Madres de Texas exigen revisión a un libro de texto que fomenta ocultarle información a los padres

Por Juliette Fairley
24 de Mayo de 2022 11:53 AM Actualizado: 24 de Mayo de 2022 11:53 AM

Un organismo de control a favor de los derechos de los padres está pidiendo a la Junta de Educación del Estado de Texas (SBOE) que elimine un plan de estudios online que, según el organismo, alienta a que se les oculte información a los padres relacionada con la salud mental y física de sus hijos.

En un correo electrónico enviado a un miembro de la junta sobre el lenguaje incluido en el material instructivo de la editorial de libros de texto Goodheart-Willcox, Moms for Liberty alega que dicho material socava la capacidad de los padres para acceder a la información de salud de sus hijos.

The Epoch Times revisó una copia del correo electrónico y la parte del libro de texto en cuestión.

“Goodheart ahora no cumple con la ley”, escribió Mary Lowe, presidenta del capítulo Moms for Liberty del condado de Tarrant, el 18 de mayo a Pat Hardy, un republicano que ha servido en la junta durante unos 20 años.

Lowe incluyó en su correo electrónico un extracto del Material instructivo de salud para la escuela secundaria de Goodheart-Willcox, que supuestamente dice: “La ética profesional requiere que las personas que brindan tratamiento de salud mental mantengan la confidencialidad. Esto significa que la información que comparta no se compartirá con nadie más, incluidos los miembros de su familia, la escuela o incluso un médico.

“Esta confidencialidad ayuda a las personas a sentirse cómodas compartiendo información privada con un profesional de la salud mental. La confidencialidad solo se puede romper si las personas expresan la intención de hacerse daño a sí mismas o a los demás, o denunciar el abuso o la negligencia que está ocurriendo actualmente”.

Goodheart-Willcox no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios que se le enviaron.

“Es divisivo para una familia y no permite que la familia críe a su hijo”, dijo Lowe a The Epoch Times.

“Hay una multitud de cosas que podrían estar ocultando. Ciertamente, el grooming de identidad sexual puede estar ocurriendo, pero incluso el grooming religioso y de culto puede estar ocurriendo en estas conversaciones”.

“Hay muchas otras cuentas en Texas donde los consejeros escolares han llevado a las niñas a abortar y no se lo han dicho a los padres”.

La junta incluyó el material instructivo de Goodheart-Willcox en su lista de libros de texto recomendados el año pasado y Hardy dijo en un correo electrónico que, una vez aprobados, los editores no pueden cambiar nada en los materiales adoptados sin pasar por la junta estatal.

Sin embargo, la junta no tiene la autoridad para requerirle a Goodheart-Willcox que actualice sus materiales de instrucción, de acuerdo con Audrey Young, una integrante republicana de SBOE que es vicepresidente de la Comisión de Instrucción.

“El hecho de que la Junta de Educación del Estado recomiende un libro no significa que tenga que ser el que adopten los distritos escolares”, le dijo Young a The Epoch Times.

“Es responsabilidad de los Comités Asesores de Salud Estudiantil (SHAC) en cada distrito escolar. Esos son quienes deberían tomar decisiones sobre el plan de estudios y los materiales de instrucción”.

Los miembros de SHAC suelen ser padres que trabajan en conjunto con el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas para revisar y supervisar la salud de los estudiantes.

“Puedo, como miembro de la SBOE, solicitar que mi presidente le pida a Goodheart-Willcox que explique con más detalle qué significa ese lenguaje en su publicación”, agregó Young.

Hay mucho en juego, según Lee Spiller, director ejecutivo de la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos de Texas, quien dijo que no proporcionar a los padres información sobre sus hijos puede ser peligroso.

“Hay buenas razones por las que los padres deberían participar”, dijo. “Tuvimos que lidiar con casos en los que los niños se sometieron a exámenes de detección u otras cosas en la escuela y luego hubo resultados realmente malos, como ser internados”.

La controversia sobre los materiales de instrucción de Goodheart-Willcox surgió en un momento en que el fiscal general Ken Paxton emitió una carta que establece que los padres tienen derecho a acceder a toda la información educativa sobre sus hijos, según la ley estatal y federal, que incluye información médica y de salud.

“El Título IX no autoriza a un distrito escolar a retener información médica o de salud sobre un niño menor de edad del padre o tutor legal del niño”, declaró Paxton en una opinión del 17 de mayo.

“Los padres tienen el derecho fundamental de tomar decisiones sobre el cuidado, la custodia y el control de su hijo, y los distritos escolares y los funcionarios deben trabajar con los padres para promover la educación del niño”.

Paxton emitió la guía después de que el representante estatal Briscoe Cain (R) la solicitara el 5 de mayo.

“Esta decisión claramente creó un problema con el libro de texto de la escuela secundaria Goodheart-Willcox en el sentido de que el libro de texto dice que los profesionales de la salud mental pueden ocultar secretos a los padres”, agregó Lowe.

“Realmente apreciamos a Briscoe Cain por escribir para solicitar la opinión y nos complace que el AG Paxton haya corregido algunas de las ideas falsas e ilegales bajo las cuales han estado operando muchas de las escuelas gubernamentales”.

Sin embargo, el Código de Salud y Seguridad de Texas permite la confidencialidad, según Jonathan Covey, director de políticas de Texas Values.

“Una de las limitaciones es que un profesional puede determinar si la divulgación de información sería perjudicial para la salud física, mental o emocional de un paciente e, incluso, hubo algunos casos en Texas que concluyeron que el derecho de los padres a los registros de salud mental está restringido en circunstancias excepcionales”, dijo.

“La SBOE no tiene la autoridad para enmendar el Código de Salud y Seguridad de Texas, pero la Legislatura de Texas sí”.

Ni Cain ni Paxton respondieron a las solicitudes de comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.