Madre de Virginia que sobrevivió a la Revolución Cultural de Mao ve un paralelismo en Estados Unidos

Por GQ Pan y Jan Jekielek
13 de Octubre de 2021
Actualizado: 13 de Octubre de 2021

El movimiento político comunista que devastó a China hace décadas está evolucionando en Estados Unidos, advirtió Xi Van Fleet, una madre convertida en activista al llegar a los titulares nacionales después de hablar en contra de la teoría crítica de la raza en una reunión del consejo escolar.

“Cuando empezó la Revolución Cultural yo estaba en el primer grado”, dijo la madre de Virginia en el programa American Thought Leaders de EpochTV. En las escuelas y colegios todas las clases se interrumpieron cuando los estudiantes mayores se proclamaron Guardias Rojos de Mao Zedong, añadió.

Envalentonados por el lema de Mao que decía “Rebelarse está justificado”, los Guardias Rojos no dudaron en instigar a la violencia y a la destrucción sobre todo lo que consideraban “contrarrevolucionario”.

“Con la aprobación de Mao, nadie podía detenerlos”, dijo Van Fleet, recordando una historia que escuchó de alguien que presenció cómo los Guardias Rojos golpearon hasta la muerte a un hombre al que consideraban un “opresor” y “explotador” por el simple hecho de poder retirar una gran suma de dinero de su banco. Los autores no se enfrentaron a ninguna consecuencia por el asesinato puesto que el sistema de justicia penal se había paralizado.

Otra característica clave del movimiento de los guardias rojos fue atacar a los “cuatro viejos”, es decir, “las viejas ideas, la vieja cultura, las viejas costumbres y los viejos hábitos”. Para imponer lo que Van Fleet describió como una “cultura de la cancelación”, los Guardias Rojos iban de puerta en puerta para registrar y destruir cualquier objeto que estuviera relacionado con el período anterior a la toma del poder del comunismo en China.

“Yo recuerdo que toda la calle era un desastre de cosas destruidas y la gente, aquellos propietarios de las casas, gritaban y lloraban”, dijo a continuación.

Aunque la locura y la anarquía de la Revolución Cultural de Mao podrían sonar extremas para los estadounidenses, Van Fleet advierte que Estados Unidos está siguiendo un camino similar.

“Una de las cosas que he notado es que la gente tiene miedo”, indicó Van Fleet. “Hay una forma correcta de hablar. Existen las ideas correctas y los que no las comparten sienten que si dicen su propia opinión pueden correr el riesgo de ser considerados racistas— una palabra que recuerda la ‘contrarrevolución’ de China”.

El término “racismo”, al igual que la vagamente definida “contrarrevolución”, luego no significan nada, sino que sirven como arma política, según Van Fleet. “Durante mucho tiempo, mi comprensión del racismo es la de alguien que discrimina a otra persona por su raza”, añadió. “Pero en los últimos años ha cambiado su significado. Cualquiera que no esté de acuerdo con la ideología de la izquierda se convierte en racista”.

Durante la Revolución Cultural, el término conocido como la “histórica contrarrevolución” se utilizaba para criminalizar a las personas por lo que hacían o decían en el pasado. Van Fleet indicó que también existe una versión estadounidense de la misma.

“En Virginia, el gobernador [Ralph] Northam fue llamado hoy racista, porque en el pasado, cuando estaba en la universidad, se pintó la cara de negro”, indicó a continuación. “Eso es el equivalente al histórico contrarrevolucionario chino”.

En la China de Mao, los ciudadanos se clasificaban en las favorecidas “Cinco Categorías Rojas” y las indeseables “Cinco Categorías Negras” en función de su identidad política. Los descendientes de los miembros de este último grupo, entre los que se encontraban los agricultores ricos y otros “enemigos de clase”, eran habitualmente humillados y obligados a acudir a “sesiones de lucha” en las que se les hacía confesar su condición de privilegiados. Van Fleet dijo que esto es similar a lo que los defensores de la Teoría Crítica de la Raza (CRT) imponen a los estadounidenses y a sus hijos.

“¿Nos recuerda eso a la Teoría Crítica de la Raza?”, preguntó. “[Según la CRT] si se nace blanco, se es un opresor; si se nace negro, se es un oprimido, y como oprimido no tiene esperanza en esta sociedad opresiva”.

“Esta es la forma más eficaz de dividir a la gente y eso está sacado del libro del juego marxista para dividir”, continuó la madre, señalando que la teoría crítica de la raza es la retórica marxista de la lucha de clases reempaquetada para centrarse en la raza, de modo que funcione mejor en la sociedad estadounidense. “Luego tienen el género, la sexualidad y la interseccionalidad: todas estas son herramientas para dividir y tienen sus raíces en el marxismo cultural. Mao usó eso, la izquierda [estadounidense] está usando eso ahora”.

“Lo que ha ocurrido aquí en Estados Unidos no es nada nuevo”, dijo Van Fleet. “Sucedió en China, me sucedió a mí. Si nosotros lo dejamos pasar y no lo detenemos, [tendremos] el mismo resultado”. El resultado de la Revolución Cultural es la destrucción total de la sociedad y eso es lo que nos espera si no lo detenemos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS