Mamá advierte a padres luego de que su hijo trabara su lengua en una botella de agua

Los doctores dijeron que el niño necesitaba cirugía pero podría haber muerto en el proceso
Por Mimi Nguyen Ly
26 de Julio de 2019 Actualizado: 26 de Julio de 2019

Una madre mandó una advertencia en sus redes sociales luego de que su hijo atascara su lengua en una botella de agua y tuvieran que operarlo, que según los médicos podría haberlo matado, para liberar su lengua.

Clare Wooff de Lancaster, del Reino Unido, estaba haciendo compras el 20 de julio cuando su hijo Riley de 6 años comenzó a hacer ruidos inusuales desde el asiento trasero del auto. Luego gritó que su lengua estaba atascada.

Wooff se detuvo a un lado de la carretera y pensó que sería fácil sacar la lengua de su hijo de la tapa de la botella, pero no lo logró.

Se cree que se formó un vacío y la fuerza impidió que Riley liberara su lengua.

La lengua de Riley se hinchó y se puso negra. Los médicos informaron a Wooff que Riley necesitaba una cirugía para evitar que perdiera la lengua. Pero la cirugía podía matarlo.

Le explicaron a Wooff que su hijo podría perder la capacidad de respirar cuando la tapa se cortara porque la hinchazón podría migrar por su garganta.

Si esto sucedía, Riley necesitaría una traqueotomía, que requeriría cuidados intensivos.

Además, había una gran posibilidad de que Riley sufriera un ataque al corazón, recordó Wooff haber sido informada.

“Tuve que firmar un formulario de consentimiento para una traqueotomía, y me dijeron que los riesgos de la operación eran un ataque cardíaco debido a la liberación de sangre, problemas de las vías respiratorias”, escribió en una publicación de Facebook que recibió gran atención.

Riley se sometió a una operación a la que asistieron 10 médicos. Riley fue sedado, y los médicos pudieron quitar la tapa.

El niño tuvo un impedimento temporal en el habla luego de la operación, pero la buena noticia fue que su lengua quedó intacta.

“Riley está bien solo muy hinchado y muy herido, ¡su lengua está púrpura!”, escribió Wooff en una publicación de Facebook el 20 de julio, luego de la cirugía. “¿Quién pensaría que una botella podría ser potencialmente fatal?”

“Normalmente no compartiría una publicación personal en Facebook de esta manera, pero después de lo que podría haber ocurrido hoy, me gustaría advertir a otros padres sobre estas botellas”, escribió Wooff.

La botella se compró a Sainsbury’s, una cadena de supermercados con sede en el Reino Unido. Wooff está instando a la cadena a retirar estas botellas de agua.

“Pensar que es un artículo cotidiano que la mayoría de los niños tendrían en sus loncheras escolares, da miedo”, dijo Wooff de acuerdo con el Daily Mail.

“A otros padres, por favor, simplemente deséchenlos. Incluso como adulto, es fácil poner tu lengua en estas botellas por jugar.

“Creo que todas las botellas deberían tener una gasa o algo para evitar que esto vuelva a suceder, y Sainsbury también debería recordarles a los que no lo hacen”, agregó.

Un portavoz de Sainsbury dijo que el incidente está siendo investigado y desean que Riley se recupere rápidamente.

En una actualización de Facebook el 23 de julio, Wooff dijo que Riley se ha recuperado y agradeció a las personas por su apoyo durante la prueba. Añadió que el incidente fue “el día más aterrador de nuestras vidas”.

Niño de Texas enviado a la sala de emergencias después de que la lengua se atasque en una botella de agua

El caso de Riley no fue el primero. En Texas, a principios de 2016, a un niño de 9 años también se le atascó la lengua en una botella plástica de agua.

El niño, Trenton Mikkola, estaba llorando en sus esfuerzos por liberar su lengua, informó KHOU11. El incidente ocurrió durante la clase en la escuela primaria Theiss en Klein.

Mikkola recordó el incidente al medio, diciendo que “toda la succión [dentro de la botella] fue lo que [atascó mi lengua] justo ahí dentro”.

Las enfermeras escolares intentaron usar depresores de lengua y vaselina, y otros miembros del personal de la escuela de niños intentaron usar alicates, sin suerte.

“No podía hablar”, recordó Mikkola a la estación. “No pude tragar”.

Mikkola también requirió cirugía para sobrevivir a la prueba.

Descubre

Mujer encuentra una nota de SOS dentro de una decoración de Halloween

TE RECOMENDAMOS