Madre descubre que su hijo de 6 años tenía cáncer de testículos luego de bañarlo

Por Pachi Valencia
24 de Agosto de 2019 Actualizado: 24 de Agosto de 2019

Una madre del Reino Unido se enteró de una amarga noticia luego de sentir que algo andaba mal mientras duchaba a su hijo de 6 años el pasado mes de mayo.

Nicola Barksby, una británica de 35 años, quiere dar a conocer su historia para concientizar a todos los padres que revisen a sus hijos minuciosamente.

El 28 de mayo, Barksby notó que uno de los testículos de su hijo Jake era más largo que el otro mientras lo bañaba, más aún por la corta edad del niño. Rápidamente, ella y su esposo lo llevaron a su pediatra, quien les indicó que lo llevaran al hospital lo más pronto posible.

Jake fue admitido el 4 de junio al Queen’s Medical Center, donde una semana después fue sometido a una cirugía para extraerle un tumor de 5 centímetros.

Cuando los resultados de la biopsia llegaron a fines de junio, Jake fue formalmente diagnosticado con rabdomiosarcoma paratesticular, un tumor de tejido blanco muy inusual.

“Todo ocurrió tan rápido”, dijo Nicol al diario Nottinghamshire Live.

“En un mes ha sucedido mucho. Fue un shock tan grande que casi pensé que un testículo no estaba bien porque el otro era bastante grande”, agregó la madre.

Así mismo, agregó que Jake no tuvo ningún dolor o malestar, solo era el tamaño desproporcionado. “No te esperas algo así en absoluto. Es difícil esperarlo en adultos y mucho menos en un niño de seis años”.

Un niño pequeño con el cáncer lleva pintura de guerra y una capa súper héroe mientras recibe su tratamiento de quimioterapia. (FatCamera)
Imagen ilustrativa de un niño pequeño con el cáncer lleva pintura de guerra y una capa súper héroe mientras recibe su tratamiento de quimioterapia. (FatCamera)

Luego de los resultados, los médicos le realizaron a Jake una serie de pruebas, incluida una tomografía computarizada, la cual reveló otro tumor en su estómago.

Sin embargo, el tumor resultó benigno.

Para prevenir que el cáncer no se expanda, Jake tendrá que someterse a 22 semanas de quimioterapia y tendrá que unos tubos insertados en una vena de su pecho, conocidos como vía venosa central (VVC), los cuales impedirán a Jake nadar o jugar al trampolín, dijo la madre.

Nicola comenta que la vida de su familia ha dado un giro de 360º. Este año, los planes eran viajar de vacaciones a Florida pero tendrán que posponerlo por ahora.

“El cáncer cambia tu vida. Simplemente tomamos las cosas un día a la vez”, dijo Nicola.

Sobre el estado de ánimo de Jake durante su tratamiento, su madre dice que ha sido muy amable con la situación y permite que los médicos y enfermeras hagan su trabajo, los cuales han sido “realmente geniales”.

“Recibió quimioterapia todas las semanas durante cuatro semanas y luego tiene un descanso de una semana”, agregó. “Simplemente continúa con eso”.

A pesar de que esta lamentable situación se ve muy poco en niños de la edad de Jake, Nicola está aliviada de haberlo detectado a tiempo.

“Para mí se trata de crear conciencia en los niños más pequeños, y también es muy importante para los muchachos más pequeños que se chequeen al darse un baño”, conluyó.

La leucemia es el tipo de cáncer que más se presenta en los niños. (FatCamera)
La leucemia es el tipo de cáncer que más se presenta en los niños. (FatCamera)

Según datos de la OMS, cada año se diagnostica cáncer a aproximadamente 300.000 niños de entre 0 y 19 años, siendo los más comunes la leucemia, el cáncer cerebral y linfomas. La mayoría de los cánceres infantiles presentan signos y síntomas inespecíficos, lo que puede hacer que se detecten en fases ya avanzadas.

A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS