¿Qué le dices a un cónyuge inseguro? Una simple pregunta podría transformar tu relación

Por JOANNE WOOD Y KASSANDRA CORTES
19 de Noviembre de 2019 Actualizado: 19 de Noviembre de 2019

Amar a una persona insegura puede ser frustrante. Siempre sientes que tienes que ofrecer elogios o tranquilidad. No solo puede ser agotador, sino que al tratar de hacer lo que crees que es útil, en realidad podrías empeorar las cosas.

Cuando las personas con inseguridades escuchan algo bueno sobre sí mismas, tienden a dudar o incluso a descartarlo, como lo demuestran muchas investigaciones. Esto significa, de manera bastante desconcertante, que escuchar comentarios positivos a menudo puede aumentar su ansiedad, ya que puede chocar con las opiniones más pesimistas que tienen de sí mismos.

Las personas inseguras pueden preguntarse si su pareja realmente las conoce, o preocuparse de que no puedan cumplir sus expectativas. A veces, los elogios pueden incluso llevar a sus mentes a discutir con ellos mismos y provocar pensamientos desfavorables sobre sí mismos que contradicen esos elogios.

¿Qué pueden hacer las parejas amorosas en su lugar? Intente transmitir curiosidad genuina, en lugar de cumplidos. Hacer una pregunta simple: “¿cómo estuvo tu día?”, puede mostrar preocupación sin provocar una autoevaluación negativa.

¿Por qué es efectivo preguntar “¿cómo estuvo tu día?”? Sugiere que esta expresión de interés, si es genuina, indica preocupación. (Pixel2013/Pixabay)

Estudios recientes de la Universidad de Waterloo, demostraron que hacer esta simple pregunta puede lograr que las personas inseguras se sientan queridas. Realizaron dos estudios con encuestas en los que participaron 359 adultos (de 18 a 66 años) de Estados Unidos que tenían relaciones románticas.

Vuela bajo su radar inseguro

Para determinar el nivel de seguridad y confianza de los participantes en la investigación con respecto al amor de su pareja, les entregaron un cuestionario para evaluar qué tan seguros estaban de que sus parejas los aman, cuan comprometidos están ellos y si les responderán en momentos de necesidad. Otro cuestionario evaluó la satisfacción que tienen de su relación.

En dos estudios encontraron que la satisfacción de aquellos que generalmente se sentían más inseguros en sus relaciones, en realidad aumentó cuando sus parejas les preguntaron sobre su día.

Para las personas con mayor nivel de seguridad, que ya tenían una alta satisfacción en la relación, la pregunta “¿cómo estuvo tu día?”, rara vez significó un impulso, en contraposición a las personas con menor seguridad.

pareja
“¿Cómo estuvo tu tarea? ¿La disfrutaste?”, estas simples preguntas puedes cambiar el día de tu pareja. (Pexels/Pixabay)

¿Por qué es efectivo preguntar “¿cómo estuvo tu día?”? Sugiere que esta expresión de interés, si es genuina, indica preocupación.

Para probar la idea, realizaron otro estudio. Los participantes leyeron un escenario en el que una pareja, Mike y Sarah, tuvieron una conversación breve y agradable después de que Sarah llegara a casa del trabajo. Los participantes en un grupo leyeron que durante esa conversación, Mike le preguntó a Sarah sobre su día. Los participantes en un segundo grupo no recibieron este detalle.

Los que leyeron que Mike le preguntó a Sarah sobre su día, predijeron que Sarah se sentía más apreciada por su pareja, que los participantes a quienes no se les dio este detalle. El beneficio no se derivó de que Sarah describiera su día. Cuando los participantes leyeron un escenario sobre Sarah describiendo su día, a pesar de que Mike no había preguntado, los participantes pensaron que Sarah no se sentiría tan apreciada como cuando Mike le preguntó directamente.

Los investigadores sospecharon que la señal de que le importa a su pareja, funciona especialmente bien para las personas con poca seguridad, porque es algo sutil y que no presenta amenaza. Esto no los hace cuestionarse, el porqué le están preguntando o si se lo merecen. Por lo tanto, preguntar sobre el día de una pareja insegura puede pasar desapercibido.

La curiosidad es más efectiva que la alabanza

No hay nada especial en las cuatro palabras “¿cómo estuvo tu día?”. Más bien, mostrar interés genuino es especial.

En un estudio final, llevaron 162 parejas románticas (estudiantes universitarios o de la comunidad, entre 17 y 47 años de edad) al laboratorio y las separaron, aparentemente para trabajar en diferentes tareas.

pareja
Mostrar atención e interés en alguien, especialmente en una sociedad tan llena de distracciones como la nuestra, puede ser la señal más importante de interés que existe. (Free-Photos/Pixabay)

Hicieron creer a los participantes que su compañero les había escrito una nota. En un grupo, los compañeros simplemente describieron sus propias experiencias, mientras que en el otro grupo, los compañeros describieron sus propias experiencias, pero también preguntaron: “¿Cómo estuvo tu tarea? ¿La disfrutaste?”.

Los compañeros con menos seguridad que recibieron la nota que les preguntaba sobre sus experiencias se sintieron más queridos por sus parejas que aquellos a quienes no se les preguntó. Por el contrario, para las personas con mayor seguridad, preguntarles, en realidad no importaba. Los investigadores sospechan que las personas con alta seguridad no necesitan la señal de interés de su pareja para sentirse valorados.

En la investigación no se sugiere que dejen de elogiar a su pareja insegura por completo. La ausencia total de elogios podría ser perjudicial, especialmente si su pareja pide elogios o que lo hagan sentir seguro. Pero los elogios no pueden lograr lo que quiere. No cuente con la tranquilidad de convencer a su pareja de que le importa solo con elogios.

En cambio, muestre interés en él o ella preguntándole “¿cómo estuvo tu día?”. Mostrar atención e interés en alguien, especialmente en una sociedad tan llena de distracciones como la nuestra, puede ser la señal más importante de interés que existe.

Joanne Wood es profesora de psicología en la Universidad de Waterloo en Canadá, y Kassandra Cortes es profesora asistente en la Escuela de Negocios y Economía de Lazaridis, Universidad Wilfrid Laurier en Canadá. Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation.

*****

Puede interesarte:

¡El viaje de un ingeniero de software hacia el éxito y la felicidad!

TE RECOMENDAMOS