Maestro rural de Guatemala se convierte en héroe al llevar a sus alumnos al cine por primera vez

Por Romina Valeria García - La Gran Época
10 de Octubre de 2019 Actualizado: 10 de Octubre de 2019

Un maestro rural de Guatemala tocó el corazón las redes sociales cuando pidió la colaboración de la comunidad para llevar a sus humildes alumnos a ver una película al cine por primera vez.

Edwin Linares logró que 26 niños de la Escuela Oficial Rural Mixta del caserío Terrero Barroso, aldea Tacón Arriba, en Chiquimula, pasaran el mejor día del niño de sus vidas.

Teniendo en cuenta que se trata de niños que viven en estado de pobreza y que se encuentran alejados tanto de la tecnología como de las comodidades de la vida modera, el compasivo maestro maestro llevó a cabo una gran hazaña para que sus alumnos conozcan una sala de cine.

El profesor solicitó ayuda a las redes para recaudar fondos con motivo del día del niño y poder pagar las entradas al cine o el pasaje ida y vuelta del viaje a la ciudad.

Imagen ilustrativa. (Pxhere/CCO)

“Puede apadrinar con 20 Quetzal (2,57 dólares) para pagar la entrada al cine o al pasaje de ida y vuelta, ellos no tienen TV, no pueden ver películas, ¿se imaginan lo feliz que serían si tuvieran la oportunidad de ver en pantalla gigante?”, decía el mensaje del profesor.

La publicación tuvo una magnifica respuesta y 18 días después pudo reunir el dinero para llevar a los niños al maravilloso día en la ciudad.

Con lo recaudado, el día fue perfecto para los niños, ya que pudo llevarlos no solo al cine, sino a comer a un restaurante de comidas rápida y a darse un chapuzón en un balneario, según Publinews.

Imagen ilustrativa. (Pxhere/CCO)

Sin embargo, la preocupación de su profesor va más allá de una simple salida de diversión, ya que las necesidades por las que pasan estos niños son extremas.

Edwin trabaja hace tiempo como maestro rural, y es consciente de la difícil vida de sus alumnos que deben caminar 2 horas diarias para llegar a escuela, lo que hace que generalmente abandonen estudios.

Imagen ilustrativa. (Pxhere/CCO)

“La distancia es de 24 km, aparentemente cerca, el problema es el estado de la carretera que es puro barro y ya se imagina cuando llueve, hay que manejar con sumo cuidado”, asegura el profesor.

El profesor se inspira en sus dos hijas de 3 y 5 años para su gran vocación de servicio.

“Cada vez que lleguemos al aula y encontremos a nuestros alumnos, pensemos en nuestros hijos y en la calidad de educación que deseamos para ellos, eso hará que nuestra dedicación se realice para otros como deseamos para los nuestros”, indica.

Este increíble profesor con esperanza y compasión hizo todo por mejorar la vida de sus alumnos y regalarle el día más importante de sus vidas.

El increíble viaje de un hombre para convertirse en un maestro de Kung Fu

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS