Madre advierte con horror sobre juguete común que casi estrangula a su hija: un sujeto logra salvarla

Por La Gran Época
01 de Enero de 2019 Actualizado: 01 de Enero de 2019

Una madre alertó a otras madres que un juguete común conocido en todo el mundo, casi estranguló a su pequeña hija Abigail días después de Navidad.

Abigail comenzó a ponerse azul y “se arrodilló”, dijo Stacie Peterson de Plymouth, una ciudad puerto de Devon al este de inglaterra, reportó Devon Live.

La madre informó que el 28 de diciembre la pequeña puso alrededor de su cuello un juguete Slinky que le costó £ 1, “como un collar”, y este se atascó. Ella trató de sacarlo, se puso “más y más apretado”.

En su publicación de las redes sociales Stacie escribió: “¡Por favor, comparta, los slinkies que parecen tan inofensivos, es algo que nunca pensé que podría suceder!”.

La siguiente imagen muestra cómo quedó el cuello de la pequeña.

“Se puso una chuchería – solo una ganga de Primark. Se la puso alrededor del cuello como un collar que se atascó y tiró para tratar de quitárselo, y se puso más y más apretado!”, escribió la madre al iniciar el relato.

“Ella estaba en la escalera con [su hermana] en ese momento, y cuando me alertaron de la situación estaba casi azul y de rodillas”.

“No pude quitárselo, mi esposo no pudo quitárselo”, agregó.

“Llamé al 999 y grité pidiendo ayuda… por suerte había un tipo que caminaba por la calle y el ni siquiera dudó. Corrió escaleras arriba y calmó a mi marido y a ella mientras yo estaba al teléfono con la ambulancia, y ayudó a Jamie a desenredar el Slinky y a salvar la vida de mi hija!”, escribió la angustiada mujer, que busca ayudar a otras madres.

La madre de Abigail mandó sus públicos agradecimientos al voluntario que la socorrió ese día.

“¡No entendí su nombre, así que si conoces a un chico que caminaba por la calle Victoria a las 7.15 esta noche, por favor agradézcanle, yo estaré agradecida por siemrpe con el joven!”

Según el reporte de Mirror, un portavoz de Primark dijo que el minorista de moda toma la calidad y seguridad de sus productos “muy seriamente”.

Los juguetes Slinky están disponibles en línea en tiendas de todo el mundo, y han estado en las manos de niños y adultos por décadas.

La alerta de la madre sirve para llamar la atención, y buscar la manera que un hecho similar no vuelva a ocurrir.

14 de junio de 1946: un niño sostiene un ‘slinky’ hecho de un rollo de alambre que, si es recto, sería de 75 pies de largo, un ‘slinky’. (Fotos de Fox/Imágenes Getty)

Para Stacie Peterson el drama concluyó, pero queda el recuerdo.

“Afortunadamente mi hija está bien y los doctores dijeron que no hay daño duradero!”, escribió en su Facebook.

En la publicación, la madre agradeció los buenos comentarios de los seguidores y advirtió que sacaría aquellos que fueran malos.


“Gracias por todos sus encantadores mensajes, ella está absolutamente bien, tiene algunos moretones, ¡pero eso ya se está desvaneciendo! ¡Tuvimos mucha suerte!”, escribió en la red, según Devon Live.

“Por favor, si no tienes nada bueno que decir, no lo digas en absoluto porque solo eliminaré los comentarios (…)¡Ya tuve que eliminar algunos! Los accidentes ocurren y ya me siento terrible. ¡No necesito que otras personas me hagan sentir peor!”.

La madre explicó que solo quería ayudar a otras madres a que no les ocurra lo mismo a sus hijos.

A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS