Los verdaderos objetivos y tácticas de Antifa al descubierto: Andy Ngo

Por JOSHUA PHILIPP Y ELLA KIETLINSKA
02 de Febrero de 2021
Actualizado: 02 de Febrero de 2021

Antifa es tanto una ideología como un movimiento que utiliza la intimidación y la violencia para oponerse al capitalismo y a cualquiera que no esté de acuerdo con su agenda política anarquista de extrema izquierda, dijo el periodista Andy Ngo, experto en el grupo anarcocomunista, durante una entrevista en el programa Crossroads de The Epoch Times.

En septiembre de 2020, el director del FBI, Christopher Wray, describió a Antifa más como un movimiento ideológico que como una organización. “Antifa es algo real. No es un grupo ni una organización. Es una corriente, o se puede ver como una ideología”, dijo Wray, reconociendo que Antifa tiene “subgrupos” o “nodos”.

Pero Ngo dijo que Antifa es “más que una idea. También es un movimiento”. Tienen redes de organizaciones y algunas de ellas están organizadas en grupos formales, explicó Ngo.

Uno de sus grupos es Rose City Antifa, “la organización Antifa más antigua de Estados Unidos” con sede en Portland, Oregón, el epicentro de la violencia de Antifa, dijo Ngo.

Ngo también ha encontrado una gran cantidad de evidencia que muestra que Antifa es una organización formal, evidencia que comparte en su próximo libro “Unmasked: Inside Antifa’s Radical Plan to Destroy Democracy” (Al descubierto: Dentro del plan radical de Antifa para destruir la democracia)

Antifa está muy bien organizada en células secretas y lugares de reunión, dijo Ngo. Su plan de estudios de formación refleja mucho de lo que está incluido en el proceso de radicalización, por el que los yihadistas hacen pasar a los musulmanes, explicó.

Lanzan algunos eventos que parecen reuniones sociales, como ligas de fútbol, para reclutar personas y difundir su literatura extremista y luego llevar a cabo disturbios, dijo Ngo.

Antifa tiene muchos capítulos que “son grupos formales” en diferentes ciudades, uno se llama Torch Network y otro es Atlanta Antifa, explicó Ngo.

Rose City Antifa afirma en su sitio web que trabaja para oponerse al prejuicio racial, la intolerancia, el fascismo y la organización fascista.

Ngo dijo que Antifa no usa la definición académica de fascismo que se refiere al nacionalsocialismo de los nazis o del Partido Fascista Italiano. Antifa reformuló la definición de fascismo para su propio uso al “describirlo esencialmente como cualquier cosa que se oponga a la agenda política de extrema izquierda”, dijo Ngo. Antifa siempre ha considerado la democracia liberal y el capitalismo como fascismo, agregó.

Por ejemplo, Antifa calificó a la administración Trump de fascista y a Estados Unidos como un país fascista, dijo Ngo.

El Antifa original se estableció durante los años de entreguerras en Alemania como un “árbol supremo del Partido Comunista Alemán”, dijo Ngo. En Alemania Oriental, la ideología de Antifa se institucionalizó en la ideología formal del estado comunista alemán, explicó. Por ejemplo, el infame Muro de Berlín fue llamado oficialmente en Alemania Oriental “la barrera de defensa antifascista”, dijo Ngo.

Una carpa dentro de la Zona Autónoma de Capitol Hill, en Seattle, Washington, el 10 de junio de 2020. (Ernie Li/NTD Television)

Cómo funciona Antifa

Antifa trabaja junto a grupos socialistas y comunistas, como los Socialistas Democráticos de América (DSA), porque tienen un enemigo común: Estados Unidos, sus instituciones, la sociedad civil y los mercados libres.

DSA, la organización socialista más grande de Estados Unidos es, en realidad, una organización comunista, según Trevor Loudon, un autor y cineasta que ha estado investigando, durante más de 30 años, a grupos marxistas radicales y terroristas y su influencia encubierta en la política dominante.

Antifa y las organizaciones comunistas tienen, en última instancia, agendas diferentes, pero actualmente tienen suficiente en común para trabajar juntas, dijo Ngo. Es el mismo tipo de coalición que se construyó a lo largo de 2020 entre Antifa y Black Lives Matter (BLM), un movimiento fundado por militantes comunistas, agregó.

El objetivo comunista de establecer un estado totalitario está en contradicción con el aspecto anarquista de la agenda de Antifa, pero por ahora, asociaron ambos objetivos “para pedir el fin del sistema de justicia penal estadounidense, demonizar los mercados libres y demonizar el concepto de propiedad”, dijo Ngo.

La agenda final de Antifa es abolir los estados-nación en todo el mundo y crear comunas comunistas anarquistas, dijo Ngo. “Creen que realmente pueden organizar la sociedad sin un gobierno”.

Lo que tanto Antifa como los comunistas tienen en común es el principio de que nadie debe poseer propiedad privada.

Aunque “suena como una gran fantasía salvaje que [Antifa] nunca logrará”, dijo Ngo, Antifa realmente pudo reclamar un territorio estadounidense en 2020 al establecer la Zona Autónoma de Capitol Hill (CHAZ), en Seattle, Washington.

Ngo, que pasó un tiempo allí, dijo que “era un área sin ley”. En la zona se produjeron homicidios, incendios provocados, tiroteos y agresiones sexuales. Los señores de la guerra compitieron entre sí, se creó una frontera firme y voluntarios armados la custodiaban. “Pensaban que no necesitaban el capitalismo para funcionar”, dijo Ngo, pero la zona solo pudo sostenerse gracias a las donaciones de Estados Unidos, ya que restaurantes e individuos les proporcionaron alimentos y suministros para mantener la ocupación.

Antifa utiliza la táctica de aterrorizar a sus objetivos a través de un ataque sostenido de intimidación, que incluye la divulgación pública de su información personal, como direcciones privadas, lugar de trabajo, información de contacto del empleador y números de teléfono, una práctica también conocida como doxing, dijo Ngo.

Esto es para hacer que una persona tema que pueda ser atacada desde cualquier lugar, explicó Ngo.

Andy Ngo, un periodista establecido en Portland, aparece cubierto con una sustancia desconocida después de ser atacado por Antifa en Portland, Oregón, el 29 de junio de 2019. (Moriah Ratner/Getty Images)

El propio Ngo fue atacado físicamente por Antifa en junio de 2019. Los miembros de Antifa lo golpearon y robaron, y también le arrojaron objetos contundentes. Como resultado, Ngo sufrió una lesión cerebral y fue hospitalizado.

Ngo dijo que tuvo que someterse a diversas terapias y tratamientos para abordar las deficiencias que sufría, pero hasta el día de hoy no hay ningún detenido por la agresión.

Antifa exigió recientemente que la librería independiente más grande de Portland retire un nuevo libro de sus estantes y de su catálogo online, dijo Ngo. La tienda acordó sacar el libro de los estantes, pero se resistió a sacarlo de su catálogo online.

Ngo expresó su simpatía por la tienda, un negocio familiar, porque sabe que Antifa es bueno para cumplir con sus amenazas. Tiene un historial de incendiar negocios o iniciar saqueos.

A pesar de estos incidentes y de otras amenazas, Ngo continúa exponiendo a Antifa porque quiere brindar esta información a una audiencia más amplia.

Ngo dijo que espera que la información que proporciona “atraiga a los legisladores y a las autoridades para que empiecen a trabajar seriamente en el desmantelamiento sistemático de estas redes [Antifa] y, lo que es más importante, para que desafíen también la ideología con la que están contaminando las mentes de la gente”.

Jack Phillips contribuyó a este artículo.

Sigue a Joshua en Twitter: @JoshJPhilipp


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS