Madre salva decenas de niños de un asesinato masivo que quería cometer su hijo

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
17 de Diciembre de 2018 Actualizado: 17 de Diciembre de 2018

Una madre llamó el jueves pasado a la policía de Richmond, una ciudad de Indianapolis, Estados Unidos, preocupada por el peligro que significaba su hijo de 14 años. El menor salió armado con una pistola y un rifle y ella pensó que podría cometer un asesinato masivo en la escuela vecina.

Gracias a la alerta a través del teléfono 911, la mujer envió a los oficiales a la Escuela Intermedia Dennis, y logró salvar a decenas de niños y profesores, pero no pudo evitar la muerte del suyo propio.

El domingo por la noche cientos de personas se reunieron en una vigilia con velas en Glen Miller Park en Richmond para mostrar el apoyo a Mary York, la madre del presunto tirador, Brandon Clegg, y de su familia.


“Anoche se llevó a cabo una vigilia con velas en el Glen Miller Park en Richmond para mostrar su apoyo a la familia del tirador de la escuela Dennis Brandon Clegg. Cientos de personas se presentaron. Miembros de la familia hablaron en contra del acoso”, destacó un mensaje en las redes sociales.

La comunidad se reunió con la mujer, su familia y oraron juntos. Bradon murió a causa de una herida autoinfligida luego de un tiroteo con la policía en la escuela


“Ella es un ser humano. Ella es madre. Ella perdió a su hijo. Queríamos traerla para hacerle saber que ella también recibe apoyo porque al final del día hizo muchas cosas. Ella salvó muchas vidas”, dijo Shawn Wright, quien organizó la vigilia, según 13 WTHR.

La policía confirmó que Mary York fue quien llamó al 911 el jueves y dijo que su hijo se dirigía a la Escuela Intermedia Dennis con las armas. Los padres de inmediato recibieron un aviso de advertencia, antes del tiroteo, reportó NBC5.

Cuando Brandon llegó a la escuela la encontró cerrada con llave, por lo que el niño disparó a una puerta con vidrios para entrar. En el interior lo esperaban los oficiales con quienes intercambió disparos antes de suicidarse.


“Estamos muy, muy agradecidos por la persona que hizo esa llamada. “Si no hubieran hecho esa llamada, no tengo ninguna duda de que tendríamos una conversación muy diferente aquí ahora”, dijo el capitán de la Policía del Estado de Indiana, Dave Bursten, en una conferencia de prensa horas después del tiroteo.

Los oficiales que acudieron a proteger la escuela “sabían a quién buscaban, lo confrontaron, disparó por la puerta de vidrio, entró a la escuela y los oficiales lo persiguieron”.


La policía anunció que los resultados preliminares de la autopsia muestran que el adolescente murió por una sola herida de bala autoinfligida. Además confirmó que el niño llevaba una pistola y un rifle y nadie más resultó herido en el tiroteo.

La madre de Brandon no tuvo fuerzas para hablar en la vigilia ante todos quienes la miraban agradecidos. Un primo del menor fallecido, Thomas York, dijo que el menor fallecido sufrió de bullying, pero eso no justificaba lo que hizo.

“Me destruye pensar que un niño tendría que ir y mostrar su enojo en una escuela y que iría tan lejos como para dispararle a la gente o a través de la gente y tenía ese odio en su cabeza de que nadie se preocupaba por él o nadie estaba ahí para él”, dijo Thomas York según WTHR.

A continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS