha acreditado su fe, ya que el Sr. Kenny  y Bobbi decidieron vender su casa de siete habitaciones a un ministerio cristiano.

“Creo que es una oportunidad increíble que nuestra familia ha llegado a tener”, agregó Kelsey a Today. “Creo que el Señor puso eso en la vida de mis padres y lo orquestó perfectamente”.

Los padres también tuvieron una hija, Mikayla, antes de tener los septillizos, quien recientemente dio a luz a un niño llamado Becham.

*****

Te puede interesar

La apelación masiva que llevó a una brutal persecución

Después de casi dos décadas, muchas personas en todo el mundo aún no saben que millones de personas inocentes son perseguidas por un régimen malvado.

TE RECOMENDAMOS