Mamá de bebés fallecidos publica un emotivo mensaje a las enfermeras que luchan por salvar cada vida

Por La Gran Época
09 de Enero de 2019 Actualizado: 09 de Enero de 2019

Puede ser muy preocupante para las nuevas mamás que dan a luz prematuramente y tienen que observar cómo esa pequeña y frágil vida permanece dentro de la unidad de cuidados intensivos neonatales, UCIN. Una madre de Illinois ha compartido lo afortunada y agradecida que está por el excelente servicio que recibió de las enfermeras después de dar a luz a trillizos prematuros, de los cuales solo uno sobrevivió.

En el 2013, Stacey Skrysak, presentadora de un noticiero de televisión de Springfield, Illinois, dio a luz a trillizos prematuramente y se entristeció por la pérdida de dos de sus bebés que murieron en menos de dos meses.

En honor al mes de la conciencia de la UCIN, Stacey luego compartió su historia en LoveWhatMatters, y detalló el cuidado que recibió de las enfermeras.

Stacey comenzó expresando su agradecimiento a las enfermeras.

“Querida enfermera de la UCIN, gracias por hacer milagros”, escribió.

Explicó que una enfermera la ayudó a ver a sus bebés por primera vez tomando fotos desde dentro de la UCIN.

Estas fotos permitieron a Stacey “ver el milagro de la vida”.

“Gracias a la enfermera que me presentó a mis hijos por primera vez”, escribió.

Las enfermeras no solo le presentaron a sus bebés, sino que también le ofrecieron “consuelo y amabilidad” a Stacey, y le hicieron saber que sus bebés estaban “en buenas manos”.

Fue devastador para Stacey y su marido después que su primer hijo falleciera a las pocas horas de nacer. Cuando se les dijo semanas después que su segundo hijo había sufrido un daño cerebral, Stacey agradeció a la enfermera que “me dio un pañuelo mientras me dabas un abrazo en silencio”.

“No había palabras que pudieran ayudarnos en lo que estábamos sintiendo, pero ese simple gesto marcó la diferencia”, recordó Stacey.

“A la enfermera que estuvo allí en uno de los peores días de nuestras vidas, gracias por darme el consuelo que necesitaba”.

Las enfermeras incluso llamaron en su día libre para controlar a Stacey y a su familia después de que el segundo niño falleciera trágicamente.

Después de haber permanecido en el hospital durante meses, Stacey había sido testigo de cómo las enfermeras hacían todo lo posible por hacer bien su trabajo.

“Gracias por ser ese hombro en el cual apoyarse cuando necesitábamos desahogarnos, reír o llorar”, escribió.

“Puede que solo estés haciendo tu trabajo, pero estás tocando vidas con cada familia que conoces”.

Esta historia muestra que además de tener los conocimientos necesarios para el trabajo, el personal médico también debe ser empático al tratar con la vida y la muerte.

Mira el vídeo:

Este hombre hizo la cosa más dulce para su mamá

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS